Los geranios necesitan luz para florecer

Los geranios son plantas muy queridas. En un balcón o en un patio quedan perfectos. Aunque es verdad que necesitan protección contra las heladas, si es necesario se pueden tener en casa durante el invierno sin problemas. En cuanto mejoran las temperaturas, se sacan fuera y luego solo hay que esperar a que den flores.

Pero a veces esto no ocurre. De hecho, si están pasándolo mal por algún motivo, esas flores tardan en aparecer. Afortunadamente, existen varios trucos para que florezcan los geranios que son fáciles de poner en práctica.

Ponlos en una zona con luz

Los geranios son plantas que pueden cultivarse en macetas

Estas preciosas plantas no pueden florecer si no tienen luz. Esta ha de ser natural, es decir, ha de proceder del Sol, ya que la luz de casa no es lo suficientemente intensa para que sirva como estimulante del crecimiento de los geranios. Pero cuidado: no los expongas al astro rey de forma directa si antes estaban en sombra o dentro de casa, puesto que al día siguiente verías que sus hojas están total o parcialmente quemadas.

Aún y así, es muy importante que sepas que pueden florecer en semisombra (no sombra total), algo que sin duda es interesante cuando se vive por ejemplo en un piso en el que no llegan bien los rayos del sol.

Dales espacio

Cuando compramos una planta tenemos que pensar que, casi con total seguridad, lleva mucho tiempo en esa maceta. Ha de ser así, puesto que al vivero no le interesa vender ejemplares jóvenes sin enraizar, ya que por lo general estos son muy pequeños. Esto no es problema; es más, es perfecto, puesto que sirve para que tú, como comprador, consigas una planta sana, que podrás trasplantar fácilmente.

Pero no siempre se trasplanta. Y esto sí es un inconveniente para el geranio. Las raíces crecerán hasta que se queden sin tierra y sin espacio. Cuando eso suceda, no habrá más crecimiento ni tampoco flores. Por eso es necesario que se vayan pasando a macetas mayores cada cierto tiempo, o que se planten en el jardín si el clima es cálido o suave, y el terreno drena bien el agua.

Artículo relacionado:

Trasplantar plantas

Abona tus geranios

El compost es un buen abono natural

Especialmente si los tienes en macetas, es recomendable que los abones en primavera y verano. Y es que va a llegar un momento en el que no habrá necesidad de trasplantarlos, puesto que los geranios son plantas relativamente pequeñas. Es más, lo habitual es que estén en recipientes de, como máximo, 30 o 40 centímetros de diámetro.

Así pues, para que las raíces no se queden sin nutrientes, y de paso para conseguir disfrutar de nuevo de las flores, los abonaremos con cualquiera de estos abonos:

  • Abonos orgánicos: cualquiera servirá. Compost, humus, abono verde, guano, estiércol de animales herbívoros, cáscaras de huevo y/o de plátano,… Echa un puñado por planta, y si quieres mézclalo con la capa más superficial de la tierra.
  • Fertilizantes (abonos químicos): para que florezcan, recomendamos uno para plantas con flor, o uno específico para geranios (en venta aquí). Léete la etiqueta de »Modo de empleo» para saber cómo usarlo, cada cuánto y qué dosis aplicarle; así no habrá riesgo de sobredosis.

Riega solo cuando sea necesario

Ya, lo sé: con esto parece que no te esté diciendo nada. Y desde luego de truco no tiene mucho…, ¿o tal vez sí? Bueno, depende de cómo se mire. Controlar los riegos no es tarea sencilla. No es algo que se aprenda de un día para otro. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta: el clima de la zona, el tipo de sustrato o tierra que tenga la planta, el tamaño de la susodicha, si está fuera o dentro de casa,…

De entrada, a los geranios no les gusta tener la tierra seca del todo, pero tampoco soportarían tener las raíces encharcadas. Hay que saber que la capa más superficial, al estar expuesta, se seca con rapidez, pero las que están más hacia el interior permanecen húmedas más tiempo. Por este motivo, es importante comprobar la humedad de la tierra, y hay varias maneras de hacerlo: con un medidor, introduciendo un palo fino de madera, o incluso si está en maceta simplemente cogiéndola en cuanto se riega y de nuevo pasados unos días.

¿Qué agua usar? Lo ideal sería que fuera la de lluvia, pero dado que no siempre es fácil conseguirla, puede ser la que es apta para consumo humano, o la del grifo si como mínimo se puede usar para cocinar sin tener que hervirla antes.

Realiza tratamientos preventivos contra la mariposa del geranio

La mariposa del geranio es una plaga importante

Imagen – Wikimedia/Carlos Delgado

La mariposa del geranio, cuyo nombre científico es Cacireus marshalli, es un insecto que causa muchos daños a nuestras plantas favoritas. Durante su fase larvaria (verás larvas pequeñas de color verde) perfora los tallos y se va comiendo el interior de los mismos, con lo cual, los geranios dejan de crecer, y por supuesto también de producir flores.

Una manera eficaz de evitar que esto suceda es realizando tratamientos en primavera y verano con Cipermetrina 10%, o con uno específico contra este enemigo del geranio (puedes comprarlo aquí). Sigue las instrucciones que estarán especificadas en el envase, y así podrás olvidarte de esta plaga.

Poda tus geranios

A finales del invierno es muy interesante podarlos para lograr que saquen más tallos, de los cuales surgirán nuevas flores. Esas podas no han de ser drásticas; es decir, no tenemos que cortar los tallos casi a ras de suelo porque probablemente nos cargaríamos la planta. Lo que sí hay que hacer es reducir la longitud de los mismos un poco. Por ejemplo, si miden 20 centímetros, quitarles 5cm; si miden 40cm, les quitamos 10cm.

Usa tijeras de podar que estén limpias y desinfectadas. También es recomendable sellar las heridas con pasta cicatrizante, sobre todo si por tu zona suele llover en esa estación, puesto que así se previenen infecciones.

Como ves, no hay solo un truco para que florezcan los geranios, si no hay que unos cuantos más. Aunque más que trucos, son consejos que a veces pasamos por alto y que en Jardinería On queremos ofrecerte. De esta forma, esperamos que puedas disfrutar, de nuevo, de las flores de tus plantas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *