Las flores de la Aristolochia suelen ser rojizas

Imagen – Flickr/PINKE

El género de plantas Aristolochia se caracterizan por tener flores muy curiosas, motivo por el que son interesantes para cultivar en los jardines, o si se prefiere en las terrazas o balcones, donde quedarán estupendas si se deja que sus tallos cuelguen.

Sus hojas también tienen valor ornamental, aunque no te vamos a engañar: este sube notablemente cuando las plantas florecen.

Origen y características de las Aristolochia

Las Aristolochia son hierbas perennes o arbustos perennifolios o caducifolios de dependiendo de la especie que crecen, la mayoría de hábito trepador, originarios de las regiones tropicales, subtropicales y templadas del mundo, excepto de Australia. Desarrollan un tallo del que brotan hojas simples, con forma cordada y membranosas, y que tienen una disposición alterna.

Sus flores tienen la particularidad de no poseer corola. El perianto está cubierto de pelos en su interior, los cuales actúan un poco como trampa para moscas. El cáliz se divide en una a tres partes, y tiene de tres a seis dientes, pero no siempre se distinguen bien ya que los sépalos se unen.

Para conseguir ser polinizada, las de muchas especies desprenden un aroma intenso y desagradable que atrae a los insectos. Estos, una vez llegan a la flor, han de introducirse en ellas. Y al salir, sus cuerpos habrán quedado impregnados de polen, el cual acabará en otras flores de Aristolochia si hay alguna cerca.

Principales especies

Las más populares son:

Aristolochia baetica

Vista de la Aristolochia baetica

Imagen – Wikimedia/Daniel Capilla

La Aristolochia baetica es una hierba perenne trepadora originaria del norte de África y el sur de la Península Ibérica que desarrolla tallos desde 60 centímetros hasta los 4 metros. Sus flores miden de 2 a 8 centímetros, y son de color pardo-púrpura.

Aristolochia clematitis

Vista de la Aristolochia clematitis

Imagen – Wikimedia/H. Zell

La Aristolochia clematitis, conocida como clematítide, es originaria de Europa meridional y norte de África. En España es común en Cataluña. Es una planta perenne, de tipo herbáceo, que alcanza unos 50 centímetros de altura. Sus hojas son verdes y desprenden mal olor. Las flores son amarillas.

En la Comunidad Valenciana (España), está considerada planta en peligro de extinción, motivo por el que no está permitida su recolección.

Usos

En Egipto, durante la época de los faraones, cuando una persona era mordida por una serpiente venenosa, se utilizaba esta planta para curar esas heridas. Sin embargo, no se recomienda su consumo ya que puede causar problemas renales y cáncer, al igual que todas las especies del género.

Aristolochia elegans

Vista de la Aristolochia littoralis

Aristolochia elegans es un nombre científico que ha pasado a ser sinónimo de Aristolochia littoralis, siendo este último el nombre, vamos a decir, más correcto, de la planta. Es una trepadora perennifolia nativa de Brasil, que se ha naturalizado en los Estados Unidos y en Australia. Popularmente se la conoce como flor de calicó, y desarrolla tallos de hasta 8 metros de alto. Sus flores son de color púrpura oscuro.

Aristolochia gigantea

Vista de la Aristolochia gigantea

La Aristolochia gigantea, conocida como aristoloquia gigante, es una trepadora perennifolia originaria de Brasil, Colombia y Panamá. Es bastante similar a la anterior, aunque ella llega a medir 10 metros en vez de 8. Además, sus flores son grandes, de hasta 20 centímetros, y a diferencia de otras especies, apenas huelen.

Aristolochia grandiflora

Vista de la Aristolochia grandiflora

Imagen – Wikimedia/Maja Dumat

La Aristolochia grandiflora es una trepadora caducifolia nativa del Caribe, y se ha introducido en Florida (Estados Unidos). Alcanza una altura de 4-5 metros, y sus flores son de color verdoso con los nervios de color rojo oscuro. Estas emiten un olor muy desagradable para los humanos.

Usos

Se ha utilizado para curar las mordeduras de serpiente, pero se desaconseja su consumo.

Aristolochia longa

Vista de la Aristolochia longa

Imagen – Flickr/Juan José Sánchez

El nombre Aristolochia longa es sinónimo de Aristolochia fontanesii. Se trata de una planta perenne originaria de África, que se ha introducido en las Islas Canarias (España). Alcanza una altura de unos 40-60 centímetros, y sus flores tienen forma de tubo, de color amarillo-verdoso.

Aristolochia paucinervis

Vista de la Aristolochia paucinervis

La Aristolochia paucinervis, conocida como pistoloquia, es una planta herbácea perenne originaria de la región mediterránea y de la Macaronesia, que alcanza una altura de 40 centímetros. Sus flores son de color pardusco.

Aristolochia pistolochia

Vista de la flor de la Aristolochia pistolochia

Imagen – Wikimedia/Alberto Salguero

La Aristolochia pistolochia es una planta herbácea de ciclo anual originaria del sur de Francia y de la región mediterránea de la Península Ibérica. Alcanza una altura de 30 centímetros, y sus flores son de color amarillo, con el interior rojo oscuro.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darles?

Son muchas las especies de Aristolochia que se cultivan como plantas ornamentales, y todas ellas son trepadoras. Por lo tanto, es importante saber cómo cuidarlas:

  • Ubicación: si va a estar fuera, hay que ponerla en semisombra o en sombra; pero si está dentro de casa es necesario que la habitación tenga mucha claridad.
  • Tierra o sustrato: ha de tener un buen drenaje. Si el agua permanece encharcada sus raíces no lo soportarán. Por ello, también es imprescindible que, de cultivarla en maceta, esta tenga agujeros en la base.
  • Riego: hay que procurar que la tierra no permanezca seca mucho tiempo. En verano el riego será abundante, mientras que en invierno se regará solo de vez en cuando.
  • Abonado: es aconsejable echarle abono orgánico en primavera, así como en verano.
  • Multiplicación: por semillas o esquejes en primavera.
  • Trasplante: si es necesario, se trasplantará en primavera.
  • Rusticidad: la mayoría no resisten las heladas, exceptuando las especies mediterráneas (A. clematitis, A. paucinervis, entre otras), que sí aguantan temperaturas de hasta -4ºC.
La Aristolochia es un género de plantas trepadoras

Imagen – Wikimedia/C T Johansson

¿Te gustan las Aristolochia?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *