El Taxodium es un árbol de tipo conífera

Imagen – Flickr/cskk

Los Taxodium son un género de árboles que suelen encontrarse en zonas pantanosas, motivo por el que son unos de los más recomendados para plantar en aquellos terrenos con tendencia a encharcarse, o en los jardines que están en regiones donde llueve con mucha frecuencia. No obstante, también se dan bastante bien en áreas que no son tan húmedas, pero así y todo es importante que no les falte agua en ningún momento.

Alcanzan alturas impresionantes, de hasta 45 metros. Gracias a ello, son de esos árboles que más pueden destacar en un terreno, y también, de los que más sombra pueden llegar a dar. Además, es interesante saber que existen varios tipos de Taxodium. ¿Los conocemos?

Origen y características de los Taxodium

Los Taxodium producen raíces aéreas

Los Taxodium son coníferas que pertenecen a la familia Cupressaceae, y que son originarios del sur de América del Norte. Habitan básicamente en las regiones pantanosas, donde pueden llegar a desarrollar troncos de más de 40 metros de altura y de hasta 3 metros de diámetro. Asimismo, si se encuentran en lugares anegados producen neumatóforos, que son raíces aéreas que les sirven para poder respirar.

Las hojas tienen forma de acícula, son de color verde, y miden entre 0,5 y 2 centímetros de largo. Se comportan como caducifolios si tanto el otoño como el invierno son fríos y se registran heladas importantes, pero cuando el clima es un poco más suave son semi-perennes; es decir, que pierden solo una parte de las hojas que pueblan su copa. También es importante decir que durante el otoño estas se pueden volver rojizas antes de desprenderse de la rama.

En cuanto a las flores, no tienen. Se cree que los Taxodium empezaron su evolución durante el Cretácico Superior, hace entre 100 y 66 millones de años, y por aquella época en las regiones templadas seguían prosperando las coníferas, ya que era donde menos diversidad de fauna (y por consiguiente, también menos candidatos a polinizadores) había.

Pero lo que sí hacen es producir conos globosos femeninos o masculinos que miden unos 3 centímetros de diámetro. Estos conos tardan bastante en madurar una vez que se ha producido la polinización: entre 7 y 9 meses. Una vez lo hacen, sus escamas se abren, liberando las semillas.

Como curiosidad, decirte que se han encontrado fósiles de Taxodium en Europa: uno de ellos es de una hoja fosilizada de la especie Taxodium dubium, ya extinta, que vivía en lo que es hoy Alemania hasta hace aproximadamente unos 2’5 millones de años.

Tipos de Taxodium

En la actualidad se aceptan tres tipos de Taxodium, si bien hay botánicos que consideran que solo hay dos, y otros solo una. Pero dado que viven en lugares distintos, y tienen tamaños también diferentes, vamos a ver cómo esas tres especies:

Taxodium ascendens

El Taxodium ascendens es una conífera caducifolia o semi-perennifolia conocida como ciprés de los pantanos. Vive en las costas de Carolina del Norte y llega hasta el sudeste de Luisiana, en concreto en pantanos y ríos. Crece entre 20 y 35 metros de altura. Las hojas son aciculares, delgadas y miden entre 3 y 10 milímetros de largo. Sus conos miden 2,5 centímetros de diámetro.

Suele considerarse una variedad del Taxodium distichum, pasando a llamarse Taxodium distichum var imbricatum, pero tanto las hojas como los conos son más pequeños que este. Asimismo, el T. ascendens prefiere suelos que no tengan grandes concentraciones de limo*.

*Nota: el limo es un tipo de sedimento que es arrastrado por los ríos y el viento, y que suele ser muy rico en materia orgánica. También es conocido como barro o lodo.

Taxodium distichum

El Taxodium distichum es una especie caducifolia llamada ciprés de los pantanos o ciprés clavo, y que vive en el sudeste de los Estados Unidos. Para ser más específicos, en los humedales, aunque se adapta a los terrenos más secos. Alcanza una altura de 40 metros, y desarrolla una copa piramidal o cónica. Sus ramas tienden a crecer de manera horizontal, y sus hojas miden entre 15 y 20 milímetros de largo. Produce conos de hasta 3,5 centímetros, siendo los masculinos más pequeños.

Se introdujo en Europa hacia el 1640, pero lo cierto es que esta especie ya había vivido antes en el Viejo Continente hace unos 8 millones de años. Prueba de ello son los restos fosilizados que se encontraron en Hungría en julio de 2007 (si quieres saber más al respecto, pincha aquí).

Taxodium mucronatum

El Taxodium mucronatum (ahora Taxodium huegelii) es una variedad perennifolia o semi-perennifolia conocida como ahuehuete. Es nativa de México, si bien puede encontrarse tanto en el sur de Texas como en el noroeste de Guatemala de forma aislada. Alcanza una altura de hasta 40 metros, y sus hojas miden 1-2 centímetros de largo. En cuanto a los conos, estos tienen forma oval o esférica, y miden entre 1,5 a 2,5 centímetros.

A diferencia de los dos anteriores, este es el único que de forma silvestre solo crece en terrenos pantanosos. Puede adaptarse a aquellos más secos, pero tendrá un mejor desarrollo si se tiene en una zona donde, o bien hay agua dulce estancada, o bien donde las lluvias son muy abundantes.

¿Cuál de ellos te gusta más?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *