Hay muchos vegetales que se utilizan a nivel culinario

La rúcula es una hierba anual perteneciente a la familia Brasicaceae, también llamadas Crucíferas. El nombre científico de este vegetal es Eruca vesicaria Cavanilles, pero también se la conoce como eruga, oruga, arugula, rocket o jamarguillo. A pesar de ser originaria de Asia occidental y del sur de Europa, esta planta se ha hecho famosa a nivel mundial por sus muchos usos a nivel culinario. Por ello no es de extrañar que cada vez más personas estén interesadas en sembrar rúcula.

Si eres una de ellas, estás en el sitio adecuado. Aquí te explicamos cuándo sembrar rúcula, cómo hacerlo y varios aspectos a tener en cuenta para cultivar este vegetal.

¿Cuándo se siembra la rúcula?

Es recomendable comenzar a sembrar rúcula en primavera

Para sembrar rúcula es importante saber cuándo debemos hacerlo, ya sea en huertos de campo, urbanos o en jardín. Podemos iniciar su siembra en primavera, verano o en otoño. Sin embargo, la mejor estación es la primavera ya que esta planta requiere mucha luz solar para su crecimiento. Por ello, también es importante ubicar nuestro cultivo en un lugar soleado. Pero cuidado, porque un exceso de sol acaba produciendo un sabor muy amargo en las hojas de la rúcula.

También es importante tener en cuenta el clima de la zona. Lo ideal es un clima cálido pero con temperaturas suaves. Esto es muy típico de la zona del Mediterráneo. La temperatura más baja que puede soportar este vegetal son diez grados bajo cero. En el caso de que la temperatura descienda más, la rúcula ya no será capaz de desarrollarse. Queda por destacar que la temperatura ideal para el cultivo de la rúcula se encuentra entre los 15ºC y los 25ºC. En cuanto al tipo de suelo, esta planta se adapta a cualquiera. No obstante, prefiere los permeables, calcáreos, bien drenados y ricos en materia orgánica.

¿Cómo se siembra la semilla de rúcula?

Sembrar rúcula es bastante sencillo

Una vez que tenemos claro cuándo y dónde sembrar rúcula, toca averiguar cómo hacerlo. Para ello nos harán falta semillas. Estas se venden en sobres en tiendas especializadas o grandes almacenes de bricolaje y jardinería. La mejor forma de sembrar este vegetal es a golpes con dos o tres semillas en cada espacio. Se deben enterrar más o menos a una profundidad de un centímetro. La distancia que debe haber entre cada planta es de 15 a 20 centímetros mientras que entre hileras es recomendable una distancia de unos 30 centímetros.

Respecto a la germinación, esta se producirá al cabo de 10 a 14 días. Durante todo este período debemos procurar que el sustrato esté húmedo y abonado. Además, la temperatura del suelo deber mantenerse por encima de los 15ºC. Una vez que hayan germinado, hay que ir eliminando las hierbas que pueden aparecer alrededor de la rúcula para que no les quiten nutrientes. Los riegos deben ser regulares y el abonado se debe llevar a cabo cada 15 días.

Artículo relacionado:

Cultivo de la rúcula

En cuanto al fertilizante, es recomendable que sea equilibrado con microelementos según la dosis que recomiende el fabricante. Es muy importante evitar fertilizantes muy ricos en nitrógeno. Si bien es cierto que con el nitrógeno se favorece el desarrollo foliar de la planta, un exceso puede interferir en la turgencia de la rúcula y provocar así la aparición de ciertas enfermedades.

Sembrar rúcula en macetas

En el caso de que queramos sembrar rúcula de forma más casera, podemos hacerlo en jardineras en huertos urbanos o en macetas. Así podemos tenerlas en nuestra terraza o en el balcón. Aunque la época de siembra sigue siendo la misma en este caso, hay algunos aspectos que debemos tener en cuenta. Los recipientes en los que colocaremos estos vegetales deben estar ubicados en un lugar soleado pero a la vez protegido de vientos fuertes. Puede parecer sencillo, pero recordemos que, generalmente, los edificios están más expuestos al viento.

Artículo relacionado:

Rúcula en maceta

Puesto que el sistema radicular perteneciente a la rúcula no es muy profundo, las macetas no tienen que ser muy altas. En cuanto al sustrato, es recomendable mezclar el de plantación con un 20% de tierra de campo y alrededor del 10% de tierra arcillosa.

¿Cuánto tiempo se demora en crecer la rúcula?

Cuando hablamos de la duración del cultivo nos referimos al período que comprende desde la siempre del vegetal hasta su recolección. En el caso de la rúcula, si agotamos el tiempo hasta el final suelen ser unos cuatro meses en total. La recolección de esta planta se lleva a cabo manualmente con varios pases durante el período del cultivo, según las necesidades que tengamos.

Plagas y enfermedades

Si se hace todo bien, es decir, si tanto la densidad del cultivo como el abonado y el riego son los correctos, son muy pocas las plagas y enfermedades que pueden aparecer en la rúcula. Esto se debe a que es una planta bastante rústica y a que su cultivo tiene una duración muy corta, de pocos meses. Sin embargo, sí que existen enfermedades y plagas, aunque sean pocas. Una de las plagas más habituales es el llamado pulgón, y entre las enfermedades más comunes se encuentran el oídio y la roya.

Consejos y curiosidades

Hay muy pocas plagas y enfermedades que afectan a la rúcula

Finalmente vamos a comentar algunas curiosidades y consejos acerca del cultivo de este vegetal. Aunque ya sepamos cómo sembrar rúcula, es recomendable echar un vistazo a esta lista:

  • Las flores de la rúcula se pueden añadir a las ensaladas.
  • Una vez que la planta haya producido flores, las hojas suelen tener un sabor más amargo.
  • Se debe evitar cultivar rúcula con nabos, coles, rábanos u otras plantas pertenecientes a la misma familia. Esto es recomendable para evitar la asociación o rotación de cultivos que se encuentran en un mismo terreno. Es posible que aparezcan ciertos problemas que están indirectamente relacionados con las plagas y las enfermedades.
  • En cambio, se recomienda cultivar la rúcula junto con berenjenas, tomates, pimientos o lechugas.

Ahora que ya sabemos cómo sembrar rúcula, sólo nos queda ponernos manos a la obra. El cultivo y mantenimiento de este vegetal es muy sencillo, por lo que no deberíamos tener muchos problemas si lo hacemos. Podéis dejarnos vuestras experiencias en los comentarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *