La ruderales son plantas capaces de crecer en lugar con la biomasa destruida

¿Alguna vez os habéis fijado en las hierbas que salen entre las rachuelas del suel0? ¿O en las que crecen junto a las vías de tren? Estas plantas prosperan en lugares que jamás habríamos dado por válidos para los vegetales. Son las ruderales y se caracterizan especialmente por su capacidad de desarrollarse en lugares muy pobres o destruidos a nivel botánico.

También destacan por su diversidad en cuanto a hábitats. Podemos encontrar las mismas especies de plantas ruderales en muchísimos lugares diferentes del mundo. Si te interesa el tema y quieres saber más acerca de estos curiosos vegetales, te recomiendo que sigas leyendo.

¿Qué son las plantas ruderales?

Las plantas ruderales se caracterizan por vivir en muchos hábitats diferentes

Las ruderales son plantas normalmente de tamaño pequeño que aparecen en hábitats que han sido muy alterados por el ser humano. Ejemplos para ello son los bordes de caminos, zonas urbanas o los campos de cultivos que están abandonados. La palabra «ruderal» proviene del latín ruderis y significa «escombro».

Una parte de las ruderales se pueden clasificar también como vegetación arvense, junto a las malezas y a la mala hierba. Estas son plantas que crecen de manera silvestre en una zona cultivada y controlada por los humanos, como por ejemplos los campos de cultivos o los jardines. Tanto las plantas ruderales como las arvenses poseen un carácter nitrófilo muy marcado, es decir, habitan en lugares cuyo nivel de nitrógeno es muy elevado.

Artículo relacionado:

Ilustración botánica

En el año 1975, el ecólogo John Philip Grime describió su teoría acerca de las estrategias de vida de los vegetales ruderales. Según él, las plantas se pueden clasificar en un total de tres tipos diferentes según su respuesta a distintos factores ambientales:

  1. Competidoras (C)
  2. Resistentes al estrés (S)
  3. Ruderales (R)

De ahí que esta propuesta de John Philip Grime sea conocida como la teoría CSR. La ruderalidad que posee una especie puede ser cuantificada. Además, se define como la habilidad de prosperar incluso en sitios donde existen diversas perturbaciones provocadas por la destrucción total o parcial de la biomasa vegetal.

Características de las ruderales

Según la clasificación propuesta por John Philip Grime, las plantas ruderales tienen las siguientes características:

  • Tamaño pequeño
  • Ramificación escasa
  • Ciclos de vida cortos
  • Potencial reproductivo fuerte
  • Crecimiento rápido

Debido a esto, su distribución geográfica es muy amplia. Además, las plantas ruderales son vegetales anuales o bi-anuales.

Ejemplos de plantas ruderales

Ahora que ya sabemos lo que son las plantas ruderales, vamos a comentar algunos ejemplos de especies pertenecientes a este grupo.

Amaranthus palmeri

La Amaranthus palmeri penas se cultiva y es considerada una mala hierba nociva

En primer lugar tenemos a la Amaranthus palmeri, que forma parte de la familia Amaranthaceae. Se trata de una planta glabra con tallos erectos y ramas ascendentes. Las hojas tienen un peciolo largo y sus espigas son lineales. Aunque es originaria de Norteamérica, a día de hoy la podemos encontrar por todo ese continente, Europa y Australia.

A pesar de que sus semillas, hojas y tallos son muy nutritivos para nosotros, para los animales de ganado es una planta tóxica, ya que sus hojas contienen nitratos. Por ello a penas se cultiva y es considerada una mala hierba nociva. Además, esta maleza representa una amenaza a la producción tanto de soja en Argentina como de algodón en el sur de Estados Unidos, ya que por esas zonas, la Amaranthus palmeri ha desarrollado una eficaz resistencia al herbicida glifosato.

Chelidonium majus

La Chelidonium majus es una platan ruderal con flores amarillas

Continuamos con otro ejemplo de plantas ruderales: Chelidonium majus, también conocida como golondrina o celidonia mayor. Este vegetal herbáceo perenne pertenece a la familia de las amapolas y tiene hojas muy divididas y tallos frágiles y muy ramificados. Sus flores son amarillas mientras que las semillas son negras y pequeñas.

En cuanto a su aplicación, son varias. La celidonia mayor tiene propiedades curativas con efectos antiespasmódicos, colagogos, coleréticos, sedantes del sistema nervioso central, hipolipemiantes, hipnóticos, antitusivos y analgésicos. Por ello, se utiliza en casos de asma, bronquitis, tos irritativa, etc. Además, su jugo es cáustico por lo que es indicado para cerrar heridas y para tratar callos, verrugas y tumores. No obstante, su toxicidad es alta, por lo que nunca se debe consumir únicamente esta planta sin mezclarla con más hierbas, ni en cantidades elevadas.

Datura stramonium

Un ejemplo de planta ruderal es la Datura stramonium

Otra de las plantas ruderales es la Datura stramonium o estramonio. Se trata de una especie de angiosperma perteneciente al género Datura y a la familia Solanaceae. Esta planta cosmopolita es venenosa y crece en zonas cálidas eutrofizadas como por ejemplo establos, orillas de ríos, estercoleros, vertederos de basura y escombreras. Los expertos creen que proviene de México. Sin embargo, actualmente la podemos encontrar en diversas zonas templadas de todo el mundo.

La Datura stramonium es una hierba anual con tallos cilíndricos y una ramificación considerada falsamente dicótoma. En cuanto a las hojas de esta planta, son dentadas y agudas y tienen una fila de pelos en la parte superior. Los pétalos de sus flores suelen ser blancos con uns bordes violetas. En cambio, las semillas son negras. El fruto del estramonio es ovoide y tiene pelos muy cortos y más de 35 espinas.

Daucus carota

La Daucus carota, conocida como zanahoria, es una planta ruderal

También la Daucus carota, perteneciente a la familia de las apiáceas, es una planta ruderal. Seguro que todos la conocemos, pero con otro nombre: Zanahoria. Dentro de su familia es la más importante y la de mayor consumo. Por ello no es de extrañar que se cultive en grandes cantidades por su raíz naranja. Esta planta bienal forma una roseta de hojas tanto en otoño como en invierno, mientras va desarrollando una fina raíz napiforme. El objetivo de la raíz es almacenar azúcar en grandes cantidades para que el vegetal pueda florecer al año siguiente.

A pesar de que las plantas ruderales puedan ser nocivas para la salud, problemáticas para los cultivos y no deseadas en nuestros jardines, son unos vegetales con unas habilidades de supervivencia extraordinarias, por no hablar de la importancia que pueden tener a nivel ecológico. Al final, todo está conectado entre sí y deberíamos intentar mantener el equilibrio natural de las cosas, o al menos no seguir interfiriendo en él mediante la extinción de especies tanto de animales como de plantas o la destrucción de ecosistemas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *