plantas que necesitan humedad

En el ámbito de la jardinería y la agricultura utilizar la capilaridad del agua como propiedad es bastante interesante. Se trata de una propiedad que tiene agua que le permite distribuirse por espacios de un tamaño muy pequeño y acabar en todos los lugares. Si se hace bien, se puede emplear un sistema de riego por capilaridad tanto en jardinería como en la agricultura para poder regar a las plantas y cultivos. Es un sistema que tiene bastantes ventajas, sobre todo a la hora de ahorrar agua.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre el riego por capilaridad, sus características y sus ventajas.

Qué es el riego por capilaridad

riego por capilaridad

El riego por capilaridad es una técnica que permite optimizar mucho mejor la utilización de recursos hídricos en el ámbito de la jardinería, agricultura y en jardines caseros. La capilaridad es la capacidad que tiene el agua para poder filtrarse de distribuirse por todos los espacios de aire hasta cubrirlos. De esta forma, las plantas pueden tomar la cantidad de agua que necesitan en el momento exacto para poder crecer.

Gracias al riego por capilaridad se puede optimizar bastante bien la cantidad de agua que se emplea para que las plantas utilicen el agua que necesiten sin excesos para no despilfarrar este recurso tan preciado. Además, al no despilfarrar agua, también estamos abaratando costes de producción en agricultura. Este sistema es bastante interesante puesto que es un mecanismo que ayuda a evitar dedicar demasiado tiempo al riego de las plantas. Sobre todo, cuando tienes un huerto algo más grande te puede llevar bastante tiempo regar.

Si tenemos en cuenta las exigencias de las diversas plantas ante el riego, es un mecanismo bastante útil que puede dar a cada planta lo necesario para abastecer su demanda. También es considerado como una estrategia de mucha utilidad para ayudar en el ahorro de agua, lo que significa una disminución importante en la factura del agua cada mes.

Qué plantas se benefician

sistemas de riego por capilaridad

Una vez colocamos un sistema de riego por capilaridad, debemos conocer bien qué plantas son las que se benefician. Es un sistema que se puede utilizar con casi cualquier especie vegetal. Y es que las raíces de las plantas cuentan con unos pelillos de un tamaño muy pequeño que se encargan de absorber el agua de la tierra. Es un mecanismo que se aplica tanto especies pequeñas como para grandes árboles.

Lo único a lo que se debe prestar atención a la hora de cuidar bien a las plantas es a las necesidades individuales de cada especie. Esto es debido a que, dependiendo de ello, el tiempo de duración del agua en el tanque será uno u otro. Tampoco podemos tener almacenar el agua durante demasiado tiempo puesto que perdería calidad.

Cómo instalar nuestro propio sistema de riego por capilaridad

regar plantas en verano

Vamos a dar los pasos principales para poder instalar un sistema de riego por capilaridad en nuestro huerto casero. Se puede realizar de diferentes formas. Vamos a explicar una de las formas más completas.

Debes definir un área en el terreno que vas a emplear para crear el huerto con el sistema de riego. A continuación, abre un agujero de la amplitud del espacio que vas a sembrar teniendo en cuenta que la profundidad debe ser de, al menos, 50 centímetros. Los agujeros deben estar distribuidos entre el tanque del agua y la zona donde están sembradas las plantas. Hay que nivelar el terreno bastante bien para asegurar que el agua se pueda distribuir de manera uniforme por toda la superficie. Si el agua quedas está cada en alguna esquina, el proceso no podrá ser eficiente.

Debemos tener en cuenta que la capilaridad del agua se debe utilizar bien para poder aprovecharla. Te debes asegurar de que no existen piedras u otros elementos que puedan perjudicar las capas de telas impermeables que se colocarán a continuación. Es necesario regular la intensidad de riego en todo momento. Para ello, riega con abundancia la tierra en principio de la base para asegurar que se puedan compactar. El proceso de riego al principio ayuda a nivelar bien el terreno.

Después de todo ello, es necesario colocar las telas impermeables que evitarán que el agua pueda ser absorbida por la tierra de abajo. También debes asegurarte de cubrir las paredes. Puedes tener un tubo de pvc en forma de L para que pueda desempeñar varias funciones. La primera es servir de contacto al exterior para poder rellenar la fosa de agua cuando sea necesario. Gracias a este tipo de tuberías podemos distribuir de forma equitativa toda el agua en el interior de la fosa. Los agujeros tendrán que tener la dirección hacia el fondo para que las plantas puedan absorber bien el agua. De lo contrario, las raíces podrían taparlos.

La otra parte del tubo debe estar orientado hacia la parte de la superficie para que se pueda verter el agua cuando se necesite. Hay que cubrir todos los espacios con tierra y rellenar la base de la fosa con una capa de grava de tamaño mediano. Es importante asegurarse que tenga una distribución uniforme. Es necesario cubrir con una malla antimalezas la estructura de la fosa de agua para impedir que se puedan formar organismos en su interior.

Ventajas y desventajas

Vamos a ver de forma resumida cuáles son las ventajas principales que tiene el sistema de riego por capilaridad:

  • Controla la humedad para que las plantas siempre estén y en abastecidas.
  • Ahorro bastante tiempo en el riego de forma diaria.
  • Ahora gran cantidad de agua, lo que es importante dado que es un recurso muy preciado.
  • Se benefician cultivos como son árboles, flores, plantas y cultivos de agricultura. Especialmente aquellos que requieren una humedad constante como son los pimientos, tomates y aguacates se benefician del riego por capilaridad.

Como es de esperar, también existen algunas desventajas. La principal tiene que ver con el diseño de la instalación. Aunque no necesita de mucha inversión tanto de tiempo como esfuerzo, puede que algunas personas no estén preparadas para llevarla a cabo. Es necesario estar muy atentos a la duración que tiene el agua en la fosa para realizar reposiciones de forma constante. De no ser así, muchas de las plantas que exigen humedad, podrán marchitarse.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el riego por capilaridad y sus características.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *