El hipocótilo es una parte esencial de la semilla

Imagen – Wikimedia/LadyofHats

El hipocótilo es una parte esencial de la semilla, y por lo tanto de la futura planta. Aunque es muy pequeño, juega un papel crucial tanto en lo que respecta al desarrollo como en al crecimiento del ser vegetal.

Sin duda, es una obra maestra de la evolución, gracias al cual existen una gran cantidad de especies de árboles, palmeras, flores, en definitiva, de plantas.

¿Qué es el hipocótilo y cuál es su función?

Como seguramente sabrás, hay muchos tipos de frutos: unos son carnosos, otros secos, unos que pueden pesar más de 1 kilo y otros que no superan el gramo. Pues bien, aunque todos sean diferentes, tienen una característica común y es que una de parte de sus semillas es el hipocótilo.

Cuando el óvulo es fecundado y sus células empiezan a dividirse rápidamente formando el embrión de la futura planta, del hipocótilo surge la radícula, es decir, la primera raíz cuya misión es la de empezar a absorber agua y nutrientes del suelo. Para ello, crecerá hacia abajo, es decir, penetrando la tierra; de esta manera, la planta podrá alimentarse, algo que es muy importante sobre todo tras la caída de los cotiledones (hojas primitivas), ya que estos constituyen la primera reserva de alimento de cualquier especie, y por lo tanto la primera en ser aprovechada.

A su vez, el hipocótilo se transforma en tallo, el cual tendrá un crecimiento vertical por lo general, y de cuyo ápice surgirán las hojas.

¿Cuál es la diferencia entre hipocótilo y epicótilo?

La semilla tiene hipocotilo y epicotilo

Imagen – Wikimedia/Begoon

El hipocótilo es el tallo que hay entre los cotiledones y la radícula, y es por lo tanto el que mantiene erguidas a las plantas. Además, a medida que pasa el tiempo este tiende a cambiar de color y/o transformarse en un tronco leñoso.

Pero ¿y el epicótilo? Este término hace referencia al tallo que hay entre los cotiledones y las primeras hojas verdaderas, suele ser siempre verde y mucho más flexible que el hipocótilo. Dicho de otra manera, tanto uno como otro son tallos, pero sostienen distintas partes.

¿Qué diferencias hay entre semillas epígeas e hipogeas?

Dependiendo del tipo de germinación, distinguimos las semillas epígeas y las hipogeas, cuyas características son:

  • Epígeas: en ellas, el hipocótilo crece hacia arriba, y a partir de él surgen los cotiledones que serán las encargadas de mantener oxigenada a la plántula hasta que broten las hojas verdaderas, como ocurre en muchas plantas, como lechuga, cebolla, judías, etc.
  • Hipogeas: las semillas hipogeas son aquellas en las que crece el epicótilo quedando los cotiledones enterrados y la plúmula que es una parte del embrión que se convierte en tallo al descubierto. A medida que el epicótilo se alarga, aparecen las primeras hojas verdaderas como ocurre en los guisantes o cereales por ejemplo.

Esperamos que te haya resultado interesante.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *