Explotación forestal

De los bosques y grandes extensiones forestales también se pueden obtener grandes recursos naturales. A esta actividad que es traer los recursos naturales de estos lugares se le conoce como explotación forestal. También se le conoce por el nombre de silvicultura. Se trata de la ciencia hermana de la agricultura que posee algunos elementos en común, pero tienen diferentes objetivos y características.

En este artículo vamos a contarte que es la explotación forestal, cuáles son sus características principales y la importancia que tienen en el ámbito económico.

Qué es la explotación forestal

Silvicultura

Sabemos que la explotación forestal es una actividad no tan conocida como otras como puede ser la agricultura pero que tiene vital importancia. Y es que en la explotación forestal no sólo se obtienen recursos naturales, sino que se encarga de los cultivos y el mantenimiento de los bosques. Cuando hablamos de explotación forestal o silvicultura tenemos que introducir la variable de conservación del medioambiente naturaleza gracias al tratamiento correcto de los bosques. Si le damos un valor económico a las grandes hectáreas de bosques y terrenos forestales, conseguiremos aumentar la calidad ambiental.

El objetivo principal de la explotación forestal es la de mejorar la calidad ambiental y de la producción con el mantenimiento de los pastos para el ganado. Un ejemplo de explotación forestal en España es la silvicultura dentro del sector de la industria forestal. En este caso, España se centra básicamente en extraer los recursos naturales de los bosques como lo son la madera y el corcho. El hecho de que un bosque esté sometido a una explotación forestal no quiere decir que es este degradando el ecosistema. Una de las características por la que la explotación forestal o silvicultura se convierte en un arma sostenible es que pretende extraer los recursos naturales a una velocidad menor de la que el ecosistema es capaz de recuperarse por sí mismo.

No porque en un bosque es este explotando la madera como recurso natural quiere decir que se produzca una deforestación. Lo que busca la silvicultura es poder buscar la forma de extrae lo recurso natural el necesarios de los bosques y mantenerlos en buen estado. Dándole un valor económico a un bosque, conseguimos un equilibrio entre explotación de recursos y conservación de la naturaleza.

Actividades de la explotación forestal

explotación forestal para madera

En la explotación forestal se encuentran diversas actividades recogidas cuyo objetivo principal es la explotación de recursos y conservación de naturaleza. Entre estas actividades encontramos la siembra, mantenimiento y explotación de cultivos forestales. Para ello, se tienen diferentes métodos parecidos a la agricultura pero que tienen objetivos a largo plazo. Es decir, mientras que el agricultura se pretende tener cultivos en cuestión de meses, en la silvicultura se tienen cultivos en decenas de años.

Si queremos sembrar un bosque debemos ser pacientes y saber qué es un objetivo a largo plazo. Los árboles tardan decenas de años en desarrollarse por completo y poder otorgar maderas de gran calidad. Estas la razón por la que la silvicultura necesita esta equilibrio entre explotación y mantenimiento. Conforme ayudan a los cultivos a crecer, se mantiene de forma constante el buen estado de los ecosistemas boscosos. Los métodos son diferentes con respecto al agricultura pero debemos entender que no es lo mismo cultivar árboles para repoblaciones o para explotación de madera que cultivos para comer.

Cuando se practica la explotación forestal se cultivan los bosques con diferentes tratamientos y técnicas. Es así como conseguimos un buen mantenimiento y permite crear empleo a la vez que genera recursos naturales. Gracias a este equilibrio se consigue el bienestar del ecosistema y la mejora de la productividad.

Para qué sirve la silvicultura

Dado que es una rama acompañada de la agricultura sirve para gestionar los bosques y los montes. Gracias a la silvicultura se puede obtener una producción permanente y cumple con todas las necesidades del ecosistema. Es de vital importancia que esta explotación de recursos sea de forma sostenible. Es decir, el ecosistema por sí solo debe ser capaz de recuperarse ante los diferentes impactos que se producen durante la extracción de estos recursos.

La silvicultura tiene entre sus principios básicos la sostenibilidad ambiental y la búsqueda de calidad de recursos naturales alta. Se intenta conseguir que los impactos ambientales en el medioambiente sean los mínimos. Además, no sólo se ven beneficiados los árboles, sino toda la fauna asociada a ellos. Uno de los beneficios indirectos de la silvicultura este promueve la biodiversidad. El silvicultor tiene un papel importante en cada cultivo. Es él el que decide qué tipo de tratamientos se deben realizar para obtener recursos naturales como lo son la madera, la leña o frutos.

La explotación forestal debe elegir un lugar donde se pueda tener un espacio en el que se cultiven a los árboles y se pueda obtener un beneficio económico. Entre estos cultivos también se pueden elegir otras plantas que serán utilizadas como forraje para el ganado o como plantas medicinales. No sólo se centra en recursos como la madera o el corcho. En la historia de la silvicultura podemos ver que la única base de la misma era conseguir madera de forma óptima. Sin embargo, conforme la ciencia ha ido avanzando con el paso del tiempo, encontramos un mayor conocimiento sobre las especies de árboles y plantas. Gracias a este conocimiento se puede saber y considerar los objetivos ecológicos que se pueden incluir para un mayor número de recursos naturales y una mejor conservación de naturaleza.

Con todos estos avances científicos podemos producir varias cosechas a largo plazo y encontrar el equilibrio entre la necesidades biológicas, ecológicas y económicas del cultivo.

Tipos de explotación forestal

Por último, vamos a velo diferentes tipos de explotación forestal que existen:

  • Silvicultura intensiva: es aquella que se emplean diferentes variedades de técnicas para poder garantizar una productividad en la superficie forestal elegida.
  • Silvicultura extensiva: es un modelo que engloba los ambientes elegidos con los cultivos distribuidos en áreas naturales. Con esta práctica se consigue poder conservar la naturaleza y lo recursos naturales así como ofrecer diferentes servicios a la población. Entre estos servicios encontramos el turismo de naturaleza y la educación ambiental. Gracias a la silvicultura extensiva se ofrece la garantía de poder mejorar la producción y el mantenimiento de los montes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la explotación forestal y su importancia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *