Iluminación LEC para cultivo

Hoy en día, cada vez más los cultivadores utilizan los sistemas de iluminación LEC o (Light Emitting Ceramic) para cultivar plantas en interiores y exteriores. A la hora de emprender cualquier cultivo, lo primero a elegir es el tipo de iluminación que se utilizará, con el fin de garantizar a las plantas la luz y el calor adecuados para su crecimiento y floración.

La tecnología de cerámica emisora de luz (LEC) está recibiendo mucha atención por parte de los cultivadores, y pensamos que sería estupendo para nuestros lectores saber un poco más sobre estos innovadores sistemas de iluminación.

Qué es la iluminación LEC

La Iluminación (LEC) se utiliza para proporcionar un espectro de luz más amplio que el que ofrecen las bombillas fluorescentes convencionales. Al mismo tiempo, reducen los costes energéticos. También llamadas luces de haluro metálico cerámico (CMH), las bombillas de haluro cerámico emisor de luz proporcionan un espectro completo de luz para las plantas, lo que resulta en un crecimiento más sano y fuerte.

La tecnología de onda cuadrada utilizada en estas lámparas también garantiza que las plantas reciban más luz en general durante toda su vida útil que con las opciones de iluminación convencionales. También reducen el consumo de electricidad, lo que ayuda a los cultivadores a utilizar menos energía, reducir las facturas de los servicios públicos y ser un poco más «verdes».

Equipos LEC y potencias disponibles

Si hablamos de equipos LEC (o equipos CMH), los más habituales en la actualidad son los de 315W de potencia, aunque el desarrollo de esta tecnología es muy rápido y ya encontramos en el mercado modelos de equipos LEC de 630W. Las diferencias entre los modelos, más allá de la potencia, están en el formato en el que se presentan y en las características que ofrece cada uno:

  • LEC 315w : Una lámpara de 315w SE (un solo extremo o un solo enchufe).
  • LEC 630w: Dos lámparas SE de 315w.
  • LEC 630w DE: Una lámpara DE 630w (Double Ended o con doble conexión).

LEC 315w

Iluminación LEC para cultivo 315w

Estos equipos ofrecen un mejor rendimiento de cultivo por vatio utilizado (otra forma de obtener una cosecha más grande con menos luz, lo cual es una muy buena opción para los productores que desean mejorar la eficiencia del gasto de luz (reduce su factura mejorando su cosecha) Estos equipos se benefician de la mayor gama de lámparas en 315W, entre las que destaca la lámpara CDM de Philips.

LEC 630W

Iluminación LEC para cultivo 630w

Este equipo sigue el modelo utilizado por los modelos 315w pero utilizando dos lámparas de dicha potencia, lo que aumenta el rendimiento por metro cuadrado al duplicar la cantidad de luz. Al ser dos lámparas de 315w colocadas en un mismo reflector, mejoran la producción de luz y por derivación la producción final. El mayor beneficio de este equipo es la posibilidad de utilizar una amplia variedad de lámparas disponibles en el mercado, que pueden mezclar dos espectros de luz en un solo reflector. Esto está indicado para cultivadores que prestan especial atención al color de la luz, que quieren aumentar su cosecha pero que no tienen un gran auge en su cultivo.

LEC DE de 630W

A diferencia del resto de equipos LEC, estos utilizan tecnología DE (Double Ended o Double Socket) en su lámpara, que es de 630w. Esta tecnología ofrece una distribución más eficiente de la luz de la lámpara, además de ofrecer una mayor penetración de luz en las plantas, una mayor cantidad de lúmenes por vatio utilizado y un aumento de la producción total por metro cuadrado. Son equipos que compiten con los equipos HPS de 1000w más potentes, con un 30% menos de consumo.

Iluminación LEC para cultivo VS otros tipos

Cuando se trata de cultivar con luces LEC frente a otro tipos de iluminación, hay muchas diferencias a tener en cuenta, así que las repasaremos y veremos cuáles son las más útiles.

Temperatura

Los sistemas de iluminación LEC crean alrededor de  3-6ºC menos que las luces HPS y aproximadamente 3-6º más que las luces LED, lo que resulta en la temperatura ideal para tus plantas bajo las luces, maximizando la producción de resina mientras se mantienen los terpenos fríos. En este sentido, las luces LEC sólo son mejores que las HPS; las luces LED son las que menos calor producen de todas, pero también consumen bastante más energía, ya que debes utilizar calentadores o aires acondicionados en tu cultivo para elevar la temperatura durante el invierno. Las luces LEC o CMH son ideales para cultivar todo el año sin necesidad de equipos de calefacción adicionales.

Consumo

Cuando las temperaturas exteriores suben en verano, debes disponer de una unidad de aire acondicionado o refrigeración para mantener tu zona de cultivo fresca y sin exceso de humedad si operas con luces HPS. Si utilizas un sistema LED, no tendrás ningún problema en verano; en invierno, necesitarás un sistema de calefacción para evitar que tus plantas se marchiten con el frío. Ambos enfoques implican que tendrás que pagar un poco más de dinero para tener una configuración ideal. La temperatura dentro de tu cuarto de cultivo será más consistente y más sencilla de manejar si utilizas un sistema LEC en lugar de calentadores o refrigeradores.

Ventajas de la iluminación LEC para cultivo

Iluminación LEC para cultivo

Para empezar, el color de la luz que emite es mucho más natural. El resultado es que es mucho más fácil cultivar. Puede que no parezca gran cosa, pero puede ser vital al inspeccionar el crecimiento de su planta y si hay algún problema que pueda detectarse rápidamente a través de un cambio de color inesperado. Como punto de referencia, las lámparas HPS emiten una luz muy amarillenta, mientras que los LED producen un tinte violeta.

Otro punto de diferencia es el espectro de luz emitido por los dispositivos LEC. Las luces LEC emiten rayos UV-B , cuya evidencia anecdótica ha demostrado que mejora la producción en el cultivo. El resultado es un aumento visible de los rendimientos, sin embargo, el veredicto sobre la mejora real del rendimiento sigue siendo motivo de mucha especulación.

La vida útil de las lámparas LEC y su facilidad de uso (plug and play) son dos ventajas distintas. Incluyen balastos incorporados, por lo que la configuración se vuelve muy simple. Algunos fabricantes también afirman que las bombillas LEC durarán hasta dos años, lo que es significativamente más largo que todas las demás opciones (aparte de los LED).

Desventajas de la iluminación LEC para cultivo

Ninguna Iluminación LEC para cultivo es perfecta y tienen ciertos inconvenientes. Los rayos UV-B emitidos son dañinos para los humanos. Es necesario un equipo de seguridad adecuado para reducir el riesgo para la piel o los ojos. Los altos costos de instalación de LEC pueden resultar desagradables en este momento. Debido a que la tecnología es más nueva, cuestan mucho más que las bombillas tradicionales como las CFL, aunque ese atributo y argumento es una especie de espada de doble filo. El costo inicial es más alto, pero el costo de funcionamiento a largo plazo se encuentra entre el HPS y las bombillas LED.

También desprenden mucho calor. Esto es inferior a las lámparas HPS o MH, pero suficiente para garantizar un flujo de aire suficiente y opciones de enfriamiento, lo que puede aumentar aún más los costos de puesta en marcha si aún no tiene equipo de ventilación. Otra consideración sería el posicionamiento de las lámparas LEC en relación con una lámpara HPS. Los LEC no coinciden exactamente con la misma intensidad de luz que HPS, por lo que deberá colocar el dispositivo más cerca de su cultivo. Finalmente, el vidrio bloquea los rayos UV-B emitidos por las bombillas LEC. Los productores deben reconsiderar cualquier obstrucción entre las luces emitidas y las plantas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *