El retoño de una planta es un brote nuevo

Son muchas las plantas que producen retoños. Hay quienes sugieren que estos se han de quitar para que no se cree competencia entre ellos y la »planta madre», aunque esto solo lo recomendaríamos en caso de que estuviesen en maceta, ya que en un jardín es más difícil que ocurra si disponen del espacio suficiente.

Pero, ¿qué es exactamente el retoño de una planta? ¿Cuáles son sus características?

¿Cuál es la definición de retoño?

El retoño de una planta tiene varios significados:

Hijos

Las Haworthia sacan retoños

Imagen – Wikimedia/Earth100

El retoño de una planta es, en lenguaje coloquial, el hijo o vástago de la misma. También se puede decir que es un brote o un pimpollo. Cuando brotan, sus partes son muy tiernas, pero por lo general crecen rápido. Algunas especies, en concreto aquellas que son herbáceas o subarbustivas, estos hijos alcanzan el tamaño de la madre en cuestión de pocas semanas, o pocos meses si están en suelo.

Por el contrario, si están en macetas, la velocidad de crecimiento vendrá determinada, no solo por la genética de dicha planta, sino también, y sobre todo, por el espacio disponible.

Brotes

En España, cuando una planta se daba por perdida o que estaba en reposo y saca nuevos brotes, se dice que está retoñando. Así, ya no hablamos necesariamente de »hijos», sino que pueden ser nuevas ramas. Cualquier brote verde que produzca, después de haber estado sin hojas o casi sin ellas un tiempo, pasa a llamarse retoño.

Por lo general, suelen ser vivaces o perennes, es decir, plantas que viven más de dos años, con tallos herbáceos o leñosos. Por ejemplo, supongamos que tenemos un rosal que tuvo una plaga importante de cochinilla, hasta tal punto de que le tuvimos que dar una poda bastante drástica. Pues bien, pasa el tiempo y un día vemos que saca brotes. Estos se podría decir que son retoños.

Siega o corte

Otro significado de retoño relacionado con las plantas y la jardinería es aquel que se le da al resultado a los cortes de un prado artificial, es decir, hecho y trabajado por el ser humano. Es habitual, sobre todo en los pueblos rurales, que aquellos que tienen animales de granja, como ovejas, se los lleven a donde tienen estos prados para alimentarlos. Cuando se siega o se corta, las hierbas sacan retoños.

Estas hierbas no se deja que florezcan, por lo que se mantienen verdes y tiernas, ideales para que los animales puedan consumirlas sin problema. Además, gracias a ellas pueden secretar más leche, algo que tanto a las crías como a los ganaderos les resulta beneficioso.

Plantas que sacan retoños

Como hemos visto, las plantas vivaces son las que sacan retoños. Pero sepamos cuáles son algunas de ellas:

Agave americana

El agave americana saca retoños

Imagen – Wikimedia/Marc Ryckaert

El Agave americana, conocida como agave amarillo, maguey o pita, es una especie originaria de México que alcanza una altura de 1 a 2 metros. Las hojas son lanceoladas, de color blanco-azulado, blanco-grisáceo, verde o variegadas dependiendo de la variedad o cultivar. Una vez en su vida, produce un tallo floral que mide el doble que la planta, y tras ello se muere, dejando los hijuelos.

Se trata de una especie invasora en España, pues reduce la biodiversidad nativa.

Crassula ovata

La Crassula ovata saca brotes

Imagen – Flickr/Giacomo // Crasula ovata f monstruosa cv Gollum

La Crassula ovata es una planta subarbustiva perennifolia originaria de Sudáfrica. Puede alcanzar una altura de 1 metro como máximo. Desarrolla un tronco más o menos ramificado, y hojas carnosas de color verde. En primavera florece, produciendo florecillas de color blanco.

Es fácil de cuidar, puesto que crece tanto al sol como en semisombra, y se ha de regar pocas veces, solo cuando la tierra esté seca. Asimismo, es importante decir que resiste tanto el frío como las heladas suaves, de hasta los -2ºC.

Clivia miniata

La clivia saca retoños en primavera

Imagen – Wikimedia/Raulbot

La Clivia miniata, conocida como clivia, es una planta rizomatosa originaria de Sudáfrica. Desarrolla hojas acintadas, de color verde oscuro y con una altura de hasta 50 centímetros. En primavera brotan flores naranjas muy bonitas, y también saca retoños.

Se ha de cultivar en sombra, pues el sol quemaría sus hojas. Resiste las heladas, pero solo hasta -5ºC (y aún así, es mejor que no baje de los -2ºC puesto que de lo contrario sufriría daños).

Phoenix reclinata

La Phoenix reclinata es una palmera de varios troncos

Imagen – Wikimedia/Haplochromis

La Phoenix reclinata, conocida como palmera de Senegal, es una especie de palmera originaria de África, Madagascar y Arabia. Desde temprana edad saca retoños, que pueden llegar a medir hasta 15 metros de altura con un grosor de tronco de hasta 30 centímetros. Sus hojas son pinnadas, de entre 2 y 5 metros de largo.

A pesar de sus dimensiones, se cultiva en cualquier tipo de jardín, sea pequeño o grande, y siempre al sol. No necesita de mucho espacio, pero por supuesto si es necesario puedes quitarle los hijuelos cuando estén tiernos. Resiste hasta los -7ºC.

Sempervivum

Los sempervivum son crasas que sacan retoños

Los Sempervivum son plantas crasas que crecen formando rosetas de hojas carnosas, y casi triangulares, de unos 5 centímetros de alto. El género está compuesto por una treintena de especies, todas ellas originarias de las regiones subtropicales hasta templadas de Europa. Las más populares son la Sempervivum arachnoideum (conocida como planta araña) y la Sempervivum tectorum.

Son plantas muy cultivadas en macetas y jardineras, colocadas en sombra. Les puede dar el sol si es el de primera hora de la mañana o de la última de la tarde, pero es preferible que esté a resguardo de los rayos solares. Soportan heladas de hasta los -12ºC.

¿Qué te ha parecido este tema?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *