El nitrofoska ayuda a que las plantas estén verdes

Para que las plantas puedan crecer fuertes y un poco más rápido de lo que lo suelen hacer se les puede echar algún tipo de abonos como el Nitrofoska. Ahora bien, es importante hacer un buen uso de ellos, ya que si no se hiciera, el riesgo de sobredosis sería mayor.

Teniendo esto en cuenta, te vamos a explicar qué es el Nitrofoska, uno de los abonos más utilizados, los distintos tipos que hay y cómo utilizarlo para que las plantas reaccionen como esperamos; es decir, creciendo sanas.

¿Qué es la nitrofoska?

El nitrofoska es un fertilizante

Imagen – Wikimedia/Dr. Eugen Lehle

Nitrofoska es una gama de fertilizantes complejos desarrollada por Eurochem, una empresa que empezó siendo una multinacional minera y que pasó a ser, también, fabricante de abonos para plantas. Y no le ha ido nada mal, ya que ¿quién no conoce o no ha oído hablar de Nitrofoska? Seas experto o no, es probable que hayas visto bolitas azules en el sustrato de algunas de tus plantas, o que tú mismo se las hayas echado.

Pero, ¿qué es lo que diferencia esta gama de productos de otros? Bueno, realmente, en la actualidad, no mucho pues la industria agrícola está avanzando a pasos agigantados. Pero en su día fue algo innovador: cada grano, es decir, cada bolita, contiene varios nutrientes (algunos solo nitrógeno, fósforo y potasio (NPK), otros también micronutrientes), en vez de uno o dos que era lo que se hacía el siglo pasado. Con esto se consigue optimizar la aplicación.

¿Qué nutrientes incluye?

El Nitrofoska, sea del tipo que sea, contiene nitrógeno, fósforo y potasio. Algunos también tendrán otros nutrientes, todos ellos muy importantes para las plantas. Sepamos cuáles son y para qué los usan:

  • Nitrógeno (N): es el nutriente más importante, ya que es el responsable del crecimiento.
  • Fósforo (P): estimula la producción de flores, frutos y semillas, así como de las raíces.
  • Potasio (K): es necesario para que las plantas tengan un buen desarrollo.
  • Magnesio: interviene en la fotosíntesis.
  • Sodio: mantiene el equilibrio iónico de las células.
  • Micronutrientes: calcio, hierro, boro, azufre y zinc. Todos ellos tienen funciones distintas, como la de regular el crecimiento, o la formación de flores y frutos.

Artículo relacionado:

Los nutrientes que más necesitan las plantas

Tipos de Nitrofoska

Hay de muchos tipos, dependiendo de su formulación:

  • Nitrofoska 12+20+12
  • Nitrofoska 13+9+16(+4+17): además de contener NPK, tiene magnesio y sodio.
  • Nitrofoska triple 15
  • Nitrofoska 22+8+10
  • Nitrofoska Especiales, como el especial para olivos, que tiene 20-5-10 de NPK, y además magnesio, azufre y micronutrientes.
  • Nitrofoska perfect 15+5+20(+2+20+0,02+0,01): tiene NPK, magnesio, sodio, boro y zinc.
  • Nitrofoska special 12+12+17(+2+20+0,02+0,01): tiene NPK, magnesio, sodio, boro y zinc. Puedes conseguirlo aquí.
  • Nitrofoska super 20+5+10(+3+12,5+0,3): contiene NPK, así como magnesio, sodio, hierro y boro.
  • Nitrofoska foliar. Cómpralo aquí.

¿Qué es el nitrofoska azul?

El Nitrofoska Azul es un tipo de Nitrofoska Special con un contenido equilibrado de nutrientes, tanto de los principales (nitrógeno, fósforo y potasio), como de algunos de los secundarios, como el calcio, el hierro o el zinc, entre otros. Es soluble en agua, pero además va liberando dichos nutrientes poco a poco, con lo cual es muy interesante para que las plantas tengan un crecimiento adecuado.

La composición es la siguiente: NPK 12+12+17, y también tiene magnesio, sodio, calcio, hierro, boro y zinc. Está especialmente indicado para las plantas suculentas (cactus, crasas) y para césped. ¿Lo quieres? Cómpralo aquí.

¿Qué es el Nitrofoska para cítricos?

Los cítricos suelen tener carencias de nutrientes, por eso a día de hoy puedes abonarlos con Nitrofoska para cítricos, un fertilizante complejo específico para cubrir sus necesidades. Hay dos formulaciones: uno es Nitrofoska 14, cuya composición es NPK 14+7+17 con un 2% de magnesio, el cual está más aconsejado para aquellos que suelen tener las hojas amarillas; y el otro es el Nitrofoska 21, cuya composición es 21+8+11, más aconsejado para los que no tienen problemas.

¿Cómo se aplica el fertilizante?

Queremos que nuestras plantas estén sanas y crezcan bien, por eso, es muy recomendable abonarlas o fertilizantes de vez en cuando. Pero, como decíamos al principio, es tan importante abonar como abonar bien, y para ello tenemos que leer y seguir las instrucciones de uso que están en el envase. Si no se hace así, podríamos echar más cantidad de la adecuada, y como consecuencia, las raíces sufrirían daños, puede que irreversibles.

Hay que tener siempre muy presente que más cantidad no significa una mayor eficacia. De hecho, sucede que cuanto más fertilizante echamos, más riesgo de muerte tendrá la planta. Además, no podemos pretender que un árbol crezca, por ejemplo, 40 centímetros en un año cuando su ritmo natural de crecimiento es mucho más lento.

Con el fertilizante podemos lograr que crezca un poquito más rápido de lo que sería normal, pero nada exagerado. Es decir, si crece por lo general a un ritmo de 20 centímetros por año, quizás logremos que crezca 25.

Por lo tanto, para saber cómo se aplica, hay que leer la etiqueta del envase. Pero por lo general se tiene que echar directamente sobre la tierra, mezclándola un poco con ella y luego regar, o bien diluirla primero en agua. En cualquier caso, es muy recomendable el uso de guantes.

¿Cuál es el mejor momento para abonar las plantas?

El nitrofoska se echa cuando las plantas están sanas

Las plantas se abonan o fertilizan cuando ellas están sanas, y cuando se dan las condiciones adecuadas para que puedan crecer. Dicho de otra manera, solo se abonan, o se deberían de abonar, durante la primavera y el verano, también en otoño si no hay heladas o son tardías. En invierno se puede echar abonos o fertilizantes de liberación lenta, pero si durante el resto del año han ido estando bien alimentadas, no es imprescindible.

Además, debes tener en cuenta que no se ha de abonar una planta enferma ni recién trasplantada, pues está débil. Es mejor esperar un tiempo, hasta que le veas nuevo crecimiento.

Y tú, ¿sueles usar Nitrofoska?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *