El micelio lo producen los hongos

Imagen – Wikimedia/Pradejoniensis

Si alguna vez has tenido plantas con hongos es posible que hayas podido ver una especie de fibras o »hilillos» de color blanco, ya sea en el tronco, raíces y/o en la tierra. Esto es conocido como micelio, y es un indicador de que la infección ha avanzado mucho, con lo cual para salvarlas es necesario tomar medidas urgentes, aún sabiendo que las probabilidades de supervivencia están disminuyendo rápidamente.

Se trata por lo tanto de una señal de alarma, de que las plantas no se han cuidado demasiado bien o que quizás se están cultivando en ambientes con una humedad demasiado alta para ellas. Pero, ¿cuándo empiezan a producirlos y qué hacer para salvar los cultivos?

¿Cuál es la definición de micelio?

Los hongos producen micelio

Si bien ya te hemos dado una, vamos a profundizar un poco más por si sientes curiosidad por esta parte esencial de los hongos. Bien, el micelio es un conjunto de hifas, es decir, de filamentos que forman parte de la parte vegetativa de estos microorganismos. Estas crecen rápidamente, a un ritmo de más o menos 1 milímetro por hora, por eso pueden ocupar toda la superficie del sustrato en pocos días si las condiciones climáticas les son favorables.

Pero aunque pueden parecer indestructibles, en realidad son muy vulnerables a la sequía ya que no tienen cutinas -son moléculas grandes (macromoléculas) que están formada por gran cantidad de ácidos grasos de cadena larga que acaban creando una red rígida protectora-. Por otra parte, sí que son capaces de absorber, mediante el fenómenos de osmosis, las sustancias que están disueltas. Esto hace que sean muchas las plantas las que han establecido relaciones simbióticas con los hongos, como por ejemplo las orquídeas.

Es importante saber también que hay dos tipos de hongos: los que producen hifas con divisiones o septos, y los que no. Los primeros son los llamados hongos superiores, que son la mayoría de hongos con setas, como los del género Agaricus; en cambio los segundos son los inferiores, que son muchos de los hongos parásitos que afectan a las plantas, como el mildiu.

¿Cómo se clasifica el micelio y qué función tiene?

Hay dos tipos de micelios: los reproductores, que crecen sobre la superficie del sustrato y que como su propio nombre indica se encargan de producir nuevos micelios; y los vegetativos, que son los que crecen hacia abajo y se encargan de absorber los nutrientes.

Pero claro, toda acción tiene sus consecuencias, que pueden ser positivas o negativas. En el caso de los hongos parásitos, el micelio ‘roba’ a sus víctimas, entrando en sus cuerpos por alguna micro-herida e invadiéndolos rápidamente.

Por otro lado, si hablamos de por ejemplo las micorrizas, que es la simbiosis entre un hongo y las raíces, el primero ayuda a la segunda a absorber agua y nutrientes (nitrógeno y fósforo, más que nada), mientras que el hongo por su parte obtiene sacarosa, almidones y glucosa para poder sobrevivir.

¿Qué forma tiene el micelio?

El micelio visto desde el microscopio

Imagen – Wikimedia/Bob Blaylock

El micelio puede tener dos formas distintas, dependiendo de si lo producen hongos superiores o inferiores. En el caso de los primeros, su micelio puede llegar a tener una apariencia de arteria, con múltiples ramificaciones. Pero si es de un hongo inferior, no tendrá división alguna.

¿Cómo producir micelios de hongos?

Si necesitas por ejemplo estudiar el micelio, puedes producirlo tú mismo en primavera o verano siguiendo estos pasos:

  1. Antes de nada, has de rellenar una bandeja o maceta -con agujeros en la base- con sustrato nuevo, como este que venden aquí.
  2. Luego, riega de manera que quede bien empapado.
  3. Después, coloca las esporas sobre el sustrato. Como no se ven a simple vista, y para no correr el riesgo de perderlas, puedes sembrarlas con el envoltorio -abierto-.
  4. Por último, sitúa la bandeja o la maceta en una zona con poca luz, y ve rociando con agua el sustrato para mantenerlo húmedo.

Esta es la opción ideal, pero si tienes una planta que se ha regado demasiado es posible que tenga o vaya a tener pronto micelio en alguna parte de su cuerpo.

¿Cuánto dura el micelio?

Si se hace en laboratorio, con las condiciones controladas, las morelas pueden tardar un día mientras que los Agaricus un mes en cubrir una placa de petri, que es un recipiente con forma redonda de cristal o plástico transparente de poca altura (unos 2 centímetros) y de un diámetro de unos 5-7 centímetros que se utiliza para cultivar y estudiar el comportamiento de distintos microorganismos.

¿Qué hacer si una planta tiene micelio?

El oidio es una enfermedad fúngica

Imagen – Wikimedia/Bob Blaylock

Cuando vemos micelio en las plantas, tenemos que pensar rápidamente en que es probable que las hayamos regado mucho más de lo necesario, y/o que han estado expuestas a una humedad ambiental alta. Por ello, es importante que se haga lo siguiente:

  • Suspende los riegos de forma temporal. No debe de recibir más agua pues solo empeoraría la situación.
  • Extrae la planta de la maceta, y envuelve su cepellón con papel absorbente de cocina. Si se humedece rápido, quítaselo y ponle otro nuevo. Déjala en un lugar seco y sin luz directa.
  • Al día siguiente, quítale el papel y plántala en una maceta nueva con sustrato estéril (nuevo).
  • Trátala con fungicida.

Si sospechas que está mal por una alta humedad ambiental, también es muy recomendable que como sustrato le pongas uno que drene muy bien el agua: pómice, akadama, fibra de coco (en venta aquí), o similares.

Aquí tienes más información:

¿Qué te ha parecido este tema?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *