El tronco de una palmera se conoce como estípite

El término estípite en botánica tiene varias acepciones, lo cual significa que se utiliza para hacer referencia a una parte en concreto de distintos tipos de plantas. Dicha parte puede ser el tronco o pseudotronco en algunos casos, una inflorescencia en otros,… incluso se utiliza para llamar a una estructura de las algas más grandes.

Por consiguiente, su función varía, aunque podríamos resumirlo en una sola palabra: sostener, o si se prefiere, unir. ¿Te resulta confuso? Vamos a explicarlo con más detalle.

¿Qué significa estípite en botánica?

La palabra estípite tiene muchos significados, por lo que para que resulte más fácil la lectura hemos dividido el artículo en distintas secciones, tantas como significados tiene el término:

Pseudotronco (falso tronco)

La Cyathea brownii tiene un estípite

Imagen – Wikimedia/C T Johansson

Hay ciertas plantas que no producen un tronco verdadero, como las palmeras y los helechos arborescentes. Este está hecho de los restos de pecíolos (tallos que unen la lámina foliar con el tronco, estípite o rama) de las hojas que han ido muriendo desde que la semilla, o espora si es un helecho, germinase.

A diferencia del tronco verdadero, una vez que llega a su diámetro definitivo deja de engordar. De hecho, cuando ni siquiera eso les es posible, bien porque han brotado en el asfalto, o en un terreno lleno de piedras y/o muy compacto, detendrá su crecimiento en cuanto se quede sin espacio. Además, no ramifica, salvo que haya sufrido daños importantes (por ejemplo, que haya sido alcanzado por un rayo) en su guía de crecimiento.

Por otro lado, mientras que se puede saber la edad de un árbol contando los anillos de crecimiento, los cuales se forman cada año, en el caso de palmáceas y helechos solo se puede conocer su edad si sabes cuándo germinaron, o si los comparas con otros ejemplares de su especie.

Estipe floral

Las Droseras tienen estípites florales

Imagen – Flickr/Vartax

Son muchas las plantas que no producen flores solitarias, sino que brotan muchas de un mismo tallo. En este caso específico, el estípite es un tallo más o menos corto que une alguna parte de dicha inflorescencia con la planta. Así, dependiendo de cuál sea su función específica, recibe un nombre u otro siendo los más comunes los siguientes:

  • Pedúnculo o pedícelo: es un tallito que tienen las inflorescencias compuestas no capitulares el cual sostiene la flor y la une al resto de la planta. También es el encargado de alimentar a dicha flor, ya que a través de su interior se transporta savia.
  • Escapo: es un tallo que no tiene hojas, pero sí flores que brotan de su extremo. Está presente en las amapolas, droseras, bromelias, amarilis, y violetas, entre otras.

Gineceo estipitado

El ginopodio es el estípite de una flor

Imagen – Wikimedia/Philmarin

Continuando con las inflorescencias, un estípite también puede ser lo que se conoce como gineceo estipitado, o ginopodio como se le llama. Este lo tienen las plantas superiores, como las angiospermas. En este caso en particular, es una prolongación del ovario y se une al tálamo, el cual es una estructura en la que se insertan las distintas partes de la flor.

Rostelo (orquídeas)

La Cochlioda tiene flores en grupos

Imagen – Wikimedia/Averater

Las orquídeas tienen flores muy sofisticadas, pero hay algunas, como las del género Cochlioda, que son más complejas si cabe. Su estructura floral tiene un estípite, el cual deriva del rostelo. El rostelo es una especie de columna estéril que protege el polinarium, es decir, donde se fabrica el polen.

Algas

Las algas muy grandes tienen estípite

Imagen – Wikimedia/Chris Teague

Hemos hablado de plantas, pero no podemos olvidarnos de las algas. Estas, aunque tienen características muy diferentes a las que puede tener un cactus o un rosal por ejemplo, también son seres vegetales. Y las que tienen un gran porte, como la Nereocystis luetkeana o quelpo gigante, también tienen un estípite.

Se trata de una estructura que sostiene las frondas, y puede llegar a medir más de treinta metros. Por lo tanto, es un alga que forma bosques en el mar, en concreto en la costa del Pacífico.

¿Tienen estípite los hongos?

La Amanita es una seta con estípite

No todos, pero sí. Los hongos de la familia Agaricaceae (Agaricales), como los del género Amanita, tienen una estructura que sostiene el sombrero o pileo. A ese tallo se le conoce como estípite, y su color varía según la especie, aunque lo más habitual es que sea de color blanco. Puede crecer de 2 a 10 centímetros de alto aproximadamente, y es habitual que sea cilíndrico y delgado.

Como ves, hay muchos tipos de estípites: unos pueden superar los 30 metros de alto, otros en cambio son mucho más pequeños, con una longitud de un centímetro o incluso menor, pero su función es clara: une dos partes con la planta (u hongo), por lo que sin duda es una de las estructuras más importantes que tienen.

Esperamos que hayas aprendido mucho sobre ellos, y que a partir de ahora te resulte más sencillo identificarlos, puesto que podría servirte no solo para conocer más de botánica, sino también para diseñar tu jardín.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *