zonas de cultivo

Como sabemos, existen numerosos tipos de agricultura. Hoy vamos a hablar de la agricultura de subsistencia. Se trata de un tipo en la cual casi todos los cultivos sirven para poder mantener al agricultor y a su familia dejando tan sólo algunos excedentes para poder vender y comerciar. En la mayoría de las tierras donde se trabaja a este tipo de agriculturas se producen varias producciones al año. Es un tipo de agricultura histórica que han practicado numerosos pueblos preindustriales.

En este artículo vamos a contarte todas las características, tipos y cultivos de la agricultura de subsistencia.

Características principales

familia trabajando

Estamos hablando de pueblos preindustriales que practican esta agricultura para mantenerse tanto los agricultores como sus familias. Estos pueblos que llegaron a trasladar a otros sitios cuando lo hago armando recursos del suelo en cada lugar. Se podría decir que era poblaciones nómadas. Sin embargo, a medida que los poblados urbanos fueron creciendo estos agricultores especializaron más. Es así como se desarrolló la agricultura comercial. El objetivo principal de este agricultura es el de generar una producción con un excedente considerable de algunos cultivos que pueden cambiar por productos manufacturados o venderse por dinero.

En la actualidad, la agricultura de subsistencia se practica mayormente en los países en vías de desarrollo y en zonas rurales. A pesar de que es una práctica que tiene un alcance limitado, los agricultores manejan los conceptos muy especializados, por lo que le permite generar alimentos suficientes como para su subsistencia sin depender de ningún tipo de industria o prácticas más elaboradas.

Cuanto menor es el grado de participación de este tipo de agricultura en proporción a los productos que se comercializan más es el grado de orientación hacia agricultura de subsistencia. Para poder definir bien como es este tipo de agricultura, algunos autores consideran que sea la producción está destinada en una mayoría consumo propio y lo destinado a la venta no supera el 50%, es agricultura de subsistencia.

Cultivos principales de la agricultura de subsistencia

agricultura de subsistencia

Vamos a ver cuáles son los cultivos destinados principalmente al consumo propio. La primera y más destacada característica es el alto consumo propio de los productos que se generan. Las fincas que están destinadas a este tipo de agricultura son más pequeñas, aunque ello no implica necesariamente que la agricultura sea de subsistencia. Existen algunas granjas dedicadas a la horticultura suburbana que también son pequeñas, pero se orientan principalmente al mercado y son bastante eficientes en ello.

Otra de las características que destaca de este tipo de agricultura es que se suele contar con poca inversión económica para sus prácticas. Se suelen estar dotadas qué poca competitividad, por lo que no deben sacar productos acelerados ni con cierta calidad en el mercado. Lo más normal es ver que en estas cintas nos aplican el uso de nuevas tecnologías eficientes para la producción de cultivos. No hay ni maquinaria de gran envergadura ni se aplica nuevas tecnologías. La mano de obra es utilizada y se considera como poco cualificada. La mayoría de los casos son familiares que se dedican al mantenimiento de los cultivos.

Aunque esto ocurre así la mayoría de las veces, en muchos casos hay personas que trabajan en esta modalidad y han creado procedimientos que funciona muy bien a pesar de tener un espacio reducido con el que pueden contar. Hay que tener en cuenta que la experiencia con el paso de los años provoca un desarrollo en ellos mismos. También hay que sumar la experiencia heredada de los antepasados que se dedican a esas mismas tareas.

Tipos de agricultura de subsistencia

agricultura de subsistencia para zonas rurales

Vamos a ver cuáles son los diferentes tipos que existen:

Agricultura migratoria

Es un tipo de agricultura que se practica sobre una parcela de tierra forestal. Para poder conseguir esta parcela se despeja el terreno forestal mediante una combinación de tala y quema. Posteriormente se cultiva. Varios años después el grado de fertilidad del suelo va disminuyendo, por lo que la tierra se abandona y el agricultor se desplaza para limpiar otro nuevo pedazo de tierra. Mientras la tierra queda en barbecho, el bosque vuelva a crecer en el área despejada y se restaura la fertilidad y la biomasa del suelo. Es como una especie de tiempo que se le da al suelo para poder regenerarse.

Una década después, el agricultor puede regresar al primer pedazo de tierra que seguramente tendrá el mismo o mayor grado de fertilidad que antes. Sabemos que este tipo de agricultura es sostenible a largo plazo pero sólo para bajas densidades de población. Si hay que tener en cuenta que la carga de población es más alta se requiere de una destrucción del monte mucho más frecuente, lo que impide que la fertilidad del suelo se pueda recuperar. Además, también alienta la maleza a expensas de los árboles grandes. Como resultado de una mala práctica de este tipo de agricultura será la deforestación y la erosión del terreno.

Agricultura primitiva

Este tipo de agricultura utilizan técnicas como la tala y la quema. Entre las características principales que tenemos es que se generan en espacios marginales. Como consecuencia de la ubicación que tienen, a los cultivos también pueden irrigarse ser que se encuentran cerca de una fuente de agua.

Agricultura intensiva

Aunque la agricultura de subsistencia principalmente intenta conseguir el abastecimiento propio del agricultor, existen parcelas en el que se emplean herramientas simples y más mano de obra. La intención es poder generar el máximo beneficio sacando el máximo provecho del espacio. Los terrenos ubicados para este tipo de objetivo son aquellos en el que el clima presenta una gran cantidad de días con sol y suelos muy fértiles. Esto permite que existan más de un cultivo por año en la misma parcela.

En situaciones más intensivas los agricultores emplean terrazas a lo largo de laderas empinadas para poder cultivar. Por ejemplo, tenemos los arrozales.

Algunos ejemplos de la actualidad de agricultura de subsistencia son las zonas selváticas en el que, después del proceso de talar y quemar, se cultivan plátano, yuca, papa, maíz, frutas, calabaza y otros alimentos. Una vez se ha podido recolectar, a la parcela experimental procedimiento durante unos 4 años y luego se debe buscar otro lugar de cultivo con el mismo objetivo del primero.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre agricultura de subsistencia y sus características.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *