Las plantas carnívoras se secan si pasan frío

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El cultivo de plantas carnívoras no siempre es fácil: hay que tener en cuenta que necesitan un sustrato especial para ellas y colocarlas en el sitio en el que van a poder crecer en condiciones. Pero a veces hay algo que hacemos mal, y de un día para otro vemos que se están secando.

Este problema es frecuente, y además en la mayoría de los casos su solución es sencilla. Así pues, si te gustaría saber por qué tu planta carnívora se está secando, y qué has de hacer para que vuelva a hacerlo con normalidad, a continuación vamos a verlo.

Está entrando en reposo invernal

Si tienes una carnívora como una Sarracenia o una Dionaea, al llegar el invierno las hojas se secan. Esto es algo completamente normal, y no debe de preocuparnos, puesto que es un signo de que va a entrar en reposo.

Pero ojo: si bien necesitan pasar frío durante unos meses para poder reanudar su crecimiento en primavera, no se deben de exponer a temperaturas por debajo de los -3ºC, ya que entonces no solo se secaría alguna hoja, si no toda la planta. Aquí tienes más información:

Artículo relacionado:

Hibernación de las plantas carnívoras

Hay problemas con el riego, y/o con el agua de riego

Y es que si regamos más, o menos de lo que toca, y/o usamos un agua que no es la adecuada, las carnívoras se pueden secar. Pero además, manifestarán otros síntomas como:

  • hojas y/o trampas marrones o negras
  • las trampas no se abren
  • el sustrato está muy seco y compacto, o por el contrario tan húmedo que ha salido verdina
  • puede haber hongos en las raíces y/o en las hojas de la planta

¿Qué hacer? Bueno, pues de nuevo, depende:

  • Si el sustrato está seco, cogeremos la maceta y la meteremos en un barreño con agua destilada durante 30 minutos como mínimo, hasta que se empape.
  • Si por el contrario está muy húmedo, suspenderemos los riegos temporalmente.
  • Si tiene alguna parte marrón o negra, se la quitaremos con unas tijeras limpias y previamente desinfectadas con agua destilada.
  • Si vemos que tiene hongos, es decir, »polvo» blanco o grisáceo en alguna parte, cortaremos y trataremos con fungicida.

¿Cada cuánto regar a las carnívoras?

¿Las carnívoras necesitan poca o mucha agua? Pues depende mucho del tipo que sea. Como hemos comentado arriba, a las Sarracenias les puedes poner un plato debajo e ir llenándoselo de agua cada vez que lo veas vacío; pero hay otras que sin embargo no se deben de regar tan a menudo, como las Nepenthes, las Drosera, los Cephalotus, las Heliamphora y las Dionaea.

El riego de estas plantas debe ser frecuente durante el verano, puesto que el sustrato ha de permanecer siempre, hasta cierto punto, húmedo. Pero no han de tener las raíces encharcadas de manera permanente. Por ello, hay que regar cada 2 o 3 días durante la temporada cálida y seca, y menos el resto del año. Eso sí, hay que utilizar agua destilada, de ósmosis o de lluvia pura.

Le da el sol directamente

Las plantas carnívoras crecen lentamente

De todos los tipos de carnívoras que existen, hay algunas a las que si les da el sol se queman. Incluso hay otras que, aunque en su hábitat si les da, en otras zonas es mejor cultivarlas en semisombra o sombra. ¿Cuáles son? Según mi experiencia cultivándolas en Mallorca, estas:

  • Plantas carnívoras de sol directo: Sarracenia.
  • Plantas carnívoras que quieren sol pero filtrado (a través de una malla de sombra por ejemplo): Dionaea, Heliamphora, Cephalotus, Pinguicula, Drosophyllum.
  • Plantas carnívoras que quieren algo de sombra: Drosera, Nepenthes.

Pero insisto, va a depender mucho del clima. El sol no »aprieta» igual en mi zona que en Galicia por ejemplo. De hecho, conozco gente gallega que tiene Dionaea al sol directo, aclimatada eso sí, y crece de lujo.

En cualquier caso, si ves que tus plantas crecen cada vez más lento, o que incluso sacan trampas cada vez más pequeñas, tienes que pensar que quizás es porque necesitan algo de sombra.

El sustrato no es apto para plantas carnívoras

El uso de sustratos que están abonados, como lo están la mayoría de los que se comercializan para las plantas, no son aptos para las carnívoras, puesto que sus raíces no pueden absorber los nutrientes de manera directa, y por consiguiente se queman.

Así, si se está secando y tiene un sustrato de este tipo, has de cambiárselo por uno que sea idóneo para ella, como la turba rubia sin abonar (en venta aquí) mezclada con perlita (en venta aquí) a partes iguales.

Se ha abonado

Las plantas carnívoras se secan

Imagen – Flickr/Ramón Portellano

Estas plantas no tienen que abonarse, puesto que tienen trampas precisamente para atrapar a sus presas y alimentarse. Por eso, si se abonan, enseguida se secarán y podrían morir si no se actúa a tiempo. Por ello, si lo has hecho tienes que cambiarle el sustrato, con cuidado.

Mete sus raíces en agua destilada para que se »limpien» por unos minutos, y luego planta tu carnívora en una maceta de plástico nueva -con agujeros en su base- con turba rubia mezclada con perlita a partes iguales. Si ves que tiene alguna parte de color negro o marrón, has de quitársela para que el problema no se extienda.

Como has podido ver, son varios los motivos por los que planta carnívora puede secarse. Espero que te sirva este artículo para saber qué es lo que le ocurre a tu planta, y cuáles son las medidas que puedes tomar para que se recupere lo antes posible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *