Por qué es importante la tierra para las plantas

Tierra de jardín

La tierra. El suelo que pisamos cuando vamos al jardín es la fuente de vida del mismo. Sin él, no habría plantas, pues ellas no pueden crecer en el asfalto ni en las paredes de los edificios, ni tampoco en los techos.

Aportan oxígeno a la atmósfera y, como consecuencia, nos permiten respirar. Llevan mucho tiempo en el planeta, pero ¿por qué? ¿Qué es lo que las hace ser tan especiales? En Jardinería On te vamos a explicar por qué es importante la tierra para las plantas.

Suelo arcilloso

La tierra es muy importante para todos los seres vegetales. Sus raíces pueden penetrar el suelo y, al hacerlo, las plantas pueden quedarse bien sujetas al suelo, lo cual es muy beneficioso sobretodo si en esa zona sopla mucho y muy seguido el viento. Pero no sólo les sirve de soporte, sino también como fuente de alimento.

Está compuesta por lo siguiente:

  • Minerales: provienen de la roca madre, la cual se deshace lentamente.
  • Materia orgánica: son animales y vegetales descompuestos. Es rica en minerales y puede almacenar una cantidad importante de agua.
  • Microorganismos: insectos y lombrices que despedazan la materia orgánica, y los hongos y bacterias que se encargan de descomponerla liberando los nutrientes.
  • Agua y aire: ocupan los poros, o espacios entre partículas de suelo que se producen por las características del mismo. Cuanto más pequeño es el poro, más difícil es para la planta crecer.

Semillero con plántulas

Según su textura, se distinguen cinco tipos de suelos:

  • Arcillosos: son aquellos en los que predomina la arcilla. Son ricos en nutrientes, pero muy pesados.
  • Arenosos: son aquellos en que lo hay sobretodo arena. No retienen bien los nutrientes, por lo que son muy pocas las plantas que pueden crecer en ellos.
  • Francos: son aquellos en los que abunda el limo. Al tener la cantidad justa de arena, limo y arcilla, constituyen los suelos más idóneos para las plantas, ya que contienen los nutrientes esenciales para ellas, y, además, permiten que sus raíces estén correctamente aireadas.
  • Franco-arcillosos: son aquellos en los que hay bastante arcilla y limo, pero poca arena.
  • Franco-arenosos: son aquellos en los que abunda la arena y el limo.

Plantas creciendo en un huerto

Como vemos, hay diferentes suelos, y cada uno de ellos es muy importante para las plantas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
LinkedIn
Share
Telegram