El ser humando comenzó usando flores para darle color a los tejidos

¿Alguna vez te has preguntado cómo se consiguen tantos colores en las telas? A pesar de que a día de hoy se utilizan sobre todo tintes sintéticos, el ser humano comenzó usando flores para darle color a los tejidos. Actualmente se siguen utilizando a nivel doméstico y ecológico una amplia gama de las denominadas plantas tintóreas: Plantas aptas para teñir telas.

Si te interesa el tema y quieres saber más sobre estos curiosos vegetales, te recomiendo que sigas leyendo este artículo. A parte de aportar información sobre el tema, también hablaremos sobre algunos ejemplos de plantas tintóreas, como los girasoles.

¿Qué son las plantas tintóreas?

Se consideran plantas tintóreas todas las especies que contienen altas concentraciones de principios colorantes

Como ya hemos dicho anteriormente, las plantas tintóreas se pueden utilizar para teñir tejidos, aunque suelen tener también otras funciones. Se consideran parte de este grupo todas las especies de vegetales que contienen altas concentraciones de principios colorantes, como por ejemplo alcoholes fenólicos, flavonoides, taninos o antraquinonas, en uno o en diferentes órganos.

Este tipo de plantas llegaron a expandirse a través de la famosa Ruta de la Seda. Tras el descubrimiento de América, se sumaron además colores importados del Nuevo Mundo que no existían anteriormente en Europa. Este es un dato bastante curioso, pues los colores pueden llegar a identificar diferentes pueblos y culturas.

En la mayoría de las ocasiones, los pigmentos vegetales residen sobre todo en los frutos o en las flores de las plantas. No obstante, también se pueden encontrar en tallos, hojas, raíces, cortezas, semillas o rizomas. Dependiendo de la especie, la parte de la planta que tiene muchos principios activos varía. Todas las plantas tintóreas tienen mínimo una parte útil a la hora de elaborar tintes naturales. En algunos casos se puede aprovechar incluso la planta entera.

Generalmente se extraen los colorantes de plantas tintóreas mediante decocción en agua

Generalmente se extraen los colorantes de plantas tintóreas mediante decocción en agua. Según el grupo de pigmentos surgen colorantes diferentes. Estos son algunos ejemplos de los colores que podemos obtener según los pigmentos:

  • Los anaranjados y amarillos surgen de los carotenoides.
  • Las antocianinas se convierten en rojos o azules.
  • En cuanto a los flavonoides, pasan a ser tonos rojizos, azules o violetas.

A pesar de que la mayoría de pigmentos deben ser fijados a las fibras a través de mordientes, existen algunos que pueden fijarse directamente a los tejidos simplemente sumergiendo la tela y la planta en agua caliente. Los mordientes son sustancias químicas que pueden ser orgánicas o inorgánicas. Entre ellos se encuentran urea, taninos, alumbre y hierro.

¿Qué flores sirven para teñir?

Existe un elevado número de plantas tintóreas, entre ellas muchísimas flores. A continuación hablaremos de algunos ejemplos y los colores que podemos obtener de ellos.

Manzanilla de tintes

Una de las plantas tintóreas es la manzanilla de tines

Comenzamos la lista con la manzanilla de tintes, también llamada Anthemis tinctoria. Pertenece a la familia de los girasoles y su flor es muy parecida a las margaritas, pero de color amarillo. No debemos confundirla con la manzanilla habitual que tomamos como té, pues esta manzanilla no se utiliza a nivel culinario y tiene muy pocas propiedades medicinales.

El principal uso de esta flor es el de teñir, como ya nos indica su nombre. Para ello se utiliza la flor, ya que es la parte de la planta más rica en principios colorantes. De ella se obtiene el color amarillo.

Girasol

El girasol es una de las plantas tintóreas más famosas

Una de las flores más famosas sin duda es el girasol, también llamado Helianthus annuus. Esta bonita planta puede llegar medir hasta 3 metros de alto y destaca además por el bonito color amarillo de sus pétalos. Es bien conocido que los girasoles reciben este nombre por orientarse en dirección al sol a lo largo del día.

A parte de poder ser utilizada como planta tintórea, el girasol también nos puede proporcionar aceite o semillas comestibles. Estas últimas no solo sirven para el consumo, si no que también son una de las dos partes con más principios colorantes. De las semillas podemos obtener el color azul, mientras que la flor del girasol nos otorga el color amarillo.

Echinacea purpurea

De la Echinacea purpurea se obtiene el color verde

Otra planta tintórea es la Echinacea purpurea de origen norteamericano. Esta bonita flor, a parte de poder ser una planta decorativa del hogar, suele usarse mucho a nivel medicinal, ya que tiene propiedades que refuerzan el sistema inmune y reducen los síntomas de infecciones respiratorias. Por ello, es muy habitual utilizarla en casos de resfriados comunes.

En cuanto a la tinción de tejidos, la parte que se aprovecha de esta planta es la flor. A pesar del color violeta de sus pétalos, el color que obtendremos es el verde.

Tagetes patula

Una de las plantas tintóreas que nos da el color amarilla es la Tagetes patula

Continuamos la lista con la siguiente planta tintórea: Tagetes patula. Esta bonita flor es originaria de la América tropical y puede resultarnos familiar por su uso en las festividades mexicanas relacionadas con el día de los muertos. También es conocida como clavel de moro, damasquina o flor copete.

A parte de ser una planta tintórea, también tiene propiedades medicinales y suele ser utilizada para crear fragancias o como elemento decorativo del hogar. Además, sus raíces tienen efectos plaguicidas sobre algunos insectos y parásitos, como por ejemplo hormigas o nematodos. Por ello es bastante habitual encontrar estas flores cerca de cultivos. En cuanto a la tinción, la parte usada es la flor y de ella se obtienen tonos de amarillo a naranja.

Inula helenium

De la Inula helenium obtenemos el color azul

Finalmente hablaremos de la flor Inula helenium, comúnmente conocida como elecampana, énula o helenio. Esta planta tintórea es muy habitual tanto en Gran Bretaña como en el centro y sur de Europa. Su nombre científico «helenium» tiene su origen en un mito relacionado a la Helena de Troya, pues dicen que esta flor brotó de sus lágrimas. Antiguamente se conocía a esta planta como elfwort y era sagrada para los celtas.

A parte de tener propiedades medicinales, algunos países como Francia o Suiza utilizan la Inula helenium para fabricar absenta. Respecto a su función en la tinción, obtenemos el color azul de su rizoma.

La botánica es todo un mundo y las plantas tienen muchísimas propiedades y usos muy interesantes. Espero que este artículo te haya ayudado a resolver tus dudas acerca de las plantas tintóreas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *