flores en forma de campanilla y de color lila

¿Conoces el mundo de las aquilegia? Este es un género de plantas que reúne a más de 60 especies y se trata de plantas que crecen en zonas altas de la parte norte de nuestro planeta.

Todas las especies de este género poseen una belleza ornamental que hace que sea muy utilizada sobre todo en jardines británicos y europeos y son dos de sus especies, como la Aquilea vulgaris y la Aquilea caerulea, las más reconocidas y utilizadas para estos propósitos.

Características de las Aquilegia

La evolución de los órganos petaloides en el eje reproductivo es una innovación notable de las angiospermas que claramente ha desempeñado un papel importante en su diversificación, especialmente en el contexto de la atracción de polinizadores.

Lo que hace que las características petaloides sean tan interesantes es que parecen ser una verdadera innovación sin un precursor obvio en las gimnospermas existentes.

Después, una vez que los pétalos evolucionaron, los cambios más sutiles en su forma y color han sido factores importantes que permitieron a las especies atraer y especializarse en diferentes polinizadores.

Desde un punto de vista genético, hay muchos aspectos de los órganos petaloides que nos gustaría entender en términos de procesos macroevolutivos y microevolutivos.

¿Cuántas veces han evolucionado los órganos petaloides?, ¿Su base genética de desarrollo es la misma cuando las características petaloides se producen en diferentes posiciones?, ¿Cómo se controla la elaboración de pétalos y cómo se alteran estas vías genéticas en el contexto de los cambios de polinizadores?

Este tipo de preguntas cubren una multitud de vías genéticas diferentes y solo pueden responderse mediante el análisis de un conjunto de modelos genéticos igualmente diversos.

Las flores suelen tener dos tipos de órganos: reproductivos y estériles. Mientras que los órganos reproductivos se dividen en estambres (androceo) y carpelos (gineceo), los órganos estériles se denominan colectivamente el perianto.

El fenómeno de los órganos petaloides es desafiante, porque puede ocurrir en cualquiera de estos órganos, así como en órganos extra florales con forma de hoja denominados brácteas. Si restringimos nuestra consideración al perianto, hay más distinciones.

En algunos taxones, como Magnolia o Tulipa, las partes del perianto son relativamente similares en apariencia (sean petaloides o no), en cuyo caso se denominan tépalos. Más comúnmente, el perianto es bipartito con dos o más tipos distintos de órganos (en contraste con la condición unipartita de los tépalos).

En estos casos, los órganos externos, llamados sépalos, a menudo están adaptados para funciones protectoras, mientras que los órganos internos, llamados pétalos, están más especializados para un papel en la atracción de polinizadores.

Así, los pétalos tienen una posición fija en el eje floral, en la segunda espiral entre los sépalos y el androceo. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, las características petaloides pueden ocurrir en cualquiera de los espirales perianto.

Principales especies

Aquilegia vulgaris

precioso arbusto con flores moradas

Una de las plantas más importantes y utilizadas dentro del género es la Aquilegia vulgaris, que se trata de una planta perenne que tiene su origen en las zonas de temperaturas relativamente altas de Asia y Europa y es muy fácil encontrarlas o que algunas personas las reconozcan bajo los nombres de Aguileña común o Aguileño.

El tallo de la aguileña puede llegar a medir un poco más del metro de largo y presentar características delgadas y presenta una vellosidad de color blanco. Este tallo se suele presentar de manera erecta y mostrar muchas ramificaciones.

De este tallo es de donde surgen las hojas, que poseen un color verde oscuro muy particular, unas basales de gran tamaño y pecioladas. Estas hojas tienen características lobulado – compuestas y ese color verde tan oscuro que presentan puede llegar a tener en algunos casos ciertos detalles de color azul.

Pero sin dudas lo más interesante en las descripción de la Aquilea vulgaris y de hecho uno de los factores por los que esta planta es utilizada en todos los lugares cálidos del planeta como una planta ornamental de gran belleza, es por sus flores.

Sus flores demuestran una forma muy especial de trompeta y puede mostrar un solo color o una composición de estos, siempre destacándose por su increíble hermosura. Estas flores se verán brotar del tallo floral, que se encuentra erecto, llegando a medir aproximadamente unos 7 centímetros de largo.

Son una amplia gama de colores los que pueden llegar a formar parte de estas flores, ya que en algunos casos suelen estar compuestas por un solo color y en otros ser multicolores. Podrás encontrar en las diferentes variedades de la misma especie tonos que van desde el blanco, pasando por el azulado, rojo, amarillo, naranja, rosa, marrón, violeta y lila.

El florecimiento se suele dar durante el principio del verano, aunque se conocen casos prematuros de florecimiento entre los últimos días de la primavera también. Suelen tener un ritmo de crecimiento realmente rápido y tiene un florecimiento que podrás disfrutar al año.

Aquilegia caerulea

arbusto con flores de la planta Aquilegia caerulea

Otro de los conocidos integrantes de la familia de más de 60 especies que conforman el mundo de las Aquilegias, es el espécimen caereulea, que al igual que todo el resto de las de su familia, poseen una belleza ornamental por la cual suelen ser muy utilizadas en diferentes jardines.

Esta es una planta perenne que no llega a alcanzar la misma estatura que su hermana, pero que no se encuentra tan lejos, ya que su tallo puede llegar a medir entre unos 20 y unos 70 centímetros aproximadamente.

Sus hojas se presentan de un color verde que se va intensificando conforme a su madurez y lo que más resalta, al igual que con el resto, es la belleza ornamental que pueden presentar sus flores.

Estas flores pueden encontrarse en colores variados, que pueden ir desde un azul pálido muy particular y especial para la vista, hasta un blanco, pasando también por determinadas tonalidades que pueden ir desde un rosa intenso hasta un amarillo pálido.

Pero no será solamente uno de estos colores los que veas en este tipo de aquilea, sino que en algunos casos puede que estas muestren una cualidad bicolor, mostrando una tonalidad distinta en los sépalos y en los pétalos.

¿Cuáles son sus cuidados?

flores de un color vivo de la planta Aquilegia vulgaris

En el caso de querer cultivar la aquilegia en tu casa, debes tomar en cuenta que es una planta que suele encontrarse en exteriores, ya que necesita una gran cantidad de luminosidad.

Puede recibir este tipo de luz de dos maneras, ya sea de frente, es decir, en exposición directa al sol, sin que esto le signifique inconvenientes, o también y de manera más recomendable, se puede ubicar con sombra parcial.

Si quieres flores bien sanas y coloridas que surjan de este tipo de plantas, deberán contar con un aproximado de cuatro horas diarias de luz. Es por eso que la planta no suele desarrollarse de la mejor manera en espacios interiores, donde la luminosidad no será la necesaria.

En el caso de hacerlo de esta manera, veremos cómo los tallos y las hojas de muestran en forma descendente y esto tiene que ver con un entristecimiento que le provoca a la planta el hecho de no encontrarse con un tiempo de exposición directa a la luz a diario.

No existe un tipo de particular de riego para todo el año de este tipo de Aquilegia, pues este dependerá de la época en la que nos encontremos y en la estación por la que estemos pasando.

En el caso de que nos encontremos en esos momentos del año en los que hay más temperaturas y la exposición al sol es más fuerte, como pueden ser las épocas de verano, la planta requerirá de mucha más frecuencia de regado que si nos encontramos en momentos de otoño o invierno.

Lo ideal para estos casos sería que consigas alguna forma de detectar la humedad con la que cuenta el suelo, para saber cuánta agua necesita. Esto podrás hacerlo de manera profesional, con un medidor de humedad del suelo o artesanal, enterrando un palo de madera, escarbando junto a la planta o pesando la maceta.

La tierra tiene que presentar una característica particular en su textura que pude ser franca o arenosa y este tipo de sustrato, al tener un drenaje realmente importante, deberá presentarse húmedo durante todo el tiempo. Es por eso que es tan importante llevar a cabo la medición de humedad, para que nunca llegue a resecarse de manera total y suspenderse su desarrollo.

Mantener estable de la humedad del suelo tendrá que ver con factores entre los que se encuentran la exposición al sol, la temperatura, la humedad del ambiente y la textura del sustrato, para llegar al estado de mayor desarrollo de la planta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *