Las plantas monocárpicas son las que mueren tras la floración

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu, por ejemplo, planta de Sempervivum tras florecer se ha muerto? No es porque hubiese algo en el cultivo que fallase, no, nada de eso. Lo que ha pasado es que tu planta es monocárpica. Esta palabra que puede parece compleja tiene un significado simple.

Se trata de un fenómeno evolutivo de algunas plantas, muy llamativo para los humanos pero importante para la supervivencia de la especie. Veamos en qué consiste y cuáles son las plantas monocárpicas. mediante el cual una vez que han pasado unos años tras la germinación de la semilla, la planta gasta toda su energía en florecer y producir semillas. Una vez que la floración está tocando a su fin, poco a poco las hojas van muriendo, y posteriormente el tronco o tallo si tuviese.

¿Qué es el monocarpismo?

El monocarpismo es una estrategia evolutiva que han ido desarrollando muchas plantas, la mayoría originarias de regiones muy calurosas o por el contrario muy frías, y áridas o semi-áridas. Estas plantas viven varios años hasta que florecen, pero cuando finalmente lo hacen, suelen producir un tallo floral que dobla o a veces triplica su altura total, del cual brotan numerosas flores.

Para eso la planta gasta mucha, mucha energía, pero esta energía la ha ido acumulando desde que germinó cuando era una semilla. Hasta aquí todo bien, pero tras la floración, producen frutos con semillas, y es esto lo que hace que se mueran.

Tipos de plantas monocárpicas

Son muchas las plantas que solo florecen una vez en su vida, y después mueren. Es interesante conocerlas porque, así, si decidimos cultivarlas sabremos que no tendremos que preocuparnos cuando llegue el momento.

Aecmea (Aechmea, todas las especies)

La aechmea es una bromelia de flores terminales

Las aecmea son bromelias monocárpicas, que viven unos años y después florecen. Pero como producen numerosos retoños, no supone un problema, ya que estos hijuelos crecen rápido. La especie más cultivada es la Aechmea fasciata, la cual es originaria de Brasil. Presentan hojas anchas y largas, de unos 10 x 60 centímetros.

La inflorescencia tiene forma piramidal, y se compone de muchas flores triangulares, y rosadas. Esta permanece abierta alrededor de seis meses; después, se marchita. Pero además, produce semillas, que pueden sembrarse en el momento o en primavera.

Se han de tener en sombra, a no ser que se quiera cultivar dentro de casa, en cuyo caso la colocaremos en una habitación con luz. No soporta las heladas.

Guzmania wittmackii

La Guzmania es una bromelia monocárpica

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Guzmania wittmackii es un tipo de bromelia natural de Colombia y de Ecuador. De hábito epífito, desarrolla hoja de hasta 80 centímetros de largo por 3 centímetros de ancho, formando una roseta que surge de un tallo corto. Cuando florece, lo hace produciendo una espiga floral de hasta 100 centímetros de alto, con muchas flores blancas que permanecen abiertas por cuatro meses.

En cultivo se ha de tener en sombra, o en interiores con mucha luz. Requiere una alta humedad ambiental, y protección contra las heladas.

Palmera cola de pescado (Caryota urens)

la Caryota urens es una palmera tropical monocárpica

La palmera cola de pescado es una planta muy interesante. Otras palmáceas tienen las hojas bipinnadas, pero esta además tiene los folíolos en forma de cuña, por lo que les da un aspecto realmente curioso. Puede medir entre 15 y 20 metros de altura, y desarrolla un tronco recto y más bien delgado de unos 30 centímetros de grosor.

Es originaria de la India, Myanmar, Malasia y Sri Lanka, y produce frutos urticantes, con forma globular que terminan siendo negros al madurar. Su ritmo de crecimiento es lento, pero puede vivir varias décadas antes de florecer.

Lo único, necesita que el clima sea cálido y húmedo. Los ejemplares jóvenes necesitan sombra, pero los adultos pueden estar en semisombra. Resiste hasta los -2ºC.

Tahina spectabilis

La Tahina spectabilis es otra palmera monocárpica. Es originaria de Madagascar, puede medir unos 10 metros de altura, y desarrolla hojas en forma de abanico que miden 5 metros de diámetro. Cuando florece, produce una inflorescencia con un aspecto de candelabro que mide 4,5 metros de altura.

Como dato curioso, decir que se descubrió en el año 2007. Y lamentablemente, se encuentra en peligro de extinción. Desde el 2008 se está cultivando, primero en Kew, y después también de la mano de algunos jardines botánicos afortunados, como el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife.

Es muy sensible al frío. Solo se debe cultivar en climas tropicales y subtropicales.

Ensete (todas las especies)

Los ensete son hierbas gigantes

Imagen – Flickr/Drew Avery

Las plantas del género Ensete son parecidas a las plataneras (Musa sp), pero no tienen raíces rizomatosas y solo florecen una vez en su vida, es decir, se pueden multiplicar únicamente por semillas las cuales producen tras varios años de crecimiento. Son naturales de África y Asia tropical, y pueden medir unos 7 metros de altura. Las hojas son muy grandes, de hasta 5 metros de largo por 1 metro de ancho, y crecen muy rápido.

Los frutos se pueden consumir, pero se dice que casi no tienen sabor. Lo que sí se aprecia mucho en algunas regiones es la raíz. Esta puede llegar a pesar hasta 40kg, por lo que sirve de alimento para muchas familias. En cultivo son plantas muy demandantes de agua. Yo tengo un Ensete ventricosum ‘Maurelli’ en el suelo y estoy segura de que podría regarlo todos los días y no tendría problemas de hongos ni nada. Ahora bien, lo riego dos veces por semana en verano y aún así está muy bonito.

Resisten heladas puntuales, cortas, de hasta los -2ºC. El viento estropea sus hojas.

¿Cuáles son las suculentas monocárpicas?

Si eres coleccionista de plantas suculentas o quieres saber si tienes alguna que es monocárpica, a continuación te diremos cuáles son las que florecen y mueren:

Agave americana

El agave americana es monocárpico

Imagen – Flickr/Lino M

El Agave americana o agave amarillo es una planta que se distribuyen principalmente por las zonas áridas del continente americano. Tiene hojas suculentas de hasta 2 metros de largo por 25 centímetros de ancho, normalmente de color verde pero pueden ser variegadas (verdes con el margen amarillo).

Florece una vez en su vida produciendo un enorme tallo floral de hasta 10 metros de altura con incontables flores amarillas. En España está considerada como especie invasora.

Furcraea (todas las especies)

Las Furcraea soportan la sequía

Los fique, como se llaman en lenguaje popular, son plantas nativas de América tropical, propias de las regiones secas. Desarrollan un tallo recto del cual brotan hojas similares a las que tienen los ágaves: triangulares, con la punta aguda, y de color verde o verde-grisáceo. Las flores surgen de una inflorecencia con forma de panícula.

Son ideales para cultivar en jardines soleados, de bajo mantenimiento, puesto que resisten bien la sequía. Además, soportan las heladas suaves, incluso la especie Furcraea foetida ‘Mediopicta’ aguanta hasta los -4ºC.

Sempervivum (todas las especies)

Los sempervivum son suculentas monocárpicas

Los Sempervivum son plantas que se usan para cubrir suelos o plantados en macetas y/o jardineras. Originarios de Marruecos hasta Irán, pasando por los Balcanes, Turquía y los Alpes. Son muy resistentes al frío, tanto, que pueden soportar heladas muy intensas. Sin embargo, no les gusta demasiado la calor; es por ello que en climas muy cálidos donde el sol es muy intenso es muy recomendable tenerlos a semisombra.

Tienen mucha tendencia a sacar retoños basales, los cuales se pueden separar y plantar en macetas individuales.

Kalanchoe thyrsiflora

El Kalanchoe thyrsiflora muere tras la floración

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta arbustiva nativa de Sudáfrica y de Lesoto. Alcanza los 50 centímetros de altura, y desarrolla hojas redondeadas y suculentas, de color verde con el margen rojizo (especialmente si le da el sol todo el día).

La inflorescencia es una panícula con flores de color verdoso, y llega a medir un metro de alto. Resiste las heladas ligeras y la sequía.

¿Qué te han parecido estas plantas?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *