El girasol es una planta heliófila

¿Sabes qué son las plantas heliófilas? Si en tu jardín o balcón solo llega el sol, es posible que tengas algunas, ya que ellas crecen en lugares que están expuestos durante horas a los rayos del astro rey. Dependen tanto de él, que cuando se tienen en interior o en sombra sus tallos se alargan con rapidez en busca de luz.

En un primer momento esto nos puede alegrar, pues su ritmo de crecimiento se acelera, pero en realidad es algo que nos debe de preocupar: al etiolarse se debilitan mucho, y no es raro que lleguen a caerse o doblarse por no poder soportar su peso. Así que vamos a ver qué y cuáles son las plantas heliófilas para cuidarlas mejor.

¿Qué son las plantas heliófilas?

El término heliófilo deriva del griego helio, que significa sol, y filo que se traduce como amante o amigo; por consiguiente, la palabra significa amante del sol. Las plantas heliófilas por lo tanto son las que necesitan estar en zonas soleadas para poder vivir, crecer, y desarrollarse con total normalidad.

Al contrario que las esciófilas, que son las que crecen en sombra, nuestras protagonistas han de estar ubicadas en lugares donde les dé el Sol de lleno, durante horas, y a diario, para que puedan realizar sus funciones y estar sanas.

En este grupo encontramos a las plantas heliotrópicas. Estas tienen una característica muy peculiar, y es que mueven sus hojas y flores en dirección al astro rey. Lo hacen como respuesta a la luz azul que emite el Sol, y como ejemplos tenemos al girasol o a la gazania.

Tipos de plantas heliófilas

Hay una gran variedad de plantas amantes del Sol: árboles, arbustos, suculentas, palmeras, etcétera. La mayoría pertenecen a las familias Fabaceae (leguminosas), y Lamiaceae (lamiáceas), aunque hay especies que son de otras. A continuación te hablaremos algunas de ellas para que, de este modo, sepas dónde ponerlas en caso de que quieras adquirirlas:

Árbol del amor (Cercis siliquastrum)

El árbol del amor es un arbolito que se puede sembrar en casa

Cercis siliquastrum // Imagen – Wikimedia/Batsv

El Cercis siliquastrum es un árbol caducifolio que crece entre los 4 y los 6 metros habitualmente, aunque puede alcanzar los 15 metros. Su copa es redondeada y se llena de preciosas flores rosadas en primavera, antes de que broten las hojas. Resiste hasta los -7ºC.

Algarrobo (Ceratonia siliqua)

Algarrobo en campo

La Ceratonia siliqua es un árbol perennifolio que puede medir hasta 10 metros de altura, pero es difícil que supere los 5 metros. Su copa es redondeada, y ramifica a varios metros del suelo. Produce hojas paripinnadas y de color verde oscuro, así como frutos llamados algarrobas que se utilizan como alimento para el ganado. Resiste muy bien la sequía, así como las heladas de hasta los -7ºC.

Caesalpinia (Caesalpinia gilliesii)

 

La Caesalpinia gilliesii es un arbusto perennifolio de poca altura, pues mide solo 5 metros. Las hojas están compuestas por numerosos folíolos o pinnadas pequeños y de color verde. En verano produce flores agrupadas en racimos de color amarillo-verdoso. Resiste la poda, la sequía y las heladas de hasta los -7ºC.

Gazania (Gazania rigens)

La gazania es un tipo de planta vivaz

La Gazania rigens es una hierba perenne que alcanza una altura de 20-30 centímetros. Sus hojas son lanceoladas, con el margen dentado, de color verde en el haz y blanquecinas en el envés. Produce flores parecidas a las margaritas durante la primavera y principios del verano, de colores variados: amarillas, rojas, naranjas, bicolores. Estas se abren con el Sol, y permanecen cerradas los días nublados. Resiste el frío y las heladas de hasta los -4ºC.

Girasol (Helianthus annuus)

Los girasoles necesitan luz directa para crecer, porque son plantas heliófilas

El Helianthus annuus es una hierba de ciclo anual que puede medir hasta 3 metros de altura. Desarrolla un tallo erecto con hojas de color verde y con forma caulinar. Sus flores se agrupan en inflorescencias compuestas por brácteas amarillas que sirven como pétalos. En verano, normalmente a finales, produce semillas que son llamadas pipas, aptas para consumo.

Hierba de los gatos (Nepeta cataria)

La Nepeta cataria es una hierba perenne con tallos erectos que alcanzan una altura de entre los 20 y los 60 centímetros, y a veces llega hasta el metro. Las hojas son cordadas, tienen el margen dentado y el envés peludo. Sus flores son espigas laxas y pedunculadas, de color amarillo y rosado. Asimismo, hay que decir también que es aromática, ya que desprende un aroma a cítrico que suele gustar especialmente a los gatos. Tolera bien las heladas de hasta los -12ºC.

Lavanda (Lavandula angustifolia)

 

La Lavandula angustifolia es una planta subarbustiva perenne y aromática que alcanza una altura aproximada de un metro. Ramifica a pocos centímetros del suelo, desarrollando tallos de los cuales brotan hojas lanceoladas. Sus flores son de color lavanda y brotan en primavera. Es muy interesante su cultivo en regiones cálidas y secas, ya que puede vivir con poca agua si está en el suelo. Además, soporta las heladas de hasta los -7ºC.

Mimosa sensitiva (Mimosa pudica)

La Mimosa pudica produce flores en primavera

Imagen – Wikimedia/H. Zell

La Mimosa pudica es una planta herbácea que alcanza el metro de altura, pero que en cultivo rara vez supera los 50 centímetros. Las hojas son bipinnadas, y tienen la peculiaridad de que se cierran en cuanto se tocan, o cuando un insecto se posa sobre ellas. Las flores son inflorescencias redondas, y de color rosado. No soporta el frío.

Retama negra (Cytisus scoparius)

La retama negra es una planta heliofila

Imagen – Wikimedia/Willow

La retama negra es un arbusto de 1-2 metros de altura, que produce escasas hojas y muy pequeñas de color verde. Desde primavera hasta comienzos del verano sus flores amarillas brotan en gran número. Resiste la sequía y las heladas de hasta los -7ºC, pero has de saber que se considera una especie exótica invasora en Canarias, así como en otras partes del mundo, entre ellas Estados Unidos y Sudáfrica.

Tomillo (Thymus vulgaris)

El tomillo es una planta heliófila

El Thymus vulgaris es un subarbusto, también conocido como mata, que alcanza una altura máxima de 40 centímetros. Desarrolla tallos erguidos y leñosos que ramifican bastante. Las hojas tienen forma oval y son verdes. Durante la primavera florece, produciendo flores rosadas. Resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Washingtonia (Washingtonia robusta)

La Washingtonia robusta es una palmera que alcanza una altura de 35 metros. Su tronco es robusto, llegando a medir hasta 40 centímetros de grosor en la base. Sus hojas tienen forma de abanico, y tienen pecíolos espinosos. Florece en primavera, produciendo inflorescencias pendulares. Los frutos son esféricos, negros y miden 0,5 centímetros. Resiste la sequía, así como las temperaturas de hasta los -6ºC.

¿Conocías a las plantas heliófilas?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *