La hoja coriácea es resistente

Imagen – Flickr/S BV

Las plantas con la hoja coriácea son aquellas que pueden vivir expuestas a algún tipo de condición medioambiental mejor que las que tienen el follaje blando. Pero además de su textura, es interesante saber que dependiendo del tamaño que tengan podremos saber si necesitan mucha agua o si por el contrario son resistentes a la sequía.

Y es que el follaje dice mucho del clima que hay en su lugar de origen: si las hojas son coriáceas y pequeñas suele ser porque el clima es cálido y seco, o muy frío; pero si por el contrario son grandes, es porque viven en una zona donde llueve con frecuencia y porque las temperaturas son moderadas o tropicales. Es decir, es más fácil encontrar una planta de hoja coriácea y grande en una selva tropical seca, que en un bosque de montaña de Europa. Veamos algunos ejemplos de plantas con hojas coriáceas.

Selección de plantas de hoja coriácea

Las plantas con hojas duras son muy comunes en España, especialmente en la región mediterránea ya que en verano las temperaturas pueden llegar a ser muy altas, y además suele haber sequía que dura meses en algunos puntos. Aunque por supuesto no es el único lugar del mundo con ese tipo de hoja: en cualquier región árida y semi-árida encontraremos, también en los trópicos.

Así pues, vamos a ver cuáles son las plantas que tienen ese tipo de hoja:

Acebo (Ilex aquifolium)

El acebo tiene las hojas coriáceas

El acebo es un arbusto que puede crecer como árbol de 15 metros de altura cuyo follaje es perenne; es decir, que la planta se mantiene siempreverde todo el año. Sus hojas son coriáceas, de color verde normalmente, pero existen variedades con hojas variegadas. Es una planta que soporta el calor (40ºC), las heladas (-18ºC) y también algo la sequía si ha enraizado. 

Azahar de la China (Pittosporum tobira)

El Pittosporum tiene las hojas verdes

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

El azahar de la China es un arbolito perennifolio de 7 metros de altura que suele tenerse como arbusto bajo de 1-2 metros, ya que tolera muy bien la poda. Las hojas son verdes, oscuras en el haz y claras en el envés. Por si tienes curiosidad, tienes que saber que produce flores blancas y aromáticas. Aguanta muy bien el sol directo, y no necesita riegos frecuentes. Soporta hasta los -10ºC.

Costilla de Adán (Monstera deliciosa)

La monstera deliciosa es una planta de interior

Imagen – Flickr/Maja Dumat

La costilla de Adán es una planta trepadora muy querida en la decoración de interiores, pese a que llega a medir 20 metros de largo siempre que tenga soporte suficiente por el que trepar. Sus hojas son también muy grandes, llegando a medir 90 centímetros de largo por 20 centímetros de ancho. Eso sí, tienes que saber que no soporta el frío, pero se adapta muy bien a vivir dentro del hogar.

Magnolia (Magnolia grandiflora)

La magnolia es un árbol siempreverde

Imagen – Wikimedia/KENPEI

La magnolia es un árbol siempreverde que puede llegar a medir más de 30 metros de altura. Además de producir unas de las flores más grandes de todas las especies de árboles, las cuales llegan a medir 30 centímetros de diámetro, tiene hojas coriáceas de color verde oscuro brillante por el haz y pubescentes por el envés. Necesita un clima suave con una alta humedad ambiental, pero también vive en el mediterráneo si se tiene en maceta y en semisombra. Soporta hasta los -14ºC.

Laurel (Laurus nobilis)

El laurel tiene las hojas verdes

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

El laurel es otro árbol siempre verde, que además se utiliza mucho en la cocina. Sus hojas tienen las características idóneas para ello, ya que son aromáticas, coriáceas pero no muy difícil de romper, y se pueden usar como condimento en muchos platos. Crece hasta los 10 metros de altura, y es una planta que necesita poca agua. Resiste hasta los -5ºC.

Olivo (Olea europaea)

Las hojas del olivo son coriáceas

El olivo es un árbol perennifolio que puede medir hasta 15 metros de altura, aunque en cultivo es difícil que supere los 5 metros, ya que se poda para que la cosecha de la aceituna sea más fácil. Sus hojas son lanceoladas, de color verde por el haz y glabras por el envés. Son pequeñas, ya que están diseñadas para soportar el sol fuerte y la sequía propias del mediterráneo. Además, soportan heladas suaves de hasta -12ºC.

Palmito (Chamaerops humilis)

El palmito es una palmera multicaule

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Podríamos decir que todas las palmeras tienen las hojas coriáceas, pero si queremos una que sea muy fácil de cuidar sin duda alguna es buena idea apostar por el palmito. Esta es una planta que no crece más de 3 metros de altura, que desarrolla varios troncos delgados y hojas en forma de abanico de color verde o azulado. Está preparada para resistir el sol directo, las temperaturas de hasta 40ºC, y las heladas débiles de hasta los -7ºC.

¿Cuál es la definición de hoja coriácea?

Hemos visto unos cuantos ejemplos de plantas que tienen hojas coriáceas, pero, ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de ello? Pues ni más ni menos que a su textura. Al tocarla, notaremos que está dura y que es flexible, como el cuero. 

Esta característica le permite a la especie adaptarse mucho mejor al lugar en el que ha vivido por generaciones. Pero además, es interesante mencionar que aquellas que se cultivan en zonas donde el sol es muy fuerte, pueden desarrollar hojas algo más gruesas y duras, que quizás sin llegar a ser coriáceas, les ayudan a sobrevivir.

Con todo, esperamos que hayas aprendido mucho sobre este tema.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *