Plantar geranios es una tarea muy sencilla

Los geranios son plantas que quedan muy bien en un espacio tan reducido como puede serlo el balcón, el patio o la terraza. Su tamaño no es que sea muy pequeño, pero tampoco son excesivamente grandes. Esto hace que podamos tenerlos prácticamente donde queramos, y que solo tengamos que preocuparnos de cuidarlos.

Sin embargo, hay que saber bien cuándo y cómo plantar geranios, ya que del mismo modo que la posición en la que un agricultor o jardinero coloca la semilla influirá en el comienzo de la vida de la planta, si lo trasplantamos en una época inadecuada correremos el riesgo de que no reanude su crecimiento con la rapidez con la que esperamos que lo hagan.

¿Cuándo plantar geranios?

Los geranios se plantan en primavera

Los geranios son un tipo de plantas que pertenecen al género Geranium, pero hay otro género, el Pelargonium, que también recibe ese nombre. Pero más allá de los nombres, sus necesidades como plantas son prácticamente idénticas. Ambas proceden de zonas donde el clima es cálido, por lo que sería un error querer trasplantarlas, por ejemplo, en invierno, y más si en nuestra zona las temperaturas bajan de los cero grados.

Pero tampoco sería buena idea hacerlo en verano. En esta estación es cuando más energía gastan para crecer y florecer; así que si los sacamos de la maceta en esta época podría costarles un poco superarlo. Aunque si están sanos lo más seguro es que se repongan rápidamente, siempre va a ser mejor evitar trasplantarlos en una época en la que las temperaturas son altas. Por sus tallos y raíces circula mucha savia, y si les hacemos sin quererlo algunos cortes, por muy pequeños que sean, nos arriesgamos a que cojan alguna infección, puesto que los hongos, bacterias y virus pueden entrar a través de esas heridas.

Entonces, ¿cuál es la época ideal para plantar geranios? La primavera. El cuándo exactamente va a depender mucho del clima y de la propia planta, ya que conviene hacerlo antes de que empiecen a florecer. No obstante, como en muchas zonas de España ya por marzo (e incluso antes) se venden ejemplares en flor, se pueden trasplantar teniendo mucho cuidado de no manipular las raíces por esas fechas.

¿Cuándo NO conviene trasplantar geranios?

Un geranio que no está bien enraizado no se debe de sacar de la maceta. ¿Por qué? Porque si se hace el cepellón o pan de tierra se desharía, y esto puede causarle muchos problemas a las raíces.

¿Cómo sabemos que ha enraizado? Mirando a ver si se le salen raíces por los agujeros de drenaje de la maceta. Si no se asoma ninguna pero aún así sospechamos que el recipiente se le está quedando pequeño, podemos hacer lo siguiente:

  1. Primero, le daremos unos golpes a la maceta para que la tierra se »despegue» de ella.
  2. A continuación, cogeremos la planta por la base del tallo principal.
  3. Por último, tiramos un poco de la planta hacia arriba con cuidado.

¿El cepellón sale sin desmoronarse? Entonces es que efectivamente necesita más espacio.

¿Se puede trasplantar un geranio enfermo en cualquier época?

Antes de explicarte paso a paso cómo plantar un geranio, me gustaría hablarte de este tema. ¿Se puede trasplantar uno que esté enfermo en cualquier fecha? Lo cierto es que depende del problema que tenga. En general, sí se podría en estos casos:

  • Si ha sufrido exceso de riego.
  • Si la tierra que tiene no absorbe el agua.
  • Si se sospecha de que tiene alguna plaga que esté afectando a las raíces (gusanos por ejemplo).
  • Si se le ha echado más abono o fertilizante del indicado por el fabricante.

En estas situaciones, más que quitarle la tierra que tiene, se añadiría nueva. Si hay sospecha de plaga, meteremos el pan de tierra en un barreño con agua e insecticida durante unos 20 minutos antes de pasarla a otra maceta.

¿Cómo plantar geranios?

Como bien sabrás, puedes tener geranios en una maceta, o si el clima es suave en el jardín. Como la manera de proceder a plantarlos es un poco diferente, vamos a ver cómo se hace en cada caso:

Plantar geranios en macetas

Los geranios son plantas que pueden cultivarse en macetas

Para plantar geranios en macetas necesitamos lo siguiente:

  • Maceta: tiene que ser más ancha y más alta que la que ya están usando. Como son plantas de rápido crecimiento, es recomendable que midan unos 5 centímetros más de diámetro y de profundidad que la maceta »vieja». Además, han de tener agujeros en la base.
  • Sustrato: es muy recomendable que sea sustrato universal que lleve algo de perlita (en venta aquí). Es una tierra fácil de encontrar y muy económica, y que resulta perfecta para los geranios. Una alternativa puede ser el mantillo, o bien una mezcla a partes iguales de turba, perlita y humus de lombriz (en venta aquí).
  • Regadera con agua: el agua ha de ser de lluvia, o si no, agua embotellada. Si puedes usar la del grifo para beber, también te servirá; pero si tiene mucha cal, ponla a hervir antes para que dicha cal se quede abajo del todo.

Paso a paso

  1. El primero es rellenar las macetas nuevas con sustrato, más o menos hasta la mitad. Para saber si hemos echado mucho o poco, introduciremos los geranios con sus respectivas macetas »viejas» dentro de las »nuevas». De este modo, veremos si quedan bajos o altos con respecto al borde de los recipientes nuevos.
  2. Ahora, si es necesario echaremos o quitaremos sustrato.
  3. Luego, extraeremos, ahora sí, los geranios de sus macetas »viejas», con cuidado. Si no salen, les daremos unos golpecitos a los recipientes. Si vemos que las raíces se han enmarañado, lo ideal será desenredarlas con paciencia.
  4. A continuación, procederemos a introducirlos en sus macetas »nuevas», dejándolas más o menos en el centro de las mismas.
  5. Para acabar, echamos sustrato y regamos.

Plantar geranios en el jardín

Los geranios se pueden plantar en el jardín en primavera

Geranio antimosquitos / Imagen – Wikimedia/Eric Hunt

Cuando queramos plantar geranios en el jardín tendremos que buscarles un sitio en el que reciban luz, ya sea directa -algo que sería muy recomendable- o filtrada. Una vez lo hayamos encontrado, procederemos a ver si la tierra tiene buen drenaje, puesto que estas plantas temen el encharcamiento. Esto lo haremos haciendo un agujero de unos 40 centímetros de ancho y alto, y llenándolo luego de agua.

Si el suelo que tenemos es el adecuado para los geranios, veremos que el agua se empieza a absorber desde el primer momento en el que cae. Pero ojo, no tiene que absorberse en »un segundo». De ocurrir, tendremos que rellenar el agujero con una tierra que retenga la humedad, como el sustrato universal.

Enseguida que hayamos hecho esto, podremos proceder a plantar nuestro geranio siguiendo este paso a paso:

  1. Lo primero es rellenar el agujero con sustrato, hasta un poco más de la mitad.
  2. Después, meteremos el geranio en él con la maceta puesta. Así sabremos si tenemos que echar más tierra o no. El cepellón de la planta no tiene que quedar alto pero tampoco muy bajo con respecto a nivel de suelo. Lo ideal es que quede unos 0,5 centímetros por debajo, pero no más.
  3. Luego, lo sacamos del agujero para quitarle la maceta, algo que haremos después de regarlo.
  4. A continuación, lo introducimos en el agujero de nuevo, y lo rellenamos con sustrato.
  5. Para acabar, le hacemos un alcorque con la tierra que nos ha sobrado, y regamos.

Ahora, lo que nos queda es disfrutar de nuestros geranios recién plantados.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *