Plantar arboles frutales

Los árboles frutales son uno de los más apreciados, no solo por los que se dedican a la producción de estos, sino también a modo decorativo o de tener una pequeña plantación con tus propios alimentos (y así no tener que comprarlos. Pero, ¿sabes cómo plantar árboles frutales?

A la hora de plantar árboles frutales surgen muchas dudas, ¿se puede plantar cualquier tipo de frutal en cualquier tipo de tierra? ¿Hay que dividir por zonas? ¿Y a cuánta distancia tengo que poner uno de otro para que sean productivos? Si tienes un pequeño terreno, jardín, etc. y estás planteándote poner unos árboles frutales, que no solo den frutos, sino también sombra, entonces esto te interesa.

¿Cómo se debe plantar un árbol frutal?

¿Cómo se debe plantar un árbol frutal?

Plantar árboles frutales no es difícil. De hecho, es tan sencillo como hacer un agujero, poner el árbol y tapar con tierra sus raíces. Pero para tener éxito, no basta solo con eso. Es necesario tener en consideración varios aspectos importantes que son los que van a ayudar a que tu frutal se asiente en la tierra y no se muera.

En concreto, te recomendamos lo siguiente:

Plantar árboles frutales adecuados

Sí, sabemos que si vas a un vivero, vas a encontrarte con muchos árboles frutales. Pero no todos ellos se adaptan igual a ciertas temperaturas, clima, etc. Además, la zona donde lo colocarás también influye. Por eso, debes tener en cuenta escoger un fruta que de verdad se adapte al tipo de clima donde vas a tenerlo.

En la medida de lo posible, olvídate de frutales exóticos; son más difíciles de cuidar y, si eres principiante, puede darte muchos quebraderos de cabeza. Los que funcionan mejor son los cítricos (limoneros, naranjos), los manzanos y perales, los cerezos…

Eso sí, cada uno tiene un periodo exacto para plantarse, así que también debes considerarlo. Para que te hagas una idea, en enero y febrero es el momento de plantar cerezos, manzanos, ciruelos, perales… Pero en el caso de los cítricos, o un melocotonero, tienes que esperar a marzo o abril.

Ten en mente dónde vas a plantarlo

Los árboles frutales necesitan sol. A poder ser mucho. Por eso tienes que escoger un área soleada y donde el árbol pueda crecer sin que haya problemas con ello. Recuerda que crecen, y eso implica que tienes que calcular cuánto de grande va a ser en el futuro para que no te estorbe después (porque trasplantarlo, aunque es posible, es muy estresante para los frutales).

No lo coloques muy cerca de otras estructuras (una casa, una piscina…) porque las raíces van a extenderse, tanto como sus ramas, y si está cerca de alguna instalación así podría afectar a sus cimientos y provocar daños.

Ahora que tienes esos dos puntos clave en cuenta, es hora de pasar a plantar árboles frutales. Sin embargo, has de saber que no solo se pueden plantar en un huerto; también podrías considerar ponerlo en macetas. Esta opción es la que se usa cuando el árbol es aún pequeño, o bien no se quiere que crezca mucho. Y cada método tiene sus necesidades. Te las contamos.

En macetas

Si vas a plantar árboles frutales en macetas, te recomendamos que, para no tener que trasplantarlo cada poco tiempo porque la maceta se le quede pequeña, escojas una de tamaño medio. De esta forma, te asegurarás de que le durará 2-3 años mínimo y el frutal se asentará más fácilmente (sobre todo porque cuando se estresan muchas veces dejan de dar frutos un año o más).

Los pasos que debes seguir son los siguientes:

  1. Escoge una maceta adecuada en tamaño para tu árbol frutal.
  2. Elige una tierra adecuada para ese frutal. No es lo mismo la tierra que requieren los cítricos que un manzano. Además, aunque no lo sepas, eso influye en la calidad de los frutos, en su sabor, etc. así que es mejor invertir un poco más de dinero en esto para obtener resultados mejores. Tanto el árbol como tu paladar te lo agradecerán.
  3. A la hora de plantar, llena la maceta más o menos hasta la mitad de tierra. No la apelmaces mucho, solo dale algunos golpecitos con las manos para que quede «esponjosa». Así te aseguras que el agua se va a filtrar bien y que no se pudran las raíces.
  4. Una vez tengas tierra en la maceta, pon el árbol frutal. Aquí tienes dos opciones: si el árbol frutal tiene un cepellón con tierra, puedes abrirlo y poco y plantarlo tal cual; pero también podrías limpiarle toda la tierra antigua que tiene para que no quede rastro y así coja los nutrientes de la otra tierra nueva.
  5. Cubre el árbol con la tierra de tal forma que se quede firme, que no baile. Sí vas a tener que hacer un poco de fuerza para fijarlo bien, por lo que no escatimes en tierra para que quede perfecto.
  6. Riega con agua, te aconsejo que no demasiado, porque el árbol puede estar estresado y en ese momento no va a coger mucha. Pero sí es bueno para ver si le puede hacer falta más tierra (con el agua la tierra es posible que baje y debas rellenar un poco más).
  7. Por último, coloca tu árbol frutal plantado en un sitio de semisombra. Durante 2-3 días debe estar ahí antes de ponerlo directamente al sol porque tiene que adaptarse.

Artículo relacionado:

¿Se pueden tener árboles frutales en macetas?

En el huerto

plantar arboles frutales

Si vas a plantar árboles frutales en tu huerto, los pasos que debes dar son muy parecidos a los de una maceta, pero tienen ciertas particularidades que debes tener en cuenta. ¿Quieres saber cuáles son?

  1. Habilita un hoyo grande. Para que te hagas una idea, ese agujero ha de ser el doble de ancho que las raíces extendidas que tenga el árbol. Si es pequeño (de los que compras en los supermercados o con ofertas limitadas) verás que no necesitan mucho; pero si los compras en viveros algunos pueden necesitar bastante anchura.
  2. En general, un hoyo sería perfecto si fuera de 60cm x 60cm. Con una profundidad de 60-70cm es más que suficiente.
  3. Añade algo de sustrato a la base. Muchos también aprovechan para poner abono y otros nutrientes orgánicos, pero aquí dependerá de si la tierra es rica en los nutrientes que necesita el árbol o no. O de si se quiere potenciar su producción o que esta siga su curso.
  4. Pon el árbol frutal. Ahora llega el momento de colocar el árbol frutal. Asegúrate de centrarlo bien para que todas las raíces tengan el mismo espacio (o casi) y pueda quedar bien colocado. Ahora tienes que ir echando tierra para enterrar las raíces. Para ello, compacta la tierra con las manos y los pies para evitar que haya bolsas de aire (eso lo único que hará es que al final le falte tierra y/o le ataquen plagas).
  5. Riega. El último paso es regar, pero como te decíamos antes, intenta no hacerlo en exceso. Es mejor regar más a menudo unos días para ver cómo se asienta la tierra y echarle más si es necesario que pasarte con el riego y que se pudran las raíces.

Un consejo es que, si tienes animales, protejas tu árbol durante unas semanas hasta que estos se acostumbren a que está ahí (sobre todo si tus mascotas suelen «atacar» a los árboles). Y si ves que se tambalea, no es mala idea poner un tutor que le ayude a mantenerse recto hasta que se fije a la tierra.

¿Qué distancia debe haber entre árboles frutales?

¿Qué distancia debe haber entre árboles frutales?

Una de las dudas que tendrás a la hora de plantar árboles frutales, sobre todo si son más de uno, es si hay que guardar alguna distancia entre ellos. Y lo cierto es que sí.

Los expertos recomiendan que, si vas a plantar en un huerto árboles frutales, respetes una separación entre árboles de tres metros por lo menos (en todo su alrededor). Así te aseguras que las raíces tengan el espacio suficiente para crecer sin entorpecer a otros árboles o plantas.

¿Cuándo plantar árboles frutales?

¿Piensas que los árboles frutales se pueden plantar en cualquier momento del año? Pues lo cierto es que no. De modo general, hay que esperar a que los frutales entren en una especie de “hibernación”, es decir, que la savia se ralentice en el árbol, haciendo que esté como “dormido”, para plantarlos y que se adapten bien a su nueva ubicación.

La siembra de árboles frutales se lleva a cabo en los meses de otoño e invierno, si bien hay algunos que es casi en primavera cuando se plantan. Para que te hagas una idea:

  • Manzano, peral, ciruelo: enero-febrero.
  • Limonero, naranjo: marzo.
  • Melocotonero, nectarino…: marzo
  • Cerezo, granado: enero-febrero.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *