El pino suizo es una conífera que vive en las montañas

Imagen – Wikimedia/Moroder

En las montañas de Europa central, allá donde el paisaje se cubre de nieve todos los años y los veranos son templados, habita una de las coníferas que mejor soporta el frío: el Pinus cembra, conocido popularmente por los nombres de pino suizo o pino cembro. Aunque es una planta muy resistente, debe su existencia a un pájaro del que todos hemos oído hablar alguna vez: el cascanueces común.

Él es el único capaz de abrir sus piñas, las cuales entierra en distintas zonas para comérselas luego, a menos que se olvide de dónde están. Aquellas que tienen suerte y se libran de ser comidas, logran germinar durante la siguiente primavera. Pero, ¿cómo es el Pinus cembra?

Origen y características del Pinus cembra

El pino cembro crece en Europa

Imagen – Wikimedia/Crusier

Nuestro protagonista es una conífera perennifolia cuyo nombre científico es Pinus cembra. Crece silvestre en las montañas de Europa Central, en concreto desde los Alpes hasta los Cárpatos, a una altitud superior a los 1000 metros sobre el nivel del mar. Puede llegar a medir 25 metros de altura, y tiene una característica forma piramidal que lo dota de una belleza impresionante.

Asimismo, su tronco tiende a crecer recto, a menos que esté en una zona donde sople el viento con fuerza de manera constante, o tenga muchas plantas alrededor, en cuyo caso sí que podría inclinarse un poco. Las hojas son las típicas de los pinos; a saber: aciculares, esto es, finas y largas, de color verde. Si bien la especie es perennifolia, es importante aclarar que ello no significa que no pierda las hojas nunca, si no más bien que permanecen con ellas mucho tiempo, hasta que brotan nuevas.

Debido a las condiciones climáticas de su hábitat, es una planta que tiene un ritmo de crecimiento bastante lento. Y es que con suerte solo puede crecer unos cinco meses al año, coincidiendo con la primavera y el verano, y así y todo necesita 30 años para medir 1,3 metros. Pero su esperanza de vida es muy larga, de entre 500 y 1000 años.

Su relación con otros seres vivos

Todos los árboles, especialmente los que adquieren dimensiones muy grandes como es el caso del pino suizo, establecen relaciones con otros animales y a menudo con otros microorganismos. Al principio de este artículo te hemos hablado del cascanueces, un pájaro que se alimenta de las semillas de esta especie, pero que recoge y guarda tantas al día que no siempre puede recordar el lugar donde las ha dejado.

Pero también queremos mencionarte a las microrrizas, en concreto los hongos del género Suillus. A los humanos nos puede costar imaginar que hongo y planta se ayuden mutuamente, pues cuando cultivamos plantas tenemos que luchar muchas veces contra los hongos, pero no todas las especies fúngicas son malas para ellas. Los Suillus, de hecho, ayudan al Pinus cembra a crecer y, también, a sobrevivir, desde una edad temprana.

¿Cómo se cuida?

Las hojas del Pinus cembra son aciculares

Imagen – Wikimedia/Salicyna

Cultivar un pino suizo no es tarea sencilla, ya que para que pueda crecer en condiciones es necesario que el clima sea templado y que haya nevadas durante el invierno. Así, en regiones cálidas, como la mediterránea, va a tener problemas en verano ya que las altas temperaturas van a impedirle continuar su crecimiento.

Pero en el caso de que vivas en la montaña o en un lugar donde los veranos sean suaves y donde las temperaturas bajen de los cero grados durante la temporada invernal, no te será complicado disfrutar del Pinus cembra:

Ubicación

Es una planta que, además de estar en el exterior, lo ideal es plantarla en el suelo lo antes posible, a una distancia de unos diez metros de donde tengas tuberías, suelos pavimentados y demás.

Colócala a pleno sol con el fin de que crezca bien, y tenlo como ejemplar aislado. Si quieres, puedes plantar otras plantas grandes a una distancia mínima de dos metros.

Tierra

  • Jardín: el suelo tiene que ser rico en nutrientes, y tener un pH neutro o ligeramente ácido.
  • Maceta: como crece lento, es posible cultivarlo en maceta durante años. Utiliza mantillo (en venta aquí) o sustrato para plantas ácidas (en venta aquí).

Riego

No soporta la sequía ni el encharcamiento, de manera que lo más recomendable es regarlo de manera seguida. En verano se regará unas 4 veces a la semana, y el resto del año unas 2 veces a la semana de promedio, para ello se deberá de usar agua de lluvia o en su defecto una ligeramente ácida (pH 6-6.5).

Abonado

Es necesario abonar al pino cembro durante toda su temporada de crecimiento (desde primavera hasta verano) con un abono específico para plantas verdes. Sigue las indicaciones de uso que encontrarás especificadas en el envase; así obtendrá los nutrientes que necesita, ni más ni menos.

Multiplicación

El cono del Pinus cembra no se abre al caer

Imagen – Wikimedia/S. Rae

Se multiplica por semillas, es decir, por piñones, en invierno. Estos han de pasar frío antes de germinar, de manera que si en tu zona hay heladas simplemente has de sembrarlos en bandejas forestales poniendo 2-3 semillas en cada alvéolo, o en macetas con sustrato para semilleros.

Otra opción es estratificarlas en la nevera durante tres meses, a una temperatura de 6ºC. Para ello, se han de sembrar en un tupperware con fibra de coco (en venta aquí) o vermiculita (en venta aquí) por ejemplo, y echarles azufre en polvo para prevenir hongos patógenos. Una vez a la semana has de sacar el tupper de la nevera y abrirlo; de este modo se renovará el aire y se reducirá el riesgo de infecciones. Además, podrás aprovechar para ver si van germinando y/o si el sustrato necesita agua.

Trasplante

Recuerda plantarlo en el jardín o en una maceta más grande en primavera. En el caso de lo que tengas en un recipiente, has de trasplantarlo cada 3 o 4 años.

Rusticidad

El pino cembro soporta las heladas de hasta los -50ºC, pero no así las de más de 30ºC.

¿Conocías este árbol?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *