Pera de agua

Una de las frutas de temporada que más nos gusta son, sin duda las peras de agua. Sin embargo, hoy día en las fruterías y supermercados han ido apareciendo muchas variedades con la coletilla ‘peras de agua’ sin que en realidad se puedan considerar como tales.

¿Sabes cuál es la de verdad? ¿Quieres conocer más a fondo sobre las peras de agua y todo lo que tienes que conocer antes de comprarlas? Pues no lo dudes más, a continuación te vamos a hablar de ellas.

¿Cuál es la pera de agua?

¿Cuál es la pera de agua?

Las peras son una de las frutas más refrescantes que puedes tomar. Una vez madura, fresquita está buenísima e incluso a los que menos les gusta la fruta, cuando la prueba se quedan con ganas de más. Sobre todo si lo que comen es una pera de agua. Pero no solo así; cocinada, como acompañamiento para otros platos, en repostería… son muchas las opciones gastronómicas que podríamos citarte para con las peras.

Esta fruta es típica mediterránea, ya que su origen se encuentra en el sudeste de Europa y en Asia occidental. Sin embargo, hoy día la puedes encontrar cultivada por todo el mundo.

Esto ha hecho que haya distintas variedades, muchas, y a veces algunas de ellas se las considera peras de agua cuando, en realidad, no son la original de verdad. Entonces, ¿cuál es la pera de agua de verdad?

Para eso, nos tenemos que ir hasta La Rioja, lugar donde se producen las verdaderas peras de agua, también llamadas ‘blanquillas’. Son unas de las más consumidas en el país y no es para menos, ya que si son de buena calidad, nada más metértelas tienen un sabor y una textura característica. Pero también ese hilillo de líquido que es el motivo por el que se las llama así.

La pera de agua es de un tamaño mediano. De color verde y liso, tiene un corazón pequeña y una carne blanca. Su característica más importante es que, una vez esté madura para comérsela, nada más empezar a pelarla verás cómo suelta agua saborizada por la pera. Al morderla, sigue soltando con lo que hace que su carne sea muy blanda y exquisita, un manjar que siempre produce que quieras repetir con otra pera.

Ahora bien, debido a que las peras están ya más extendidas, y que además hay más variedades, hay otra que también es muy «aguosa». Y es la pera Williams, también conocida como Barlett. Esta es grande y con una piel amarilla o amarilla rojiza. Su sabor es también suave y dulce, y con muchísima agua.

Estas dos podríamos decir que son las que se consideran peras de agua, si bien la original y de verdad es la de La Rioja.

¿Cuál es la temporada de la pera de agua?

¿Cuál es la temporada de la pera de agua?

Si te fijas en las fruterías, sobre todo de los supermercados, te darás cuenta de que hay casi todo tipo de frutas durante todo el año. El problema es que los árboles no dan frutas todo el año, tienen una temporada en que lo hacen y ya tendrías que esperar hasta el año siguiente para disfrutar de ellas.

En el caso de las peras, ocurre algo parecido. En el mercado puedes encontrarte con que hay todo el año, sobre todo porque existen diferentes variedades. Pero en el caso de la pera de agua, la cosa cambia.

Si quieres comer de verdad una pera de agua, entonces la mejor época para hacerlo es de junio a diciembre. Y de todos esos meses, el mejor es agosto. ¿Por qué? Pues porque la pera blanquilla, la de La Rioja, es en esa temporada cuando tiene el consumo mayor, y cuando de verdad se recolectan los frutos y se distribuyen por toda España (y fuera del país).

En el caso de la otra variedad que también tiene agua, la pera Williams, también debes esperar al verano para degustarla.

Así, en otoño, invierno y primavera, tendrás que optar por otras variedades que, si bien no sueltan tanta agua, no quiere decir que no sean deliciosas en sabor, como la pera Conferencia o la pera Ercolini.

Propiedades de la pera de agua o blanquilla

Propiedades de la pera de agua o blanquilla

Entre las propiedades de la pera de agua (parecidas a la de la manzana), una de las principales es, sin duda, el agua. Al estar formada en un tanto por ciento de ese líquido, hace que sea muy hidratante, pero también diurética y depurativa. No solo eso, es una gran aliada si necesitas contenido en fibra soluble. Y además, tiene vitaminas (sobre todo del grupo B) y minerales. Es muy rica en potasio, fósforo, cobre, calcio y magnesio.

¿Para qué puede servir todo eso? Pues, entre los beneficios que tiene la pera blanquilla están:

  • Regula el ácido úrico. Hasta el punto de que consigue eliminar el exceso del cuerpo.
  • Tiene un gran poder laxante, ideal para aquellos que tienen problemas en el tránsito intestinal o que sufren de estreñimiento.
  • Para los que tienen retención de líquidos va perfecta, porque tiene un efecto diurético (te hará ir más veces al baño).
  • Mejora el crecimiento óseo así como los tejidos y el sistema nervioso en los niños (y también en los adultos, aunque en menor proporción).
  • Ayuda a reducir la presión arterial (por la cantidad de potasio que tiene).
  • Regula el sistema nervioso (por las vitaminas del grupo B).
  • Sirve contra los cálculos renales.
  • Actúa en casos de prostatitis y cistitis.
  • Es beneficiosa para aquellos que padecen de cáncer de vejiga.
  • Ofrece colágeno, lo que ayuda a tu piel.
  • Mejora la vista.
  • Te da defensas (mejora tu sistema inmunológico).

¿Cómo conseguir las mejores peras de agua?

¿Ya te han dado ganas de comer una pera de agua? Si es así, puedes ir a cualquier frutería y supermercado y comprarlas pero, ¿realmente son las mejores? A lo mejor no.

Para conseguir las mejores peras blanquillas, te recomendamos lo siguiente:

  • Buscar productores que tengan peras de agua y comprarles directamente. De esta forma sabrás que van del árbol a tu mesa y estarán deliciosas. Esto con Internet es fácil de localizar y con los envíos en España no tendrías ningún problema. De hecho, muchos se han lanzado a la venta online.
  • Hablar con tu frutero para que te lleve peras de agua “de calidad”. Sí, van a ser más caras que las normales, pero merece la pena por el sabor que tienen.
  • Plantar un peral en tu jardín. Va a requerir de cuidados para que te dé frutos de calidad, pero merecerá la pena después cuando te comas uno de sus frutos.

Ahora solo queda que dediques un poco de tiempo cuando vayas a comprar para escoger la pera de agua original. Seguro que no te arrepientes cuando te la comas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *