La Peperomia es una planta herbácea delicada

Imagen – Flickr/David Eickhoff

La Peperomia es una de las plantas cultivadas en interior más difíciles de mantener. Es muy, muy exigente: necesita que las temperaturas sean cálidas, que la humedad relativa sea alta, y también que se controle el riego. Sus raíces son especialmente delicadas, pues si se encuentran una tierra con demasiada agua les va a costar mucho respirar, y por lo tanto se pueden ahogar. Otro de los problemas que surgen con frecuencia es la pudrición de las hojas como consecuencia de la pulverización con agua de las mismas.

Esto se hace cuando el ambiente es muy seco, pero lo cierto es que como son carnosas es preferible optar por otros métodos para que esa humedad sea más alta. Pero además, es también interesante conocer cuáles son las variedades de Peperomia que más se cultivan, ya que a pesar de todo, es tan bonita que es casi imposible evitar comprar alguna.

¿Qué es la Peperomia?

La peperomia es una planta exigente

Imagen – Wikimedia/James Steakley // Peperomia perciliata

La Peperomia es el nombre que se le da un género botánico, el cual está compuesto por una serie de plantas perennes, generalmente herbáceas y pequeñas, originarias de América y África tropical. Se estima que hay más de 1000 variedades distintas, caracterizándose por tener hojas suculentas, con forma alargada o redondeada, de color verde, rojo, o gris; incluso pueden ser de dos colores: por ejemplo, tener el haz verde y el envés rojizo, como la Peperomia graveolens.

No suelen superan los 20 centímetros de altura, y florecen en primavera-verano. Cuando lo hacen, producen flores en espádice (como el Anthurium) pardas o de color amarillo.

Tipos de Peperomia

¿Quieres conocer las principales especies de Peperomia? De ser así, has de saber que hay de las más de mil especies que hay, solo unas pocas se cultivan:

Peperomia caperata

La Peperomia caperata es una planta pequeña

Imagen – Wikimedia/Jerzy Opioła

La Peperomia caperata es un planta conocida por los nombres comunes de cola de ratón o cáscara de nuez. Es originaria de Brasil, y tiene hojas redondeadas de color verde. Crece solo unos 20 centímetros de altura, y se suele plantar mucho en macetas colgantes ya que embellece mucho el lugar.

Peperomia ferreyrae

La Peperomia ferreyrae es una planta crasa

Imagen – Worldofsucculents.com

Se trata de una variedad que puedes encontrar en un vivero de cactus y crasas, ya que no solo es una planta suculenta, sino que además eso es algo que se ve a simple vista. Tiene hojas carnosas de color verde, y crece hasta los 30 centímetros de altura. Es sensible al exceso de riego, por lo que se debe plantar en sustratos que drene muy bien el agua.

Peperomia graveolens

La Peperomia graveolens es una planta herbácea

Imagen – Wikimedia/KENPEI

La Peperomia graveolens es una de las más comunes. Es endémica del sur de Ecuador, y tiene hojas carnosas, alargadas y con el envés rojizo. Alcanza una altura aproximada de 30 centímetros, y es perfecta para tener en macetas anchas y bajas.

Peperomia obtusifolia

La Peperomia obtusifolia tiene las hojas verdes

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

La Peperomia obtusifolia es una planta que crece de forma silvestre en Florida, México y el Caribe. Crece hasta los 25 centímetros de alto, y tiene hojas redondas con textura coriácea. Estas son de color verde brillante, muy decorativas.

Peperomia ‘Rossso’ (Peperomia caperata ‘Rosso’)

La Peperomia 'Rosso' es un cultivar

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La Peperomia ‘Rosso’ es una variedad originaria de Centroamérica que tiene hojas las cuales son de color verde oscuro en su parte superior y rojo en la inferior. Alcanza una altura aproximada de 20 centímetros por más o menos lo mismo de diámetro. Es muy sensible al frío, pero en interior puede vivir varios años.

Cuidados de la Peperomia

Ahora pasemos a un tema delicado: ¿cómo se cuidan estas plantas? Es importante conocer sus necesidades, pues de lo contrario será fácil perderlas antes de tiempo. Así que vamos a ello:

Clima

El clima ha de ser cálido. Son plantas tropicales, de modo que no tenemos que exponerlas a las bajas temperaturas. Es más, si baja de los 18 grados centígrados, debemos de protegerlas, por ejemplo metiéndolas en casa. Por supuesto, si tenemos un invernadero con calefacción, podremos optar por tenerla ahí.

Luz

Las Peperomia son muy demandantes de luz, pero no directa. Si están dentro de casa, se han de colocar en una habitación con ventanas, y/o en una en la que haya mucha claridad. En condiciones de baja luminosidad las hojas se vuelven blandas y caen. Además, hay que procurar no exponerlas a las corrientes de aire del aparato del aire acondicionado ni de los ventiladores.

Tierra

La peperomia es una planta suculenta

Imagen – Wikimedia/James Steakley // Peperomia nitida f. Variegata

Son plantas que crecen en suelos arenosos, ligeros, y por consiguiente con buen drenaje. Aquellas que son pesadas y compactas no dejan pasar bien el aire entre sus granitos, y eso pudre las raíces. Por ello, se aconseja plantar en tierras para plantas suculentas. En el caso de que no sea posible conseguirlas, se puede optar por plantarlas en sustrato de cultivo universal, pero solo si tienen perlita (en venta aquí), pues de lo contrario el riesgo de que las raíces se pudran sería alto.

Abonado

Es aconsejable abonar a las peperomias en primavera y sobre todo en verano con un abono para suculentas (en venta aquí). Hay que seguir las indicaciones de uso para que no surjan problemas.

Riego

Sus necesidades hídricas no son muy altas. Como almacena agua en sus hojas, motivo por el cual son carnosas, es capaz de soportar un poco la sequía. Por eso, se tiene que regar cuando la tierra esté seca.

Humedad relativa o ambiental

Si hablamos de la humedad relativa, esta sí ha de ser alta. Para que no surjan problemas, te recomiendo antes de nada consultar en una web de meteorología cuál es la humedad relativa de tu localidad (si estás en España, puedes usar la de la AEMET). Si es baja, por debajo del 50%, entonces tendrás que colocar recipientes con agua alrededor de tus plantas o conseguir un humidificador.

Multiplicación

¿Cómo multiplicar una peperomia? Si quieres tener más plantas, y gratis, solo tienes que hacer lo siguiente en primavera:

  1. Elige una hoja sana y córtala por la base.
  2. Prepara una maceta con tierra para suculentas y riega.
  3. Introduce la hoja, enterrándolas hasta el limbo.
  4. Y espera.

Sabrás que todo ha ido bien cuando veas brotar hojas nuevas, al cabo de unos pocos días.

Plagas y enfermedades

La peperomia no es una planta vulnerable a las plagas ni tampoco a los microorganismos que provocan enfermedades. Solo cuando el verano está siendo muy cálido y seco podríamos verle cochinillas, pulgones o araña roja, pero nada que no se pueda eliminar con un trozo de algodón y agua.

Ahora bien, si va a llover y las tienes en el exterior, es importante que las protejas con algún producto anti-caracoles.

Artículo relacionado:

¿Cómo se cuida la Peperomia?

¿Cómo revivir una peperomia?

¿Tu planta está mal? De ser así puede ocurrirle lo siguiente:

  • Se ha regado demasiado: las hojas y tallos están blandos, como podridos. Puede que la tierra esté tan húmeda que haya empezado a crecer verdina. Para ayudarla, tienes que cortar las partes afectadas y cambiarle la tierra. Además, has de plantarla en una maceta que tenga agujeros en su base, y regarla solo cuando veas el sustrato seco.
  • Está pasando sed: si ves que las hojas en vez de blandas están como arrugadas y la tierra muy seca, entonces has de meter la maceta en un barreño con agua durante un rato, más o menos una media hora para que se hidrate bien. A partir de ahí, deberás de aumentar un poco los riegos.
  • Se está quemando: puede que tenga las hojas marrones, pero solo las de un lado, las que estén más expuestas al sol o más cerca de la ventana. En estos casos, hay que alejarla del astro rey o del cristal.

¿Dónde comprar una planta de Peperomia?

Consigue un ejemplar para tu casa o piso pinchando aquí:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *