paisajes

Cuando utilizamos la palabra paisaje normalmente hacemos referencia a espacios físicos que no han sido modificados por el ser humano. Esa palabra siempre nos evoca el pensar en un entorno natural completamente alejado de los lugares urbanos donde vivimos los seres humanos. Sin embargo, hay gran cantidad de paisajes que están compuestos por elementos urbanos de gran calidad. Buena parte de los paisajes se encuentran en la superficie terrestre y ha sido modificado por el hombre. Es por esta razón por la que algunos que se encuentran más alejados de la vida cotidiana son más demandados puesto que cada vez son menos.

En este artículo vamos a contarte todas las características, elementos y ejemplos de paisajes tanto naturales como culturales y urbanos.

Características principales

lugares naturales

En los entornos urbanos, las ciudades, rutas, vías y demás construcciones de infraestructuras se han vuelto imprescindible para poder satisfacer las necesidades de las personas. Dependiendo de la forma en la que una ciudad este estructurada puede otorgar tremendos paisajes. Aún se pueden registrar paisajes naturales donde entre la acción del ser humano es pequeña y la interacción entre el clima y los elementos geológicos y ecológicos se mantiene en armonía. Un ejemplo de ello es el polo norte y el polo sur, algunas montañas que se encuentran a alturas muy elevadas así como bosques, selvas o costas que no han sido modificadas por el ser humano. También existen algunas llanuras y valles o desiertos.

Se puede definir como un bonito paisaje aquel que por sus características del suelo o bien por el clima no son habitables por el ser humano. Tampoco cuentan con gran cantidad de materias primas o suelos que puedan ser explotados por lo que no tiene ningún interés económico.

Elementos de los paisajes naturales

paisajes naturales

Vamos analizar cuáles son los principales elementos que tienen los paisajes naturales. El relieve de un paisaje es la cantidad de accidentes geográficos que se pueden identificar dentro de un área. Algunos de los elementos que encontramos en un paisaje natural son los que vienen a determinar la cualidad y las características únicas de este ecosistema. Vamos a ver cuáles son estos elementos:

  • Área: se trata del terreno desplegado entre ciertos límites. Los límites del área es donde se desarrolla el paisaje natural en cuestión.
  • Relieve: son los diferentes accidentes geográficos que se pueden identificar dentro del área que limita la superficie. Un ejemplo de ello es una montaña, un valle, una sierra o una cordillera.
  • Agua: la cantidad de agua de un entorno natural es condicionante para el desarrollo de la vida. Normalmente los ecosistemas que tienen agua suelen estar más llenos de vida. Es un elemento esencial tanto para el desarrollo animal como vegetal. Además, suele crear paisaje es mucho más bellos.
  • Flora: hace referencia a los vegetales, ya sean plantas, árboles o arbustos que habitan en el área delimitada por el paisaje. El juego de colores que crea la vegetación de un entorno puede ser fundamental para una bonita estampa.
  • Fauna: la fauna son los diferentes animales que se pueden identificar y que viven en el área de este entorno natural. Dependiendo de las características que hemos mencionado podrán habitar un tipo u otro de especies. Lo mismo ocurre con el número de individuos de cada especie. Estos animales dependen en gran parte de los recursos naturales que haya disponible y del espacio.
  • Minerales: son las materias inorgánicas propias de cada paisaje. Suele ser la plata, oro, níquel o cobre, principalmente.
  • Clima: el clima hace referencia a las condiciones atmosféricas propias de un territorio. Entre las variables atmosféricas que condicionan el estado del paisaje encontramos la humedad, la presión atmosférica, la temperatura y el régimen de precipitaciones, entre otros.
  • Suelo: es la capa externa de la corteza terrestre. De acuerdo a las características que tenga cada suelo se pueden desarrollar distintas clases de vegetación y sustentarse cierta fauna.

Demanda de paisajes naturales

La demanda de paisajes naturales si ha incrementado con el paso de los años dado que el ser humano ha migrado hacía entornos urbanos. Estos paisajes se han convertido en destinos turísticos con bastante relevancia. Es posible que los entornos naturales se mantengan impactos, con la excepción de la colocación de alguna infraestructura como puede ser un puente un camino para que pueda ser apreciado o atravesado por el ser humano. Aun así, los elementos del ecosistema se reservan prácticamente intactos. Esto hace aumentar su valor turístico.

En muchas ocasiones existen paisajes naturales en los que también puede vivir gente en ellos. Estamos hablando de pequeñas aldeas donde la población es muy escasa. A veces ni siquiera esas personas viven cerca entre sí. Por ello, el terreno apenas se ve afectado en absoluto, al igual que la flora, fauna. Muchos de los paisajes naturales que están protegidos por el ser humano para reducir los impactos de las actividades económicas en los ecosistemas. Una disposición gubernamental decide preservar un determinado territorio en función del valor de sus recursos o del valor natural que tenga. A estos entornos protegidos se le conoce con el nombre de parque natural y se suele restringir el acceso de personas o existen ciertas pautas para su preservación.

De esta forma, queda garantizado que la flora y fauna del lugar se pueden seguir desarrollándose. Además de parques naturales existen monumentos y reservas naturales. Cada uno de estos entornos tiene su legislación para la protección.

Paisaje natural y cultural

entornos urbanos

Como hemos mencionado antes también existe un paisaje cultural que hace referencia a lugares urbanos desarrollados por el ser humano. En un paisaje cultural observamos edificios, caminos, plazas y puentes, entre otros. La diferencia de los paisajes culturales a los naturales es que es muy fácil percibir la intervención del hombre. Se puede ver fácilmente que antes era una forma natural y ahora es modificado. Modificamos los entornos naturales para poder desarrollar nuestra vida y satisfacer las necesidades. En la ciudad es las personas vivimos y desarrollamos nuestros empleos, trabajamos, estudiamos, adquirimos productos de necesidades básicas, nos divertimos, etc. En resumen en los entornos urbanos hacemos vida.

Por ello, en estos entornos existen edificios, plazas, caminos, puentes, fábricas, campos con cultivos, etc. Que también son considerados como paisajes culturales. Para poder instalar todo esto hace falta que las personas se vean obligadas a desviar ríos, talar árboles, allanar suelos, para poder así aprovechar los terrenos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los diferentes tipos de paisajes y sus características.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *