Pachira aquatica cuidados

¿Tienes una Pachira aquatica en casa? ¿Te la han regalado y ahora estás buscando información para ver cómo tienes que cuidarla y que te dure muchos años. Esta planta, originaria de México y conocida también como la planta del dinero, es una de las más conocidas y apreciadas por muchos pero, ¿cómo se cuida?

Si quieres aprender detalles sobre la planta Pachira, como pueden ser las enfermedades, si hay que podarla, cómo se reproduce, etc. entonces no dudes en echarle un vistazo a esto que te hemos preparado. Seguro que con esta guía estará en las mejores manos.

¿Cómo se cuida la planta Pachira?

¿Cómo se cuida la planta Pachira?

Fuente: Amazon

La Pachira es una de las plantas cuya característica más destacable es, sin duda, el tronco trenzado que tiene. Dispone de un follaje verde intenso y amplio que, en contraste con su tronco marrón, crea un conjunto muy elegante y vistoso.

Por eso, a la hora de situarla en un lugar, hay quienes prefieren disfrutar de la vista de esta planta en el interior de su hogar; mientras que otros la sacan al exterior para que de ‘vida’ al jardín. Y en cada situación, los cuidados pueden cambiar ligeramente.

Cuidados en interior

Si tienes una Pachira en interior, es decir, en una maceta, los cuidados que debes proporcionarle son los siguientes:

  • Iluminación: mucha. Le encanta la luz y la aprecia mucho. Ahora bien, que no sea sol directo, porque lo único que conseguirás es que se quemen las hojas. Procura ir moviéndola para que la luz le dé a toda la planta, de lo contrario empezará a crecer torcida para irán siguiendo la luz.
  • Temperatura: La Pachira es una planta exótica, lo que implica que no tolera bien las bajas temperaturas. Su ideal serían los 16-25 grados aproximadamente.
  • Riego: Es importante que la planta mantenga una humedad, pero no quiere decir que necesite que la riegues constantemente ni tampoco que le dejes agua en la base. Para que te hagas una idea, en verano, salvo que haga mucha calor, necesita un riego a la semana; mientras que en invierno será una vez cada dos semanas. Eso sí, la humedad ambiental sí que necesita que sea alta, por lo que procura pulverizar las hojas y que la planta esté en un platito con piedras y agua para que haya humedad a su alrededor.
  • Abono: Durante los meses de primavera y verano, puede ser recomendable echarle un fertilizante. Eso sí, si le ataca alguna plaga o enfermedad, no lo hagas, porque la puede poner peor.

Cuidados en exterior

¿Cómo se cuida la planta Pachira?

Si has adquirido una Pachira para plantarla en el jardín, o bien una de maceta ha crecido tanto que te has decidido a ponerla en el exterior (ten en cuenta que puede crecer hasta los 18 metros), los cuidados que va a necesitar son los siguientes:

  • Iluminación: Le encanta la luz, pero no le gusta la directa. Por eso se recomienda situarla en una zona donde le llegue, pero al mismo tiempo esté en sombra.
  • Temperatura: Es una planta tropical, por lo que si la temperatura en el exterior baja de los 12 grados, vas a tener un problema.
  • Riego: Al estar en exterior, la Pachira necesitará que la riegues al menos dos veces a la semana. Has de asegurarte que la tierra está seca para regar de nuevo, ya que si no lo está puedes generarle problemas. Además, la humedad ha de ser constante, si no, verás cómo se va quedando sin hojas y marchitándose.
  • Abono: Échale un abono una vez al mes pero solo durante los meses de primavera y verano.

¿Cómo se reproduce la planta Pachira?

La Pachira aquatica es una planta que se puede multiplicar de dos maneras diferentes: por esquejes o por semillas. Obviamente, una es más rápida que otra, pero ambas son muy sencillas de llevar a cabo.

En el caso de los esquejes, son los brotes de los tallos, que salen normalmente en primavera, y que puedes cortar, siempre bajo un nudo dejando que cada brote tenga, al menos, dos nudos para que haya más posibilidades de sobresalir. Has de cortarlo en sentido oblicuo y hay dos opciones: bien lo pones en un vaso con agua y esperas a que le salgan raíces; o bien lo plantas en una maceta, a poder ser con una mezcla de turba y arena, protegida de la luz (debes ponerla a la sombra) y con una bolsa por encima a modo de invernadero para que se desarrolle. ¿Y cómo lo sabrás? Pues si empiezan a salirle brotes.

Si optas por las semillas, estas deberás plantarlas en una mezcla de sustrato y arena, siempre en un lugar caliente y que esté constantemente húmedo. Muchos colocan un plástico o similar para crear un ambiente invernadero que mantenga la humedad y la temperatura. Su germinación suele ser rápida, y es entonces cuando se lleva a una zona más luminosa pero tardarán tiempo en estar grandes para poder plantarlas por separado. Si se van a poner en el exterior, tendrá que pasar un año (hasta la primavera del año siguiente), mientras que si son para macetas, puedes hacer el cambio en invierno.

Enfermedades

A pesar de que la Pachira no es una planta a la que le afecten enfermedades o plagas, hay ocasiones en las que algunas sí que pueden afectarle. Las más comunes son:

  • Cochinilla algodonosa: La cochinilla la descubrirás porque tendrá manchas en el envés de las hojas, de color blanco. Para solucionarlo, empapa un algodón en alcohol y lava las hojas con él. Si está en exterior hay que aplicar algún producto químico.
  • Araña roja: la araña roja es uno de los ácaros más dañino para la Pachira. Sabrás si lo tiene porque las hojas empiezan a amarillearse y además hay manchas amarillas y marrones por las hojas. Para eliminarlo, puedes usar algodón con jabón o bien aumentar las nebulizaciones.
  • Pulgones: los pulgones son visibles a simple vista y lo mejor son insecticidas para estas plagas.

¿Cómo y cuándo podar Pachira?

¿Cómo y cuándo podar Pachira?

Fuente: Flores y plantas

Has de saber que la Pachira tiene un tronco delgado, que no es muy resistente, razón por la que, cuando crece mucho, tiende a inclinarse o a caerse directamente si no tiene una guía que la sostenga.

Por eso, la poda es importante, y a la hora de podar la Pachira tienes que centrarte en los troncos largos, ya que así conseguirás liberar el peso que la puede tumbar.

La mejor época para hacerlo es la primavera y el verano, porque al estar en crecimiento, aunque al principio puedas verla más despoblada y que tiene un aspecto «poco agraciado», después la cosa cambia y estará más frondosa que antes. Además de que al estar activa la planta crecerá más en unos meses para solventar la pérdida de esos tallos que le hayas cortado.

Trasplante

Con respecto al trasplante, lo cierto es que la planta no tiene problema en ser trasplantada en cualquier época del año, pero si quieres regirte por el mejor mes para hacerlo, entonces te recomendamos que este sea marzo.

Te darás cuenta de que necesita un trasplante porque tiene unos 25-30 centímetros de dimensión en la maceta. Eso implica que, cada año, o como mucho cada dos, deberías cambiarla, sobre todo para cambiar parte del sustrato que tiene y renovárselo por uno fresco que le dé más nutrientes.

En el trasplante, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Si está en una maceta, es cambiarla a otra más grande (hasta el tamaño que consideres) renovándole la tierra (usa turba, arena y sustrato fértil).
  • Si está en el exterior, asegúrate que el terreno donde la pongas es arcilloso y procura hacer un agujero profundo y mezclar la tierra con un buen sustrato que ayude a drenar el agua.

Ahora seguro que tu Pachira estará bien cuidada y no te dará problemas. ¿Te animas a tener una en casa?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *