Ostrinia nubilalis

Cuando tienes cultivos, sabes que las plagas son uno de los problemas más graves a los que te enfrentas. Si entre ellos te dedicas al cereal, sobre todo al maíz, hay un enemigo número uno, el llamado Ostrinia nubilalis. Pero, ¿qué es este bicho que puede acabar con tus cosechas?

A continuación te hablaremos del Ostrinia nubilalis, de sus características, de qué provoca en los cultivos y de cómo se lucha contra él para que no arruine los campos de maíz.

Qué es el Ostrinia nubilalis

Qué es el Ostrinia nubilalis

El Ostrinia nubilalis, más conocido como taladro del maíz, es en realidad una plaga muy peligrosa para el cereal, sobre todo en el caso del maíz. Sin embargo, recientes estudios han determinado que también puede atacar a otros cultivos, como son la fresa, la manzana o el pimiento. De hecho, se sabe que es capaz de alimentarse de hasta 200 especies de plantas. Es originario de Europa, pero ahora mismo se sufre tanto en este continente como en el Norte de África y en Norteamérica, donde fue introducida y se detectó por primera vez en 1917.

El taladro del maíz tiene un ciclo de vida que lo hace cambiar de huevo a larva, y de larva a adulto. Cuando son huevos, estos son casi planos, ya que solo tienen un milímetro de diámetro y son blancos al principio, tornándose en amarillos al final. La larva vive en su interior y solo cuando están a punto de eclosionar tienen visible la cabeza negra. Estos huevos suelen ponerse en grupos de 30 y tardan de 3 a 12 días en eclosionar.

Cuando las larvas han nacido, estas empiezan a crecer y pueden alcanzar hasta 25mm, con un cuerpo marrón púrpura y manchas; aunque su cabeza se mantiene en negra o marrón oscura. El siguiente paso son las pupas, que alcanzan los 2cm de largo, de color marrón en distintas tonalidades que va del rojo claro al oscuro.

Por último, los ejemplares adultos, pueden medir 22-32 mm y disponen de alas de color amarillo o marrón clarito, con otras posteriores en gris claro con manchas.

Hay claras diferencias entre los machos y las hembras. Por ejemplo, las hembras son más grandes que los machos y tienen un color más oscuro, marrón amarillento con franjas irregulares, más oscuras, en la parte de las alas.

Cómo aparece el Ostrinia nubilalis

El Ostrinia nubilalis adulto aparece en Europa en el mes de junio, sin embargo, las larvas es muy probable que pasen el invierno escondidas y engordando para después llevar a cabo la metamorfosis para convertirse en ejemplares adultos.

Normalmente, los huevos los colocan las hembras en el envés de las hojas. Cuando las larvas salen, lo hacen en las hojas para después ir llegando hasta la parte superior de la planta. Allí logran penetrar en los entrenudos del tallo. Empiezan a crear galerías en el interior, que utilizarán para hibernar en el interior, peor también para su transformación antes de empezar a dañar del todo la planta.

Qué síntomas y daños produce el Ostrinia nubilalis

Qué síntomas y daños produce el Ostrinia nubilalis

Si tienes un campo de maíz, mijo o de alguna de las 200 especies de plantas capaz de atacar el Ostrinia nubilalis, entonces es muy importante que detectes cuáles son los síntomas que produce esta plaga para poder actuar a tiempo. Una de esas señales es, sin duda, unas líneas de agujeritos, que se disponen de manera horizontal, en las hojas más nuevas de la planta. Esto se produce porque la larva va alimentándose de ella. Además, si miras un poco más de cerca, también verás excrementos y agujeritos en la parte de los tallos o incluso en la zona apical de la mazorca.

Cuando la larva se introduce en el interior de la planta, lo que hace es debilitarla, provocando que crezca mucho menos, que ofrezca mazorcas con menos gramos de maíz y que incluso sea más débil, al punto de provocar que se rompan con el viento. Esto es debido a que, en el interior, la larva va consumiendo el tejido vascular de esa planta, hasta que finalmente la mata.

Cómo luchar contra la plaga

Cómo luchar contra la plaga

Cuando te dedicas al cultivo del maíz, o cualquier de las plantas que pueden sufrir la plaga del Ostrinia nubilalis, es habitual estar preparado y vigilante ante cualquier aspecto que nos pueda hacer intuir que hay un problema en las plantas. Normalmente el mayor daño que causa esta plaga se produce en la primera generación. Es decir, cuando son larvas, porque es cuando son capaces de acabar con la vida de la planta. Sin embargo, eso no quiere decir que no sea peligrosa después. Y es que puede ir atacando al resto de plantas de maíz o de otro cultivo.

Por eso, a la hora de luchar contra la plaga, lo más eficaz suelen ser los productos químicos que atacarían a estos bichitos con el objetivo de acabar con ella en el menor tiempo posible para que no haga más daño a las plantas. Ahora bien, no es la única solución que se tiene.

También se dispone de controles bioĺógicos compuestos por himenópteros parasitoides, como el Trichogramma, un hongo, Beauveria bassiana; o un protozoo, el Nosema Pyrausta.

Y, por último, se tiene la posibilidad de cultivar un maíz transgénico que ha sido modificado en su genoma. Lo que han hecho es incluir una especie de gen insecticida contra la bacteria Bacillus thuringiensis, capaz de matar no solo a la Ostrinia nubilalis, sino también a larvas de Lepidoptera.

Otra de las actuaciones que llevan a cabo muchos es destruir las cañas que están infectadas. O incluso las de su alrededor, para evitar una proliferación de esta plaga en otras plantas. Puede ser eficaz siempre que se produzca en las primeras fases pero, cuando ya es un ejemplar adulto, esto puede ser más complicado de atajar con este método.

Sin duda estamos hablando de un problema bastante grave para los cultivos. Pero que tiene solución siempre que se coja a tiempo para evitar males mayores en el cultivo (ya que la plaga es capaz de acabar con todo el campo). Por eso, la observación y vigilancia de las plantas es tan importante, a fin de detectarlo antes de un mal mayor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *