Hay muchos tipos de Plumeria

La Plumeria o frangipani es un tipo de arbolito o más comúnmente arbusto que produce flores agrupadas en cimas terminales durante el verano. Son muy, muy bonitas, y además huelen de maravilla, por lo que su interés ornamental es alto.

Pero si pensabas que solo había una variedad déjame decirte que estabas equivocado. Por suerte, o por desgracia para los que amamos a estas plantas, hay varios tipos de Plumeria que podrás conocer aquí.

5 tipos de Plumeria

El género Plumeria incluye once especies distintas, siendo la gran mayoría de ellas oriundas de América tropical. Pero no todas se comercializan; de hecho, solo se conocen bien cinco tipos, y de estos, en países como España lamentablemente solo es posible encontrar con relativa facilidad dos o tres.

Plumeria alba

La Plumeria alba es un arbusto tropical

La Plumeria alba es la que llamamos alhelí blanco. Es un arbolito de hoja perenne que vive desde el sur de México hasta las Antillas. Crece hasta los 3-4 metros, y tiene una copa formada por ramas gruesas que se bifurcan. El follaje es largo y estrecho, de color verde brillante en el haz y algo más pálido en el envés. Florece durante todo el año, aunque en climas templados solo lo hará en verano. Sus flores son de color blanco con el centro amarillo.

Plumeria filifolia

La Plumeria filifolia es de lo más curiosa, ya que como su apellido indica tiene hojas muy, muy delgadas. Es originaria de Cuba, y crece como arbusto de 2-3 metros de altura. Sus flores son blancas con la garganta amarilla, y miden unos 2 centímetros de diámetro cada una.

Plumeria obtusa

La Plumeria obtusa es un arbusto de flores blancas

Imagen – Wikimedia/thibaudaronson

La Plumeria obtusa es otra variedad de flores blancas con el centro de color amarillo. Es originaria de México, Florida, Guatemala y las Indias Occidentales, y es un arbusto que crece como máximo 5 metros de altura. Las hojas son de un bonito verde oscuro, y tienen la típica forma lanceolada de otras especies de su género.

Plumeria pudica

Hay muchos tipos de Plumeria, y uno es la Plumeria pudica

La Plumeria pudica es una especie que se conoce por los nombres de amapola blanca o mapuche. Es perennifolia, o semi-caduca dependiendo del clima, y puede medir 5 metros de altura. Sus hojas tienen forma de flecha y miden 30 centímetros de largo. Las flores son de un blanco inmaculado, y se agrupan en inflorescencias terminales de 25 centímetros de largo. Eso sí, a diferencia de otras, estas no tienen aroma.

Plumeria rubra

La Plumeria rubra es un tipo de frangipani

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La Plumeria rubra o frangipani es un árbol caducifolio originario de México hasta Venezuela, que puede medir hasta 25 metros de altura pero en cultivo solo crece hasta los 8 metros. Las hojas son grandes, de 15 a 30 centímetros de largo, de color verdoso y con forma lanceolada. Sus flores son blancas o rosadas y se agrupan en inflorescencias que miden de 15 a 30 centímetros.

Plumeria x stenopetala

La Plumeria x stenopetahala es un híbrido conocido como frangipani de pétalos estrechos, nombre que hace referencia a sus pétalos. Estos son mucho más delgados y largos de lo que es habitual en este tipo de plantas; además de blancos y muy fragantes. En cuanto a sus hojas debes saber que son largas y estrechas.

¿Cómo se cuida la Plumeria?

Es posible que después de conocer algunos tipos de Plumeria, te apetezca saber cuáles son sus cuidados. Pues bien, veamoslo:

  • Ubicación: estas son plantas que necesitan sol, así que hay que ponerlas en un lugar donde queden expuestas a él.
  • Tierra:
    • Maceta: puedes usar fibra de coco (en venta aquí), aunque si en tu zona suele llover con frecuencia y/o la humedad ambiental es muy alta te aconsejamos más mezclar pómice con turba a partes iguales.
    • Jardín: el suelo ha de tener muy buen drenaje, pues sus raíces no toleran el encharcamiento.
  • Riego: en general se regará con frecuencia en verano, pues es cuando crecen mucho más rápido y cuando más necesitan agua. De hecho, si el clima es muy seco puede que tengas que echarle agua 3, quizás 4 veces por semana. No obstante, en invierno sí que debes de reducir la frecuencia de riego, y dejar que la tierra permanezca seca más tiempo.
  • Abonado: utiliza un abono líquido que estimule la floración de tu Plumeria, que sea rico en fósforo y potasio como el que venden aquí. Aplícalo en primavera y verano, siguiendo las instrucciones de uso ya que dependiendo del fabricante puede que tengas que diluir una cierta cantidad en agua antes de echárselo a la planta.
  • Poda: la Plumeria no se debe de podar. Si ha sufrido daños por frío y ves que alguna rama está seca, entonces sí que puedes cortársela en primavera, pero nada más.
  • Multiplicación: se multiplica por semillas o por esquejes de tallo en primavera. Las primeras has de sembrarlas en bandejas de semillero y colocarlas cerca de una fuente de calor para que germinen; los esquejes en cambio se deben de plantar en macetas individuales con fibra de coco o vermiculita, en semisombra.
  • Rusticidad: hasta los -1ºC. La variedad Plumeria rubra var acutifolia puede cultivarse en zonas donde baje hasta los -1’5ºC (o -2ºC si está resguardada) de manera puntual. En el caso de que en tu zona baje más, te aconsejamos protegerla en un invernadero, o en su defecto en el interior del hogar.

Hay varios tipos de plumeria para jardín

¿Qué opinas de los distintos tipos de Plumeria que te hemos mostrado?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *