cuscuta

Hoy vamos a hablar de un tipo de planta parásita que suele aparecer de forma anual y puede llegar a afectar en los cultivos. Es habitual en las zonas con clima templado y suele tener mayor abundancia en la época de primavera. Se trata de la cuscuta. Es una planta que tiene diversas curiosidades y un comportamiento a la hora de relacionarse con los cultivos a los que parásita un tanto peculiar.

En este artículo te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la cuscuta y cómo debes eliminarla.

Características principales

cuscuta parasita

Se trata de una planta que se puede identificar de forma fácil. Esto se debe a que crea una especie de maraña con tallos finos de un color anaranjado, amarillo y rojo. Estos tallo se van enroscando en la planta a la que parasita. Tiene hojas de un tamaño muy reducido y poseen baja cantidad de clorofila. Esto significa que no pueden realizar la fotosíntesis por sí misma de forma efectiva. La mayor concentración de clorofila la tienen cuando son pequeñas. Simplemente la utilizan para poder germina y producir la raíz de un tamaño menor y luego desaparece.

Dado que no puede realizar la fotosíntesis por su cuenta, depende de otra planta para poder nutrirse y sobrevivir. Por ello, es considerada una planta parásita. Normalmente, cuando se hace hospedado hora de otra planta, la cuscuta se une a todas las estructuras que se conoce como haustorios. Estas estructuras le ayudan a poder insertas en el sistema vascular de la planta a la que parásita. Estas mismas estructuras les ayuda también a poder conseguir los nutrientes que necesita para poder seguir desarrollándose y sobrevivir en el entorno.

Si lo analizamos desde el punto de vista de la agricultura y la jardinería, podemos ver que la cuscuta es un tipo de planta que puede llegar a generar serios problemas. Si la cuscuta comienza a parásita nuestros cultivos, podemos ver una bajada en el rendimiento productivo. Por lo tanto, debemos aprender a prevenir la difusión de esta planta y eliminarlas cuanto antes.

Ciclo de vida de la cuscuta

La cuscuta no es una planta en particular, si no un género que comprende alrededor de 150 especies. Pertenece a la familia Convolvulaceae y tienen su propia familia de forma ocasional conocida como Cuscutaceae. Una de las especies más abundante en los campos de cultivo es la Cuscuta campestris. Se trata de uno de los ejemplares más ampliamente propagado y agresivos contra las plantas a las que parásita. Su identificación es algo más difícil ya que depende de las características que tenga la inflorescencia y su flor.

Una vez ha germinado la planta, produce una raíz muy corta e hinchada y un tallo bastante delgado. Es decir, tan sólo es capaz de desarrollarse cuando es joven para poder llegar a parásita a la otra planta. La plántula de la cuscuta adquiere forma de arco y se va enderezando y rotando lentamente con un movimiento contrario a las agujas del reloj. Para poder llevar a cabo esta rotación requieren de luz solar. Para ello, necesitan de la poca cantidad de clorofila que generan cuando son jóvenes. Una vez se adquiere a la planta hospedadora, ya se puede desarrollar con total normalidad y a mayor velocidad.

La plántula de la cuscuta suelen emerger desde profundidades de entre 1-5 centímetros. Los haustorios son las estructuras que tienen forma de puntero y que ayudan a penetrar y conectar con el sistema vascular de la planta hospedadora. Tan sólo un ejemplar de esta especie se puede llegar a propagar hasta un diámetro de 3 metros de forma anual.

Crece principalmente en los racimos de flores que pueden llegar a ser de color tanto blancas, rosadas y amarillentas. Pueden llegar a producir cápsulas que contienen semillas de color gris pardo y con una textura fina. Tan sólo una parte de la población de esta semillas germinar pasado el año. El problema de las semillas es que algunas tienen el tegumento demasiado duro y se vuelve impermeable tanto al oxígeno como el agua. Esto provoca que su germinación no tenga lugar.

Otras, sin embargo, pueden perder gradualmente su latencia con el paso del tiempo y volverse permeable al oxígeno y al agua. Es así como consigue en germinar bajo condiciones ambientales que le son más favorables.

Como eliminar la cuscuta de nuestros cultivos

Una vez que la cuscuta a infestado a otra planta, este problema se puede renovar cada año durante mucho tiempo en nuestros cultivos. Esto puede llegar a ser un problema en el rendimiento agrario. El problema principal de esta planta parásita es que todo su género tiene una distribución mundial. Es decir, puede medir tanto en los trópicos con climas predominantemente húmedos, como en zonas semiáridas y áreas templadas. Es en la zonas con clima templado donde los cultivos son atacados con mayor frecuencia.

Por ejemplo, la India es una de las zonas donde la especie cuscuta réflex a atacar a frecuentemente a los árboles y arbustos ornamentales. También suele atacar algunas plantas herbáceas. Una de las especies más afectadas son varias hortalizas y la alfalfa. No sólo reduce el rendimiento la calidad de los cultivos, sino que también interfiere en las mecánicas de desarrollo de los cultivos. Todo ello hace incrementar el coste de la producción de las cosechas.

Para poder eliminar la cuscuta, existen diversos métodos de control. Vamos a analizar cuáles son:

  • Prevención: es uno de los métodos más baratos y que pueda ayudar a reducir la presencia de Cuscuta en las cosechas. Dado que se puede propagar de una finca otra por medio de la labranza o las cosechas de un campo infestado, es interesante aplicar estiércol de animales que han comido heno o forraje que no esté contaminado con semillas.
  • Tratamiento localizado: la cuscuta suele aparecer en terrenos y se manifiesta como manchones aislados. Se puede tratar con herbicidas de contacto, cortarla o quemarla. Hay que tener en cuenta que una vez la planta no tiene relación directa con la planta hospedadora, no puede sobrevivir por sí misma.
  • Tratamiento de campo completo: si tenemos un infestación generalizada los cultivos, se requieren métodos más agresivos. Hay que combinar métodos localizados a la vez que se utilizan químicos para poder ajustar un nivel en el control.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la cuscuta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *