flores de una orquidea blanca que esta en maceta

Cuidar y mantener las orquídeas es una tarea complicada y muy meticulosa. Son plantas delicadas que si no se les da el trato y el mantenimiento adecuado, sin importar de la especie o tipo que sea, terminará muriendo. Y aquí es donde fallan muchas personas que deciden tener orquídeas en sus hogares.

Estas plantas son muy diferentes que las demás en el sentido de su cuidado. Son muy delicadas y requieren de constante atención durante todo el año. Y más si quieres que florezcan y le den a tu jardín una mejor vista.

¿Cuándo es el mejor momento para podar orquídeas?

chica podando unas orquideas de color blanco

La amplia gama de orquídeas que existen en el mundo las hacen las plantas perfectas para incluirlas en cualquier jardín o huerto. Hasta la fecha se conoce alrededor de 25 mil especies pertenecientes a la misma familia, cada una con rasgos únicos y distintivos.

La más conocida entre ellas es la orquídea Phalaenopsis o mejor conocida bajo el nombre de orquídea mariposa.  Y bajo esta clase es que nos enfocaremos en el cuidado de estas plantas. Esto por la simple razón que la mayoría de las plantas de esta familia requieren el mismo trato.

Así pues, cuando la orquídea ha llegado a su etapa adulta, solo requiere de una poda al año. De esta manera se logra conseguir un aumento significativo en su floración. Por consiguiente, tienes que saber qué tallos cortar y la forma que va adquirir la planta.

Por otro lado, el mantenimiento que las orquídeas requieren es de manera constante. La razón de esto se debe a que son muy propensas a sufrir daños en sus hojas y flores con mucha facilidad.

Y a pesar que mencionamos que la poda debe hacerse anualmente, es recomendable que de ser preciso, este trabajo se realice una vez la floración haya terminado o esté por terminar. De esta forma estarás ayudando a la planta a generar nuevos tallos que contendrán las próximas flores.

Cabe destacar que la poda de orquídeas no depende de la época del año. Es muy raro ver una especie que solo requiera de una sola poda por año. Por lo general lo necesitan cada vez que termina su proceso de floración. A menos que las condiciones no sean las adecuadas y florezca con poca frecuencia.

Un dato interesante en cuanto a la poda es que cuando lo hagas, procures retirar aquellos taños que tengan un aspecto o textura leñosa. Esto hará que los nuevos brotes surjan y sea más fácil para la planta florecer. De lo contrario, será poco probable que ese mismo tallo genere una nueva flor.

¿De qué forma se podan las orquídeas?

Es fundamental que antes de podar orquídeas tengas herramientas especiales para la planta y además, que estén esterilizadas. De lo contrario, cuando hagas algún corte en uno de sus tallos, las tijeras o herramientas utilizadas para hacer cortes le transmitirás alguna enfermedad o bacteria común entre plantas.

Ahora bien, antes de comenzar a podar asegúrate que las tijeras de poda estén muy bien afiladas. Un mal corte puede provocarle una herida seria a la planta y posteriormente afectará la aparición de un nuevo tallo y flores.

mujer podando las ramas de unas orquidea que estan secas

Los pasos que tienes que seguir para podar orquídeas correctamente son los siguientes:

  • Identifica todas las hojas con color amarillento y ve eliminando una por una.
  • Poda o corta todos los tallos secos a partir del tercer nudo de cada tallo. El conteo deberás hacerlo desde la base de la orquídea (Siempre).
  • Luego ve cortando las flores que se han marchitado, de igual forma desde el tercer nudo contando desde la base. Es importantísimo que la planta siga teniendo la estructura que ha tenido el tallo original.
  • Procede a cortar las raíces que se encuentran secas o tienen un color oscuro. Lo más probable es que tengas que sacar la planta de recipiente para poder hacerlo. Este paso tienes que hacerlo muy meticulosamente tirando sus tallos.
  • Cuando hayas finalizado con la poda y los cortes, agrega un poco de sustrato y luego pulveriza las hojas y la base de la planta con un poco de agua.

Esta es la forma correcta de hacer una buena poda a cualquier clase de orquídea sin matarla ni marchitarla con el paso de los días. Si sigues estos sencillos pasos, con el tiempo obtendrás habilidad y no te será tan difícil hacerlo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *