Los Jardines de Sabatini están en Madrid

Imagen – Wikimedia/Fred Romero

España tiene una serie de jardines que pueden convertirse rápidamente en una fuente de inspiración para todos nosotros. Uno de ellos se encuentra en Madrid, la capital, y aunque no es de lo más grandes, y pese a que su construcción es relativamente reciente, ya ha logrado llegar a ese punto de madurez que lo embellece sobremanera.

A este rincón de paz y tranquilidad se le conoce por el nombre de Jardines de Sabatini, seguramente en recuerdo o en honor a Francesco Sabatini, un arquitecto italiano del siglo XVIII que pasó la mayor parte de su vida trabajando para la Casa Real.

Historia de los Jardines de Sabatini

Los Jardines de Sabatini son lugares increíbles

Imagen – Wikimedia/Jan S0L0

La historia de estos jardines se remonta a la década de 1930. Por aquella época, en España se acaba de proclamar la Segunda República, en concreto el 14 de abril de 1931, una fecha histórica para el país ya que era el fin de la monarquía.

Si bien no duró mucho, el Gobierno de la República tuvo tiempo suficiente para incautar una serie de bienes del Patrimonio Real y cederlos al Ayuntamiento de Madrid. Entre ellos, el terreno de la fachada norte del Palacio Real con un único objetivo: construir un parque público.

A partir de 1933, que fue cuando el proyecto fue adjudicado al arquitecto Fernando García Mercadal, natural de Zaragoza, se aprovechó para quitar la caballerizas que mandara construir dos siglos atrás Francesco Sabatini, para poner en su lugar plantas en lugares específicos que acabarían siendo los jardines que conocemos hoy.

Los Jardines de Sabatini no estuvieron terminados hasta finales de la década de 1970, y así y todo no se abrieron al público hasta ocho años más tarde, algo que hizo el rey Juan Carlos I.

Características de los Jardines de Sabatini

En los Jardines de Sabatini hay estatuas

Imagen – Wikimedia/Fred Romero

Estos son unos Jardines que ocupan unas 2,66 hectáreas de superficie, y está diseñado según las corrientes neoclásicas; es decir, que los setos están podados de forma que tienen forma de figuras geométricas, y que hay una serie de árboles dispuestos también en formas geométricas.

Todo ello adornado con fuentes, un estanque, e incluso estatuas de los reyes españoles. Pero de estas últimas es interesante decir que no estaban diseñadas para el jardín, si no para el palacio adyacente.

¿Por dónde se entra a los Jardines de Sabatini?

Los Jardines de Sabatini son de Madrid

Imagen – Wikimedia/Konstantinos – Boadilla Del Monte

Si quieres visitarlos te has de dirigir a la calle Bailén, número 2. Puedes ir en automóvil; en metro (Ópera, líneas 2 y 5; y Sol (líneas 1, 2 y 3); y también en autobús (líneas 3, 25, 39, 46, 75, 138, 148, C1 y C2).

La entrada es gratuita. Y el horario es el siguiente:

  • De octubre hasta abril: de lunes a domingo de 9 a 21h.
  • De mayo hasta septiembre: de lunes a domingo de 9 a 22h.

Así pues, esperamos que disfrutes de estos jardines.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *