gladiolos en maceta cuidados

En el mundo existen muchas plantas que podemos tener en maceta. Algunas las tendremos dentro de casa, otras en los balcones, terrazas, patios… Pero todas ellas necesitarán de una serie de cuidados. Por eso, en esta ocasión, nos queremos centrar en los gladiolos en maceta, sus cuidados y todo lo que debes hacer para cubrirle las necesidades y que esté sana.

Pero, ¿cuáles son los cuidados de los gladiolos en maceta? ¿Cómo los llevamos a cabo? A continuación te dejamos una guía para que puedas usarla para observar a tu planta y seguir las necesidades que tiene.

Cuidados de los gladiolos en maceta

Cuidados de los gladiolos en maceta

Como sabes, los gladiolos son flores que pueden tener múltiples colores: naranja, amarillo, rosa, blanco, mixtos… por eso, para muchos es algo que se ha vuelto presente en sus hogares por ese colorido que dan.

Ahora bien, a la hora de cuidar gladiolos en maceta, hay que tener en cuenta varios aspectos que te comentamos a continuación.

Cuándo y cómo plantar gladiolos en maceta

Lo primero que debes saber, si aún no tienes gladiolos, es cómo hay que plantarlos, y sobre todo, cuándo.

Estos se deben plantar siempre dos semanas antes de la primavera, o incluso un poco antes si el clima donde vives es más bien cálido. Y es que van a tardar unos 60-90 días en crecer y florecer, para el mes de mayo, aunque algunos pueden hacerlo a mediados del verano o al final. Por eso, si se plantan cuando el frío empieza a menguar, mucho mejor porque disfrutarás de ellas más tiempo.

En cuanto a la forma de plantarlas, tienes que escoger una maceta más alta que ancha. Ten en cuenta que los tallos de los gladiolos son largos, y necesitan espacio de altura (por ejemplo, algunos tallos podrían alcanzar el metro y medio de altura).

El problema es que, a pesar de tener tallos largos, las raíces no son muy profundas ni tampoco sostienen muy bien a la planta, razón por la que, algunas veces, te puedes encontrar con que esta se vence y se sale del tiesto. ¿Cómo solucionarlo? Con varillas para controlar que sigan erguidas.

Tienes que poner un sustrato de calidad. Uno de los mejores sin duda es usar sustrato con fertilizante de liberación lenta, ya que así va a ser mucho más fácil que la planta salga adelante.

Tienes que plantar los cormos, es decir, las semillas, entre 7 y 13 cm de profundidad. Siempre con la raíz hacia abajo y la parte puntiaguda hacia arriba. Esa parte, si puede ser, no la cubras mucho, para así ayudar a la planta a que sea más fácil de salir.

Por último, solo tienes que poner la maceta a pleno sol y regar poco, conforme se seque la tierra.

Ubicación

Como has podido ver, es importante que los gladiolos estén a pleno sol porque necesitan 12 horas de iluminación para florecer y para estar sanos. Al estar en maceta es mucho más fácil de lograr esto puesto que puedes moverlos en base a la situación de sol que tengas en tu casa.

Temperatura

Si bien siempre se dice que los gladiolos son plantas que toleran muy bien el invierno, lo cierto es que no es del todo cierto. Solo pasa cuando se vive en zonas muy cálidas, si hay heladas o fríos fuertes, la planta sufrirá.

Entonces, ¿qué temperatura sería la idea? Pues entre 20 y 25 grados sería la perfecta para que estuvieran bien. Por supuesto, toleran temperaturas más bajas por la noche, pero no fríos.

Sustrato

gladiolos en maceta

Si bien antes te hemos hablado del sustrato, queremos volver a reiterarnos. Como te hemos dicho, lo mejor es un sustrato con fertilizante de liberación lenta. Los gladiolos tienen la ventaja de que se adaptan a cualquier tipo de suelo, aunque el que mejor les va es uno arenoso.

Y eso sí, no les gusta nada el estiércol fresco, así que evítalo en la medida de lo posible.

Abono

Como el abono se lo echas con la tierra, en principio cada vez que la trasplantes lo tendría. Sin embargo, sí que puede ser necesario aplicarlos en época de floración.

Para esos casos, nada mejor que los solubles en agua. Eso sí, solo cuando la planta tenga ya al menos 25 cm de altura.

Riego

riego de los gladiolos

Dentro de los gladiolos en maceta, los cuidados sobre el riego son uno de los principales y más importantes que hay. Has de saber que es una planta que le gusta mucho el agua, pero eso no quiere decir que podamos encharcarla.

Hay que regarla de manera abundante todas las semanas en primavera y verano (en este caso dependiendo del calor sería 2-3 veces a la semana o más), y dos veces al mes en invierno.

Sufre mucho cuando tiene falta de agua, al punto de que si le pasa en época de floración te puedes quedar sin las flores.

Plagas y enfermedades

Desgraciadamente, de los gladiolos en macetas, los cuidados por plagas y enfermedades deben estar presentes incluso desde el mismo momento en que las plantas. Y es que antes de hacerlo los profesionales recomiendan echarle fungicida a los cormos para evitar problemas.

Después, cuando tienes la planta ya crecida, los trips, babosas, pulgones, caracoles… son algunas de las plagas más habituales de las que tendrás que cuidarla. Estos puedes solucionarlos con purín de ortiga o incluso con jabón de Marsella (si lo diluyes en agua y rocías las hojas con ello funciona muy bien).

Ahora bien, en cuanto a enfermedades, dos de las principales son el fusarium y la podredumbre gris. Notarás que le pasa algo cuando empieces a ver que la planta se seca. Si la notas así puedes preparar una infusión de cola de caballo y echársela en la tierra para intentar ayudar a que se recupere. También es buena idea sacar la planta, quitarle toda la tierra y volver a ponerle nueva (con drenaje).

Multiplicación

La multiplicación de los gladiolos se consigue dividiendo los cormos ya que, del principal, pueden salir nuevos gladiolos.

Para conseguirlo, lo que tienes que hacer es esperar a que se seque para así desenterrar los cormos. Una vez hecho esto, verás que del cormo más grande salen otros pequeñitos. Solo tienes que separarlos con cuidado y guardarlos en bandejas o bolsas de papel para plantarlos en primavera.

Como ves, tener gladiolos en maceta con sus cuidados perfectos no es difícil. ¿Te han surgido dudas? Pregúntanos e intentaremos ayudarte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *