Las GAs se utilizan para modificar genéticamente a las plantas

Por mucho que pueda sorprender, las plantas cuentan con sus propias hormonas. Estas son necesarias para su correcto desarrollo. Entre ellas se encuentran las giberelinas, encargadas sobre todo del crecimiento de los vegetales.

A parte de su importancia para las plantas, las giberelinas también cuentan con varios usos beneficiosos a la hora de manipular frutas y hortalizas. Si quieres saber más a cerca de estas hormonas vegetales, sigue leyendo.

Fitohormonas

Las giberelinas son hormonas vegetales

Para los amantes de la botánica no será ninguna sorpresa saber que las plantas también producen hormonas, conocidas como fitohormonas. Se trata de unas moléculas que afectan al crecimiento, al funcionamiento y a la diferenciación del cuerpo del vegetal, o de algunas de sus partes. Normalmente, las hormonas se producen a bajas concentraciones y ejercen así sus respectivas acciones. Al contrario que los animales, las plantas pueden sintetizar hormonas en diversas partes.

Existen en total cinco fitohormonas cuya influencia sobre el desarrollo de los vegetales es de suma importancia:

  1. Auxinas
  2. Giberelinas
  3. Citocininas
  4. Etileno
  5. Ácido abcísico

Sin embargo, recientemente se han añadido otras sustancias a la lista de las hormonas vegetales. Entre ellas se encuentran jasmonatos, brasinoesteroides, ácido salicílico e incluso algunos péptidos. Todas las hormonas vegetales cooperan, la planta no puede subsistir si le falla alguna. El estado fisiológico de los vegetales es el resultado de la acción antagónica o cooperación entre las fitohormonas.

¿Qué son las giberelinas y cuál es su función?

Las giberelinas son las hormonas de crecimiento de las plantas

Como ya hemos mencionado anteriormente, las giberelinas, o GAs, forman parte de las cinco hormonas vegetales que existen. Estas concretamente se producen en semillas en desarrollo, tejidos jóvenes, frutos y en la zona apical. Las giberelinas son básicamente hormonas de crecimiento que están involucradas en diversos procesos de desarrollo de las plantas. El inicio de su síntesis tiene lugar en los cloroplastos, pero también es partícipe la membrana plasmática. En cuanto al transporte de estas fitohormonas, tiene lugar en el sistema vascular. No obstante, todo indica a que algunas de ellas tienen una distribución bastante restringida.

Artículo relacionado:

Etileno

Las giberelinas producen unos efectos muy parecidos a las auxinas, como por ejemplo el aumento de la longitud entre nodos de los tallos. En el caso de que faltaran estas fitohormonas, las plantas se quedarían enanas. Además, estimulan la floración, aceleran la germinación y regulan la producción de proteínas en las semillas de los cereales.

A pesar de que se conocen más de cien tipos de giberelinas, sólo unas pocas de ellas demuestran actividad biológica. Las comunes son estas: GA1 ,GA3 , GA4 ,GA7 y GA9. Actualmente, algunas de ellas se utilizan para fines comerciales mediante manipulación genética de los frutos.

Uso comercial

Las giberelinas tienen varias aplicaciones a nivel comercial

Con todos los avances que estamos consiguiendo a nivel tecnológico y científico, no es de extrañar que el ser humano haya sabido aprovechar las giberelinas. A continuación vamos a comentar algunos de sus usos comerciales:

  • Transición de fase juvenil a adulta: A nivel fisiológico es posible aplicar GAs para afectar a la condición juvenil del vegetal, pudiendo pasar así a la fase adulta o viceversa. Las plantas juveniles son las que inician la formación de raíces, lo que es necesario para la multiplicación vegetativa. Sin embargo, de adultas pierden esta propiedad casi por completo. Mediante la aplicación de giberelinas es posible acelerar la entrada a la floración sin que las plantas hayan completado su fase juvenil.
  • Iniciación floral y determinación del sexo: El uso de GAs puede reemplazar ciertas demandas de las plantas para florecer. Por ejemplo pueden modificar el requerimiento de luz o de temperatura. Además, pueden inducir la formación de elementos florales y a su vez afectar la determinación sexual, permitiéndonos crear flores masculinas o femeninas. Esto es muy importante a la hora de realizar el cruzamiento y evitar la autopolinización.
  • Desarrollo del fruto: Otra habilidad que tienen las giberelinas es promover el desarrollo del fruto. El tamaño del mismo incide sobre su precio y calidad. Incluso es posible extender la vida de los frutos de algunos cítricos, tanto en el árbol como cosechados.
  • Partenocarpia: La partenocarpia es un proceso de desarrollo del fruto sin formación previa de la semilla. Para conseguirlo artificialmente, se tratan las flores no polinizadas con giberelinas u otras hormonas.
  • Biotecnología: Las GAs se utilizan para la regeneración de plantas in vitro. Por un lado, los tejidos extraídos necesitan esta hormona para su desarrollo durante la primera fase. Por otro lado, se pueden realizar tratamientos previos con giberelinas a plantas madre con el fin de estimular su crecimiento para favorecer la extracción de ápices libres de organismos patógenos.
  • Rendimientos en caña de azúcar: La sucrosa, o azúcar de caña, se acumula en la vacuola, por lo que la cantidad que se pueda cosechar depende del tamaño de la misma. Las GAs ayudan a aumentar la altura de la planta y el contenido de la sucrosa.

Como podemos ver, las aplicaciones que tienen las giberelinas son muchas. Gracias a diversos estudios botánicos, hemos podido mejorar en varios aspectos la calidad de las frutas y las verduras. También a nivel económico son una gran ayuda para los agricultores. Aún así, la ciencia sigue con sus investigaciones. Cada día se descubren más cosas interesantes acerca del mundo de las plantas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *