ficus lyrata cuidados en maceta

¿Te gustan las plantas de aspecto curioso y original? Entonces seguro que conoces al Ficus lyrata, o quizá por sus otros nombres, ficus lira, Ficus pandurata o higuera de hojas de violín. Esta planta es única en su aspecto pero, ¿qué sabes de los cuidados del Ficus lyrata?

Si quieres tener un Ficus lyrata, los cuidados es una parte muy importante para que tu hogar se vea beneficiado por su belleza. Por eso, aquí te hablamos de todo lo que tienes que saber sobre ella.

Cuidados del Ficus lyrata

Cuidados del Ficus lyrata

Por si no lo sabes, el Ficus lyrata es una planta que puede adaptarse tanto en exterior como en interior. Fuera de las casas es capaz de alcanzar fácilmente los 20 metros aunque esté plantada en una maceta. Sin embargo, en el interior no llega a tanto, a pesar de que sí que mantiene su porte de árbol.

Se caracteriza por ser perenne y lo más llamativo de ella son las hojas. Estas son bastante grandes, de un verde fuerte brillante y en forma de lira.

Entre los cuidados del Ficus lyrata debes tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

árbol ficus lyrata

Como te hemos dicho antes, el Ficus lyrata se puede colocar tanto en exterior como en interior.

En el primer caso lo mejor es ubicarlo en semisombra, o directamente en sombra si vives en una zona de mucho sol.

Si quieres tenerlo dentro de casa, puedes ponerlo en una habitación donde controles la luz y la temperatura.

Luz

Sin duda, la iluminación es uno de los cuidados del Ficus lyrata que debes seguir a rajatabla, ya que de no proporcionarle lo que necesita la planta se empieza a debilitar. Y es que esta necesita muchísima luz. Pero indirecta.

Si le da el sol directo lo único que vas a conseguir es que se le quemen las hojas. Por eso es mejor colocarlo en un sitio muy iluminado pero no al lado de ventanas, o si lo haces que tenga las cortinas como barrera.

Sobre todo donde debe darle la luz no es en la base, sino en la parte superior.

Temperatura

Del Ficus lyrata, uno de los cuidados importantes es la temperatura a la que debe estar la planta. Su origen es el África tropical, por lo que las temperaturas cálidas es su hábitat natural. Pero, ¿qué hay del frío?

En general, si le proporcionas una temperatura superior a 20 grados estará genial. Aunque si la temperatura es muy elevada y además es calor seco no aguanta largos periodos de tiempo.

En cuanto al frío, por debajo de los 15 grados la planta empezará a sufrir. Por eso se recomienda colocarla en un lugar donde se pueda mantener la temperatura estable.

Maceta

Ya sea que vayas a colocarla en exterior o en interior, en ambos casos puedes pensar en ponerla en una maceta. Esta ha de tener agujeros de drenaje, porque aunque le gusta la humedad, necesita que no haya encharcamientos en las raíces.

Además, si esos agujeros son más o menos grandes ayudarás a la planta a que «te hable». Y es que, cuando veas que las raíces empiezan a salir, esta te estará diciendo que necesita un trasplante.

Tierra

Junto con la maceta, otro aspecto fundamental de los cuidados del Ficus lyrata es la tierra que vayas a usar. En este caso no es demasiado exigente, y con sustrato universal tendrá los nutrientes necesarios. Pero si prefieres darle un «alimento» mejor, prueba a hacer una mezcla de humus de lombriz, turba y fibra de coco. A todo eso súmale perlita o vermiculita, que ayudará a tener el drenaje que necesita.

Riego

ficus lyrata pequeña

Regar un Ficus lyrata no tiene mucho misterio. Por el origen de la planta, es necesario que se mantenga la tierra húmeda, pero sin llegar a encharcarla. Por eso, debes vigilar que no se le seque del todo la tierra, ni tampoco ahogarla con el agua.

Dependiendo de dónde vivas, el riego será más o menos habitual. Por ejemplo, por regla general se dice que en invierno ha de regarse una vez a la semana y, en verano, de dos a tres veces. Pero si vives en una zona calurosa, es posible que necesite una mayor frecuencia.

Eso sí, no le eches agua en las hojas porque podrías provocar que aparecieran plagas o enfermedades.

Abonado

Si quieres abonar tu Ficus lyrata, entonces has de esperar a los meses más cálidos, ya que en ese periodo estará en pleno crecimiento.

El mejor abono para esta planta, como ocurre con la tierra, es el fertilizante de plantas verdes, o bien un abono orgánico.

Poda

A pesar de que se dice que el Ficus lyrata en interior no necesita una poda, lo cierto es que, conforme crezca, sí tendrás que cortarlo para que mantenga su porte. De lo contrario, puede crecer demasiado e incluso cambiar su aspecto por el de un árbol (y quizá no es lo que quieres).

La poda se hace solo una vez al año, a final del invierno y principios de la primavera. Luego sí puedes hacer una poda suave para quitar algunas ramas u hojas que se salgan de la guía.

Trasplante

Antes te hemos comentado que, cuando a un Ficus lyrata se le queda pequeña la maceta, suele empezar a sacar las raíces fuera de esta. A la hora de trasplantarlo, puedes hacerlo a una nueva maceta o al exterior.

El trasplante de los Ficus lyrata suele producirse cada 1-2 años, y después de tenerla en interior habrá un momento en que haya crecido tanto que necesites ponerla fuera de casa. Si eso ocurre, debes proporcionarle una ubicación en semisombra y un agujero amplio y lleno de nutrientes para que pueda agarrar bien.

Plagas y enfermedades

De los cuidados del Ficus lyrata que menos querrías considerar, las plagas y enfermedades son uno de ellos. En general, es propensa a la aparición de plagas y hongos cuando hay un exceso de humedad. Lo notarás porque las hojas empiezan a amarillear y verás que la planta adquiere un aspecto más débil.

En cuanto a enfermedades, hay que tener cuidado con un exceso o carencia de luz (hojas secas u hojas que se caen demasiado respectivamente), así como un riego en exceso o no suficiente (las hojas estarán lacias y arrugadas sobre sí mismas).

¿Te quedan dudas sobre el Ficus lyrata y sus cuidados? Coméntanos y trataremos de ayudarte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *