La endoterapia es un tratamiento fitosanitario

La endoterapia vegetal es un tratamiento fitosanitario muy interesante, muy especialmente cuando se trata de tratar árboles y palmeras que viven en los núcleos urbanos y que, por el motivo que sea, han enfermado o son víctimas de una plaga importante.

Y es que no solo es buena para ellos, sino también para los humanos. De hecho, cualquiera puede pasar junto a la planta mientras esté recibiendo su ‘medicamento’, ¡y sin utilizar ninguna medida de protección! Sepamos en qué consiste.

¿Qué es la endoterapia vegetal?

Xilema y floema

Imagen – Tiposde.eu

Explicado en pocas palabras, la endoterapia vegetal es un tratamiento fitosanitario el cual consiste en inyectar el producto fitosanitario (insecticida, fungicida, acaricida,…) o sustancia nutricional a los árboles y palmeras por vía vascular; más concretamente, directamente al xilema. El xilema, o madera como también se le conoce, es un tejido lignificado a través del cual son transportados líquidos de una parte a otra de la planta.

Casi se podría decir que los que se encargan de realizar este tipo de tratamiento son médicos porque, al igual que ellos, inyectan la sustancia que puede salvarles la vida en ‘vena’. Pero por eso hay que tener muy presente que, para que sea efectivo, es importante conocer bien el xilema, así como el problema que tiene la planta en cuestión. De este modo, podrás saber qué es lo que necesita en realidad.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las ventajas son pocas pero muy interesantes, sobre todo y como decíamos al principio, si se han de tratar plantas que están en sitios públicos y/o muy transitados. Por ejemplo:

Es eficaz contra múltiples plagas y enfermedades

La endoterapia puede acabar con la cochinilla

Imagen – Flickr/sherca

Se utiliza mucho contra la procesionaria del pino, el picudo rojo de las palmeras, pulgones, insectos perforadores del tronco y/o ramas, minadores, mosca blanca, cochinillas, defoliadores, y un largo etcétera.

No afecta ni a la fauna ni a la flora

El producto se inyecta en el tronco, por lo que no son necesarios ni las pulverizaciones ni tampoco las nebulizaciones. Así pues, queda garantizado que el ‘medicamento vegetal’ solo lo recibirá la planta que requiera ser tratada, sin que se tenga que poner en riesgo a los demás ni a ella misma.

No es preciso tomar excesivas medidas de protección a la hora de aplicarla

Cuando vas a utilizar un fitosanitario de origen químico, muchas veces la etiqueta te indica que se debe de usar guantes como mínimo, e incluso a veces también gafas y ropa especial. Pues bien, con la endoterapia esto no pasa. Con ponerte guantes desechables para no contaminar el equipo es más que suficiente.

Nulo consumo de agua

El agua es un bien muy preciado (o debería de serlo). Cuando vas a realizar un tratamiento de endoterapia vegetal, no necesitas agua, con lo cual, puedes contribuir a cuidar un poco del medio ambiente y de los recursos naturales de tu zona.

El producto persiste en la planta

¿Alguna vez te ha pasado que echaste por ejemplo un insecticida un día, pasaron 3-4 días y no notaste que hiciera mucho (o ningún) efecto? Si durante ese tiempo encima llueve… adiós al tratamiento. Con la endoterapia esto no te va a pasar. Desde el primer momento en el que el xilema hace su trabajo, es decir, que transporta el líquido al resto de la planta, va a empezar a hacer efecto. Y la cosa no cambiará hasta que haya absorbido toda la sustancia.

Tipos de métodos endoterápicos

Dependiendo de cómo se realicen, se han desarrollado tres tipos de métodos:

  • Por gravedad: se hacen orificios en el tronco de unos 4mm de diámetro y dejando una separación entre ellos de 30-40cm, a una altura de 80-100cm de la base del árbol. La presión que hay que ejercer a la hora de inyectar el producto es de 0,2 bar, y entre una inyección y otra han de pasar entre 20 minutos y 24 horas.
  • Por micropresión: los orificios se han de hace en el cuello del árbol, han de medir unos 4mm de diámetro y ha de haber una distancia de 12-15cm entre ellos. La presión será de 0,5 bar y se inyectará el ‘medicamento’ cada 20 minutos a 24 horas.
  • Por presión: se realizarán orificios de entre 3,5 y 6mm de diámetro, dejando una separación entre ellos de 3-4 centímetros, y a una distancia de 80 a 100 centímetros de la base de la planta. El tiempo entre una inyección a otra oscilará entre los 3 y los 30 minutos.

¿Qué necesitas para realizar un tratamiento de endoterapia vegetal?

La endoterapia consiste en inyectar el tratamiento en el tronco

Necesitas básicamente lo siguiente:

  • Kit de endoterapia: este incluirá una jeringa especial, conectores, y envase el cual contendrá el producto fitosanitario.
  • Producto fitosanitario: insecticida, abono,…
  • Taladro: con una broca pequeña (no más de 6mm) para perforar el tronco del árbol o palmeras.
    NOTA: en algunos casos no será necesario el taladro, dependiendo del kit.
  • Guantes: unos desechables, con los que puedas mantener todo el equipo limpio.
  • Algunos conocimientos: entender dónde se encuentra el xilema y qué producto has de utilizar en cada caso resulta fundamental para que dicho tratamiento sea eficaz. De hecho, es muy recomendable realizar un curso de endoterapia.

Esperamos que te haya sido de interés.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *