Dischidia nummularia

Si eres un verdadero amante de las plantas colgantes, una de las que puedes tener en casa, y que no te va a dar muchos problemas, es, sin duda, la Dischidia nummularia. Se trata de una planta fácil de conseguir y que te dará un aspecto único en sí mismo.

Si quieres saber más cosas sobre la Dischidia nummularia, como de dónde proviene, cuáles son sus características, o qué curiosidades tiene, no dudes en echarle un vistazo a la guía que te hemos preparado.

Características de la Dischidia nummularia

Características de la Dischidia nummularia

Fuente: suculentavenue

Lo primero que tienes que saber de la Dischidia nummularia es que pertenece a la familia de las suculentas, lo cual ya te da una idea de lo fácil que va a ser cuidarla y de los pocos problemas que esta te puede dar. Suelen recibir otros nombres, como es planta de la hormiga o botón de orquídea. Esto es porque en su hábitat, que por cierto está en China y la India, es la escogida para ‘esconderse’ los insectos y además ahí mismo se alimentan del CO2 que la planta genera. Pero tranquilo, que tenerla en casa no quiere decir que vayas a tener problemas con las hormigas o los insectos en general.

Su crecimiento suele ser lento, lo cual es perfecto para no tener que estar continuamente podándola para que no invada más de la cuenta. Tiene unas hojas de color verde y redondeadas, a veces parecidas a una moneda. Estas son carnosas y aparecen en tallos largos colgantes. Además, en su época de floración te encontrarás con unos ramilletes de flores de color blanco. No son muy «bonitas» por su aspecto ceroso, pero sí llaman la atención.

A la hora de tener una Dischidia nummularia en casa, la opción más habitual es que sea colgante; pero puede tenerse en una maceta en el suelo, lo único que los tallos irán cayendo por el suelo.

Cuidados de la Dischidia nummularia

Cuidados de la Dischidia nummularia

Ahora que conoces un poco más a la Dischidia nummularia, es hora se saber cuáles son esos pocos cuidados que va a necesitar para mantenerse siempre en buen estado. Ten en cuenta que muchas suculentas se adaptan después a las condiciones, temperatura, etc. que le pongas, y con esta no va a ser diferente, aunque requerirá que te acerques lo más posible a sus necesidades. ¿Y cuáles son esas?

Iluminación

Si te fijas, la Dischidia nummularia es una planta que tiene muchísimas hojas. Y eso implica que necesita mucha luz. Eso sí, no le gusta la luz directa, aunque la tolera siempre que no la saques en las horas de más incidencia de los rayos solares. Lo mejor es buscar un lugar donde reciba mucha luz indirecta y durante muchas horas.

El truco para saber si está satisfecha o no lo notarás en los tallos. Si estos empiezan a tener hojas con mucha separación, y además se ven demasiado largos y débiles, entonces es que le falta luz. Cámbiala y observa si la planta empieza a echar más hojas.

Temperatura

El hábitat natural de la Dischidia nummularia es de clima cálido, lo que implica que deberías proporcionarle un lugar en el que la temperatura no baje de 15 grados. De hecho, no es una planta que tolere el frío, y en invierno hay que mantenerla en casa protegida de corrientes y de bajadas de temperatura.

Ahora bien, eso no quiere decir que no necesite humedad. Al contrario; le encanta tener una humedad alta, por lo que tendrás que pulverizar sus hojas al menos una vez a la semana e incluso dejarle un plato con agua y piedras para que tenga esa humedad.

Riego

Hablemos ahora del riego de la Dischidia nummularia. Lo primero que debes saber es que, como buen suculenta, apenas si necesita agua. Eso implica que solo cuando notes que la tierra está seca es cuando debes regarla, pero no le hace falta mucha cantidad.

Nuestra recomendación es que la riegues, esperes a que suelte el agua y se la retires. De esa manera harás que las raíces no se pudran por el agua que quede.

Además, y como curiosidades de la Dischidia nummularia, debes saber que prefiere absorber el agua del ambiente, es decir, a través de las pulverizaciones, con lo que, si lo haces así a menudo, quizá no tengas ni que regarla apenas.

Abono

Durante la primavera y el verano, la Dischidia nummularia tiene su etapa de crecimiento. Pero, como hemos dicho antes, crece muy lentamente. Con un fertilizante lo que puedes hacer es ayudar a que la planta acelere algo y notes diferencia.

¿Y cuál usar? Puedes probar con uno de plantas verdes. Debes aplicarlo diluido con agua y, si es posible, echa menos cantidad de la que te dice el fabricante para no forzarla demasiado.

¿Se puede multiplicar la Dischidia nummularia?

Para finalizar los cuidados de la Dischidia nummularia debes saber que puedes multiplicar la planta de dos maneras diferentes: por esquejes o por cortes de los tallos.

En ambos casos, tienes que meterlos en un vaso o jarrón con agua y esperar a que las raíces hagan su aparición. Solo cuando veas que estas están grandes (normalmente transcurrirán varias semanas para ello), podrás plantarlas en macetas y seguir disfrutando de la planta.

También puedes hacerlo a través de las semillas, ya que una vez que ha terminado la floración, tendrás semillas de la planta.

Curiosidades

Curiosidades Dischidia nummularia

Como te hemos dicho antes, la Dischidia nummularia proviene de China e India. Sin embargo, lo que quizá no sepas es que es una planta epífita. ¿No sabes qué significa? Se trata de una planta que vive sobre otra planta o árboles y que se sujeta a través de raíces aéreas a ella para sobrevivir, y en algunos casos hasta alimentarse de ese vegetal.

Además, hoy día se ha convertido en una de las plantas más famosas de Pinterest. Hay verdadera pasión por ella y muchos interioristas y decoradores la están utilizando en sus proyectos.

¿Te animas a cuidar a una Dischidia nummularia? Como ves, es muy fácil y apenas te va a quitar tiempo. Súmale que no es fácil que se te muera. Así que, ¿por qué no lo intentas?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *