curiosidades de las setas

Existen multitud de curiosidades de las setas. Las setas son un manjar destacado en otoño e invierno, y su valor dietético también destaca por su control de peso. Además del sabor y la comida, también están relacionados con muchos aspectos de nuestra cultura popular. Hay aplicaciones móviles para salir a buscar hongos en los arbustos- e incluso con nuestra antigua religión. Por otro lado, favorecen el desarrollo de un sector económico que, aunque tiene una fuerte estacionalidad, no se pueden ignorar. Se estima que cada año se transfieren 200 millones de euros en torno al negocio de las setas en España.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son las principales curiosidades de las setas que quizás no sabías.

Curiosidades de las setas

curiosidades de las setas que no sabias

No son ni plantas ni animales

Las setas son el exterior de algunos hongos que viven bajo tierra o en materia orgánica en descomposición. Sin embargo, existen muchos tipos de setas, porque en realidad son uno de los cinco reinos donde agrupamos a los seres vivos, por lo que no se consideran plantas ni animales. No realizan la fotosíntesis como los vegetales, ni pueden comer adecuadamente como lo hacemos nosotros en el reino animal.

En el reino de los hongos, van desde los que habitan en nuestra flora intestinal hasta las levaduras que fermentan la harina, la uva o la cebada, pasando por el moho o las que atacan las plantas de nuestros pies. Por supuesto, hay quienes recogen setas.

Especialmente los hongos que elaboran los hongos se caracterizan por vivir bajo tierra o en descomposición de materia orgánica. Su trabajo es absorber los resultados de esta descomposición para alimentarse, y también pueden recolectar minerales del suelo.

Estos hongos son largas redes de filamentos celulares, como vagones de tren conectados (micelio), pueden pasar minerales de una célula a otra a lo largo de cada filamento (hifa). Por otro lado, muchos de ellos están conectados a las raíces en un órgano mixto llamado micorriza. Este órgano es simbiótico, es decir, es el centro de cooperación de dos organismos, lo que permite que el árbol proporcione azúcar al hongo, y el hongo usa sus filamentos para llevar minerales al árbol desde la distancia. Además, un hongo puede conectar varios árboles o incluso todo el bosque para formar una Internet orgánica para el bosque.

Un solo hongo conectado a 900 hectáreas de bosque fue descubierto en Oregon en el Pacífico Norte de los Estados Unidos, constituyendo así el organismo más grande conocido en la tierra. Se sospecha que este hongo interconectado, además de diferentes tipos de información, también puede mover sustancias antibióticas de un árbol, se puede decir que son la sabiduría del bosque.

La seta se considera el genital del hongo

De hecho, las setas son las gónadas de los hongos, son órganos que producen esporas y los hongos mezclan su material genético a través de esporas. Si lo desea, también se le puede llamar flor de hongo.

Debajo del sombrero de la seta, podemos ver unas hojas radiales llamadas «copos», que son productoras de esporas y luego se propagan por el viento o los animales. El hongo solo produce setas después de la temporada de lluvias, porque tiene suficiente humedad para hacer estas estructuras hidráulicas en un 90% de agua.

Sólo se pueden comer en un 0,0001%

hongos y setas

Un micólogo, un científico que estudia los hongos, tiene un chiste que dice: «Todos los hongos son comestibles, pero la mayoría solo se pueden comer solo una vez». De hecho, solo 600 de los 600.000 tipos actuales de hongos son comestibles.

Los otros exhiben diversos grados de toxicidad debido a los alcaloides que producen para protegerse de los ataques de animales, y algunos son directamente fatales. Por otro lado, no todas las criaturas tienen la misma resistencia: por ejemplo, las babosas son 1.000 veces más resistentes a la toxicidad de los boletos.

Las trufas, incluidas la blanca (Tuber magnatum) y la negra (Tuber melanosporum), son una especie de estructura de bloques de esporas de hongos, que forman micorrizas con castaños, nueces, encinas y encinas del sur de Europa (Italia, Francia, España) y crecen bajo el suelo en lugar de salir a la superficie.

Las mejores curiosidades de las setas

tipos de hongos

Bosques de setas y setas en casa

Durante más de dos décadas, las raíces de los árboles recién brotados han sido fumigadas por esporas de varios hongos para formar micorrizas. Luego se plantan en los campos, esperando que crezcan árboles y hongos, y estos últimos eventualmente desarrollarán setas después de la temporada de lluvias, que puede demorar unos cinco años. Además, la tecnología más moderna permite rociar las semillas de los árboles directamente antes de plantar.

Si tenemos una zona oscura, húmeda y fresca donde hacer que funcionen, entonces los hongos saprofitos son descomponedores de materia orgánica, como los hongos shiitake o los hongos ostra, que se pueden cultivar en casa. Para ello se utiliza una mezcla de paja de arroz y estiércol de vaca, fumigado con esporas de hongos y envasado. De hecho, estos paquetes ya están disponibles comercialmente y solo necesitamos almacenarlos y regarlos con regularidad. Las setas del hongo irán apareciendo poco a poco en la superficie.

Setas caminando

Los mixomicetos son un tipo de hongos muy peculiar que forman una especie de bloque de plastilina en lugar de filamentos subterráneos. Viven de la descomposición de la materia orgánica, especialmente los troncos de los bosques húmedos, que son de color amarillo brillante, rojo o naranja. Parecen una vela derretida o una bola de plastilina, y se mueven en busca de sustancias para descomponerse. Lo hacen generando corrientes de plasma celular que empujan al hongo en una dirección específica.

La relación entre los hongos y la brujería tiene una larga historia, porque algunos hongos venenosos no matan a las personas, pero tienen efectos excitantes o alucinógenos, que se usaban en el culto de las brujas antiguas. Como ejemplo de esto, el anillo de la bruja es un anillo de hongo que aparece en un claro del bosque y técnicamente se llama «arilo».

Las cestas de mimbre que utilizan los recolectores tienen una razón ecológica: ayudar a que los hongos se multipliquen. Cuando ponemos el hongo en la canasta, libera esporas, y a medida que nos movemos en el bosque, estas esporas caerán al suelo por los agujeros que deja el tejido de mimbre para que podamos distribuirlas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las curiosidades de las setas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *