El girasol amarillo es una hierba anual

Si existe alguna planta que se pueda considerar amante del sol, esta es sin duda el girasol cuyo nombre científico es Helianthus anuus. La planta saca sólo una flor, la cual es bastante grande, que se va posicionando de tal manera que puede recibir los rayos del astro rey directamente.

Una vez que la flor se marchita, hacia finales del verano, deja tras de sí las semillas, es decir, las tradicionales pipas que gusta comer de vez en cuando, ¿o no? ¿Te gustaría cultivar tus propias plantas de girasol? La primavera es la época de siembra, así que si no quieres perder el tren, ya sabes, haz tu semillero.

¿Cómo describir a un girasol?

El girasol es una hierba que florece en verano

El girasol, conocido también como flor de sol, maravilla, o maíz de Texas, es una hierba anual que pertenece a la gran familia Asteraceae. Es nativo de Centro y Norteamérica, y fue introducido en Europa por los conquistadores españoles en el siglo XVI. A partir de entonces, esta planta conquistó otras partes del mundo, y hoy en día se cultiva en prácticamente todas las regiones templadas y cálidas.

Desarrolla un tallo muy alto; según variedades puede medir hasta 3 metros. De ellos brotan hojas caulinares, verdes y con el margen aserrado. Y la flor es en realidad una inflorescencia capitular protegida por una serie de brácteas (hojas modificadas), y hasta 30 lígulas (mal llamadas pétalos) de color amarillo o rojizo de hasta 5 centímetros de largo.

Sus frutos, es decir, las pipas,  son aquenios con forma ovalada, de unos 15 milímetros de largo, generalmente negras pero pueden ser blanquecinas o de color miel. En interior tienen una semilla de un tamaño algo inferior.

¿Qué necesita para vivir?

El girasol es una hierba poco exigente. Lo que necesita básicamente es sol, todo el día, y agua de vez en cuando puesto que no es muy tolerante a la sequía. De todos modos, vamos a ver a continuación cómo se ha de cuidar:

Ubicación

Es importante que se tenga en el exterior, pues es en el único lugar donde le puede quedar expuesto al sol directamente. De hecho, no hay que tener miedo de poner el semillero en una zona soleada, puesto que las plántulas lo toleran ya desde el inicio de sus vidas.

Tierra

  • Jardín: crece en cualquier tipo de suelo.
  • Maceta: si se tiene en maceta es aconsejable utilizar sustrato de cultivo universal, ya sea solo o mezclado con un 30% de perlita para mejorar el drenaje.

Riego

Hay que regar al girasol de vez en cuando, evitando que la tierra se seque del todo. Esto es especialmente importante si se tiene en maceta, puesto que el sustrato se seca mucho más rápido. Así pues, regaremos unas dos veces por semana, aumentando la frecuencia a tres en verano si vemos que la planta necesita más agua (es decir, si vemos que amanece con un aspecto triste, con las hojas y el tallo ”caído”).

Abonado

Es interesante abonar durante toda la temporada. Se empezará cuando las plantas tengan dos pares de hojas verdaderas, y se continuará hasta que la flor se marchite. Usaremos abonos orgánicos, echando un poco de guano (en venta aquí), humus, o similares, una vez a la semana o cada quince días.

Trasplante

Se ha plantar en una maceta más grande o en el jardín durante la primavera, en cuanto se haya quedado sin espacio y sus raíces hayan empezado a crecer fuera de su ”vieja” maceta.

Multiplicación

Las semillas de girasol son las pipas

Se multiplica por semillas en primavera. Como necesita calor para germinar, lo suyo es guardar las pipas recién cosechadas en verano en una bolsa o caja pequeñas de papel o cartón hasta que las temperaturas vuelvan a subir.

Cultivo del girasol

¿Qué necesitas para su cultivo? Básicamente tres cosas:

  • maceta (de unos 10 centímetros de diámetro)
  • sustrato universal (en venta aquí) o de semillero (en venta aquí)
  • regadera con agua
  • un lugar soleado donde poner el semillero

Quizás pienses que la maceta es muy grande para una única semilla, pero no es así. El girasol es una planta que crece muy rápido, y vale la pena sembrar una pipa en una maceta grande para evitar tener que trasplantarla más adelante.

El paso a paso es muy sencillo: llena la maceta de sustrato, coloca la semilla en la superficie y entiérrala un poquito, y finalmente riega abundantemente. En muy pocos días germinará.

¿Qué utilidad tiene el girasol?

Tiene muchos usos. No solo hablamos de una planta que produce numerosas semillas comestibles en verano, si no que también tiene otras utilidades que conviene conocer:

  • Alimenta a los polinizadores: su flor produce néctar, que es el alimento favorito de muchos insectos que tienen un papel importante en la polinización, como las abejas, avispas, o las mariposas.
  • Ayuda a frenar la erosión del suelo: es una de las hierbas que crecen sin problemas en suelos degradados. Si bien es cierto que una sola planta no puede hacer mucho, un campo de girasoles permite a la tierra castigada tomar un respiro al dejar de estar expuesta al sol de manera directa.
  • Forraje: se pueden utilizar todas sus partes para alimentar al ganado.
  • Abono natural: realmente, todas las plantas se pueden usar como abono para la tierra, ya que al descomponerse sus nutrientes van quedando disponibles para otros cultivos. Por eso, en vez de tirar al girasol a la basura, es mejor que lo trocees y lo entierres en el suelo del jardín.
  • Como alimento para los humanos: sus semillas, las pipas propiamente dichas, son unos de los frutos secos más consumidos. Son ricas en vitaminas B, C, E y K, y además tienen calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc. Por si fuera poco, contienen grasas poliinsaturadas. Asimismo, de las pipas se obtiene el aceite de girasol, que se utiliza por ejemplo para freír.
  • Otros usos: el girasol se utiliza en cosmética, para hacer jabones y detergentes.

¿Qué hacen los girasoles cuando no hay sol?

La flor del girasol sigue al sol en su ruta cada día, de este a oeste. Por la noche, vuelven a su posición inicial para, a la mañana siguiente, volver a repetir el viaje. Este movimiento se conoce como heliotropismo, y es el que le permite captar la luz que necesita para crecer.

Pero a medida que va envejeciendo, su reloj biológico la va frenando hasta que llega un momento en el que se queda mirando al este. Y esto el heliotropismo no lo puede explicar. Pero sí se sabe que interviene el ritmo circadiano de la planta.

Un estudio reveló que, durante el día, el tallo del girasol se mueve hacia el oeste gracias a unos fotorreceptores o receptores de luz llamados fototropinas, y a las auxinas, que son hormonas del crecimiento. Pero, durante la noche, es el ritmo circadiano el que hace que vuelva al este.

Curiosidades del girasol

Se trata de una planta muy curiosa, por lo que no podíamos terminar este artículo sin mencionar sus curiosidades:

  • ¿Sabías que existen girasoles rojos? También los hay enanos. Actualmente están apareciendo algunas variedades y cultivares nuevos que harán que el jardín se vea espléndido. Todos ellos tienen en común su alta tasa de germinación y su rápido crecimiento. Así que si quieres sembrar, por ejemplo, girasoles rojos, debes seguir los mismos pasos de siembra que con el girasol amarillo.
  • Las pipas fueron consumidas por los nativos americanos desde mucho antes de la conquista española. De hecho, ellos empezaron a cultivarla hacia el 1000 a. C.
  • En muchas culturas de América, como la azteca o la inca, se creía que el girasol representaba a la deidad solar.

¿Cuál es el significado del girasol?

Cosas muy positivas. El amarillo es el color del sol, de modo que el girasol es el símbolo de la vida y de la energía. Por este motivo, regalar una flor, o aún mejor una planta a alguien, es una de las mejores cosas que se pueden hacer en primavera-verano, ya que es como si le estuvieras diciendo que quieres que sea feliz, que esté bien, y que la aprecias.

¿Dónde comprar girasol?

Si te gustaría cultivar tus propios girasoles, no dudes en pinchar aquí:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *