El Lotus creticus es una planta que produce flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Kolforn

¿Sueñas con un jardín cuyo mantenimiento sea mínimo? Para eso es importante que escojas plantas que no necesiten muchas atenciones, como el Lotus creticus. Esta es una hierba que vive varios años, y que además produce flores amarillas pequeñas, pero con un valor ornamental bastante interesante.

Pero si esto no te termina de convencer, déjame comentarte algo más: crece en suelos arenosos, como los de las playas. Así que si vives cerca de la costa, esta es una planta que sin duda debes de cultivar.

Origen y características del Lotus creticus

El Lotus creticus es una hierba perenne

Imagen – Wikimedia/Nanosanchez

El Lotus creticus o cuernecillo de mar es originario de la región mediterránea, y para ser más concretos de las costas, formando parte de pastizales y de los matorrales propios de esas zonas. Alcanza una altura aproximada de 40 centímetros, y tiene tallos largos que alcanzan una longitud de hasta 150 centímetros. 

Florece durante la primavera, y cuando lo hace produce flores que se agrupan en inflorescencias de unas 2-7 flores. Estas miden aproximadamente unos 2 centímetros, y presentan un cáliz bilabiado y una corola redondeada. Los frutos son legumbres dehiscentes que miden hasta 4 milímetros, y que contienen entre 15 y 30 semillas globosas y pardas de 1,5 milímetros.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle?

Cultivar un Lotus creticus es sencillo. Aunque no tengas mucha experiencia cuidando plantas, esta es una que no te va a costar mucho mantener puesto que es muy resistente y agradecida. Puede crecer en suelos pobres en nutrientes, y además no hay que regarlo muy seguido, y menos si está plantado en el jardín.

Es una planta herbácea que nos va a durar unos 15, 20 años, y que podremos sustituir fácilmente multiplicándola por semillas. El ritmo de crecimiento es rápido, de modo que solo hay que decidir dónde vamos a tenerla. Así pues, veamos cómo se ha de cuidar para que podamos tenerla todo el tiempo posible:

Ubicación

El cuernecillo de mar se tiene que poner en un lugar soleado. Dentro de casa las condiciones de luz no son siempre las más idóneas para las plantas, y menos si se trata de una especie que está acostumbrada a recibir el sol de manera tan directa como es el caso de nuestra protagonista.

Otra cosa sería que tuvieras un patio interior o una habitación con techo acristalado; entonces sí podría crecer más o menos bien. Pero teniendo en cuenta que soporta el frío, yo te recomiendo que la dejes en el exterior, a no ser que el invierno en tu zona traiga episodios de nieve intensa.

Tierra

El lotus creticus florece en primavera

Imagen – Wikimedia/Júlio Reis

Necesita suelos que sean ligeros y que, por consiguiente, tengan un drenaje perfecto. Si tenemos esto en cuenta, hay que elegir una tierra adecuada para el Lotus creticus:

  • Maceta: le pondremos por ejemplo una mezcla de turba con perlita a partes iguales (en venta aquí). Otras opciones son mantillo con un 40% de perlita; o turba con perlita y humus de lombriz a partes iguales.
  • Jardín: es una planta que necesita suelos que estén bien drenados. Por eso, hay que evitar plantarla en aquellos que sean compactos, puesto que de hacerlo las raíces morirían por falta de oxígeno y/o por exceso de humedad. Pero si resulta que el que tenemos es precisamente así, haremos un agujero de 50 x 50 centímetros y lo llenaremos con algún sustrato que hemos mencionado antes.

Riego

Hay que usar agua de lluvia siempre que se pueda, pero también servirá cualquiera que no tenga cloro ni sea ni muy ácida ni muy alcalina (lo ideal es que tenga un pH entre 6 y 7). A la hora de regar se debe de evitar mojar las hojas, ya que de lo contrario correríamos el riesgo de que se quemasen por el sol; de hecho, este es uno de los motivos por los que es preferible regar a última hora de la tarde, puesto que de esa manera conseguimos además que la tierra retenga la humedad por más tiempo.

Si se cultiva al Lotus creticus en una maceta, es necesario que se evite ponerle un plato debajo. Si lo hacemos, tenemos que pensar que el agua que no se absorba va a acabar en ese plato, y esto es un problema porque las raíces se pueden llegar a pudrir si no lo escurrimos. Por ello, hay que vaciarlo cada vez que reguemos. Pero ojo: no es necesario que tiremos ese agua. La podremos ir echando dentro de una botella y utilizarla más adelante.

¿Cada cuánto regar? Dependerá del clima y de dónde se esté cultivando. Por lo general habrá que hacerlo unas 2 veces a la semana en verano, y cada diez días el resto del año.

Abonado

Es recomendable abonar al Lotus creticus con abonos como el humus de lombriz (en venta aquí) o el estiércol de vaca de vez en cuando, como una vez cada 15 días durante la primavera y el verano. El resto del año no será necesario, ya que su ritmo de crecimiento se reduce y, como consecuencia de ello, sus necesidades alimenticias también.

Multiplicación

El cuernecillo de mar se multiplica con facilidad por semillas. Estas se tienen que sembrar lo antes posible, en cuanto maduren hacia finales de la primavera o el verano, siguiendo este paso a paso:

  1. Antes de nada, hay que introducir las semillas en un vaso con agua durante 24 horas. Esto te permitirá saber cuáles van a germinar (que serán las que se hundan), y cuáles no.
  2. Mientras tanto, toca elegir el semillero. Como tal puedes usar cualquier cosa que sea impermeable, ya sea una maceta, o un vaso de yogur con un agujerito en su base por ejemplo.
  3. Al día siguiente, rellena el semillero con tierra específica, o si lo prefieres con sustrato universal y riega.
  4. Después, coloca las semillas sobre la superficie, separadas entre sí, y entiérralas un centímetro o un poco menos.
  5. Por último, deja el semillero en el exterior, a pleno sol.

Las semillas van a germinar aproximadamente a los 10 días.

Trasplante

Se trasplanta en primavera, aprovechando la subida de las temperaturas, pero solo si se le salen las raíces de la maceta, o si ya lleva 3 años o más en la misma.

Rusticidad

Resiste hasta los -5ºC de mínima y hasta los 38ºC de máxima. Tampoco le perjudica la sequía si está en el jardín y lleva más de un año en el suelo.

El Lotus creticus es una hierba perenne

Imagen – Wikimedia/Lumbar~commonswiki

¿Qué te ha parecido el Lotus creticus?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *