cuidados del hibisco siriaco

El hibisco es una planta que pertenece al género Hibiscus y a la familia Malvaceae. Dentro de esta familia encontramos más de 150 especies de arbustos, plantas herbáceas y árboles que están distribuidos por las regiones tropicales y templadas de todo nuestro planeta. El hibisco siriaco tiene unos cuidados algo diferentes a los de convencional. Los cuidados del hibisco siriaco deben tenerse en cuenta si queremos que cumpla su función ornamental en los espacios públicos verdes y jardines.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son los cuidados del hibisco siriaco y sus características.

Características principales

cuidados del hibisco siriaco en jardines

Se trata de una planta que recibe los nombres vulgares de Altea y Rosa de Siria. Es una especie procedente de China y la India. Son arbustos caducifolios de porte abierto y muy ramificado que alcanzan 4 metros de altura. Las hojas son trilobadas, de forma romboidal ovoide y color verde intenso. Las atractivas flores miden hasta 10 cm de diámetro, pueden ser sencillas o dobles y de variados colores. Florecen en verano y otoño. Es originario de china donde fue introducido en el año 1596. Es bastante fácil relativamente cuidarlo puesto que tiene gran capacidad adaptación al medio.

El fruto es una cápsula que tiene un color pardo amarillento y está cubierta de pelos amarillos. Suele ser una especie de hoja caduca que soporta bien el frío y además tiene tolerancia a la salinidad de las zonas más costeras. Si tu jardín donde vas a sembrar el hibisco siriaco está en zona de costa no vas a tener problemas con ello.

Por otro lado, la floración es bastante espectacular. Se suele renovar constantemente entre los meses de julio a octubre. Las flores tienen un color las efímeras de unos 6-8 centímetros de diámetro y aparecen sucesivamente. Dichas flores pueden ser simples o dobles punto sus colores son bastante vistosos y los tonos son encendidos. Generalmente se suelen mover entre los tonos de azul, blanco, violeta, rosa, matizado o con estrías. En algunas ocasiones tiene un corazón más fuerte que es lo que acentuar su poder decorativo.

Cuidados del hibisco siriaco

flor del hibisco

Dado su origen, requiere un clima cálido entre 14 y 18 grados en invierno. Debe colocarse lejos del frío y las heladas, en una zona bien iluminada y con algo de sol durante las primeras horas del día. En verano, durante la época de floración, hay que regarla bien y tratar de mantener la tierra húmeda en todo momento.

Es importante evitar charcos bien drenados. Se necesita poca agua en invierno. Si se cultiva en interiores, el follaje debe rociarse regularmente para crear un ambiente húmedo. Agrega un fertilizante granular de liberación lenta al compost en la primavera y fertilice el hibisco cada dos semanas cuando esté floreciendo.

Para obtener flores verdaderamente espectaculares, pode las plantas en primavera. Poda primero los brotes del año anterior para mantener una forma tupida atractiva. Retira las ramas muertas, dañadas o enredadas que podrían destruirse entre sí. Finalmente, también recorta algunos tallos viejos para evitar que se llenen demasiado.

La planta es especialmente sensible a los pulgones, las cochinillas y los ácaros rojos, pero también se debe tener cuidado con las moscas blancas y las abejas de hojas de sierra.

Si sus hojas se están poniendo amarillas, puede deberse a un exceso de agua o falta de nutrientes. Esto se resuelve reduciendo el riego y aplicando fertilizante cada quince días. Por otro lado, si a la planta se le caen botones o capullos antes de abrirlos, puede deberse a condiciones de frío o demasiada sequía.

Propiedades del hibisco siriaco

hibiscus syriacus

Según la opinión popular, el hibisco es muy hidratante porque es rico en mucílagos. Se producían cosas extrañas, se producían ramas y fibras de brotes, que luego se usaban para hacer papel, la savia de los pétalos se usaba para hacer el tinte negro que se usaba en los zapatos.

¿Has probado el granito de hibisco? Es el sorbete perfecto cuando suben las temperaturas de verano. Sin embargo, para calentar el cuerpo, se recomienda preparar una infusión botánica, sumergir una cucharadita de flores secas en agua hirviendo, y verás cómo beneficia el transporte del sistema digestivo y reduce la acidez.

El hibisco tiene más propiedades curativas, como prevenir gripes, resfriados o enfermedades respiratorias cuando inhalas los vapores de esta planta.

Enfermedades posibles

Las hojas sanas son el mejor síntoma de la salud de los hibiscos de jardín y las plantas en maceta, pero también nos advierten de la presencia de enfermedades y plagas. Vamos a ver cuáles son las principales enfermedades que pueden atacar al hibisco siriaco:

  • Si los brotes tienen pústulas. El hibisco está oxidado y requiere que lo rocíes con cobre.
  • Cuando las hojas tienen manchas blancas y marrones. Indica la presencia de hongos. Retire y queme suavemente todas las hojas afectadas, luego aplique un fungicida.
  • Si notas que las raíces se han podrido. Esto es causado por la humedad excesiva. Deje que el suelo se seque y riegue a intervalos.
  • Si las hojas tienen manchas negras y botrytis. La planta tiene botrytis. Tienes que lavar las hojas con mucho cuidado y luego aplicar un fungicida a las hojas.
  • Cuando las hojas adquieren un tinte amarillo. Esto puede suceder cuando hay demasiado riego o cuando la planta tiene deficiencia de hierro. Aplicar fertilizantes específicos.

Plantación

Una vez conocemos cuáles son los cuidados del hibisco siriaco y cuáles son las posibles enfermedades que pueden atacar lo, pasamos a su plantación. Para esta plantación necesitamos un lugar a pleno sol que esté protegido de los vientos fuertes. Suele ser en un suelo del jardín bueno que tenga nutrientes equilibrados, sea fértil y bien drenado.

Una vez se ha plantado el hibisco no plantea ningún tipo de problema. Tan sólo hay que asegurarse de que la planta no esté continuamente expuesta las heladas de finales de primavera o a los vientos fríos. Estas son las cosas que pueden hacer que los botones florales en desarrollo se lleguen a marchitar y caer antes de tiempo. Tolera bien la piedra caliza.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cuidados del hibisco siriaco y sus características principales.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *