La Heliconia psittacorum es una planta herbácea

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

La Heliconia psittacorum es una planta muy bonita, especialmente cuando está en flor, algo que sucede cada primavera y verano. Aunque es tropical, y por consiguiente bastante sensible a las heladas, eso no quita que no se pueda embellecer el hogar con ella, ya sea solo por unos meses o todo el año.

El mantenimiento que precisa se podría decir que no es complicado, pero es importante controlar el riego y proporcionarle una tierra adecuada. Y es que si no se hiciera, tendría que lidiar con los hongos, unos microorganismos que le causaría muchos problemas.

Origen y características de la Heliconia psittacorum

El platanillo o Heliconia psittacorum es una herbácea perenne

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

Esta especie pertenece al género Heliconia, y es junto con la H. rostrata la que más fácilmente se puede encontrar en Europa. Es natural de Centro y Sudamérica, donde forma parte de las selvas y bosques tropicales. Alcanza una altura de 3 metros, con hojas alargadas, acabadas en punta, y tienen un tamaño de entre 15 y 60 centímetros, y un ancho de entre 6 y 12 centímetros. Tienen un nervio central muy marcado, de hecho, se puede ver a pocos metros de distancia.

Del centro de cada roseta de hojas brotan unas inflorescencias o grupos de flores formadas por una serie de brácteas naranjas, amarillas o rosas dependiendo del cultivar. Estos racimos miden entre 3 y 15 centímetros, y si todo va bien producen frutos de 1 centímetro de diámetro y forma redonda de color azul oscuro. Estos contienen tres semillas pequeñas.

En lenguaje popular se le conoce por estos nombres: pico de loro, plátano de loro, falsa ave del paraíso, y flor de loro.

¿Cómo se cuida?

La Heliconia psittacorum es una planta muy interesante, que puede tenerse en un jardín, terraza, o dentro de casa. Su ritmo de crecimiento es rápido cuando las temperaturas son altas y dispone de agua, pero durante el invierno templado permanece »dormida» hasta que regresa la primavera. Pero, ¿cuáles son sus cuidados?

Ubicación

Esta es una planta que, como decíamos, es tropical. Entonces, el lugar donde se cultive va a depender mucho del clima que haya en la zona, y de si queremos o no decorar nuestra vivienda con ella:

  • Si la vamos a tener en el exterior, es muy recomendable que esté en sombra o en semisombra. La Heliconia psittacorum no está preparada para soportar el sol directo, y menos si es tan intenso como el del mediterráneo por ejemplo. Por eso, si tienes un rincón en el que no llegue la luz de forma directa, o un árbol grande que proporcione sombra, es buena idea colocarla ahí.
  • Si por el contrario se va a cultivar en el interior, como en estas condiciones la luz es más escasa, hay que buscarle una habitación luminosa, con ventanas. Eso sí, no hay que ponerla justo delante de ellas, puesto que sus hojas se quemarían cada vez que saliera el sol. Además, se debe de rotar la maceta un poco cada día, para evitar que la planta se incline hacia un lado, buscando una luz más potente.

Tierra o sustrato

En líneas generales, la tierra en la que crezca nuestra heliconia tiene que cumplir con estas características: ha de ser fértil, porosa, capaz de absorber el agua y mantenerse húmeda un tiempo (días), con un pH neutro o ligeramente ácido, y también de calidad. Es decir, las tierras compactas y pesadas, con escasez de nutrientes, no son en absoluto recomendables ya que no van a permitirle crecer con normalidad.

Por eso, recomendamos lo siguiente:

  • Maceta: hay que conseguir un sustrato universal de calidad. A mí me gusta mucho el de las marcas Flower y Fertiberia, ya que a diferencia de otros, estos en el caso de se sequen del todo no se compactan hasta el punto de convertirse en un »bloque» de tierra incapaz de absorber el agua. Pero si optas por otras marcas, asegúrate de que tiene perlita, y si no tuviera, mézclalo con un 30% de este sustrato.
  • Jardín: el suelo en el que crezca debe ser rico en materia orgánica y tener muy buen drenaje. Asimismo, el pH debe de estar entre 6 y 7.

Riego

La Heliconia psittacorum es una planta de fácil cultivo

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Se ha de regar de manera seguida. La Heliconia psittacorum no resiste la sequía, así que hay que procurar regarla varias veces por semana durante el verano. El resto del año, se reducirá la frecuencia de riego, especialmente durante el otoño y el invierno, puesto que con la bajada de temperaturas el ritmo de crecimiento se ralentiza, y como la tierra se mantiene húmeda más tiempo, no es necesario regar tanto.

Teniendo esto en cuenta, regaremos un promedio de 3-4 veces por semana durante el verano, y mucho menos en invierno. De hecho, si está en casa, no es conveniente hacerlo más de una vez cada 7, o 10 días, y solo si la tierra está seca o casi seca.

Humedad

Al ser tropical, de selva húmeda, es necesario que la humedad del ambiente sea alta. Así, si está dentro de casa podremos rociar sus hojas con agua destilada en verano, o ponerle recipientes con un poco de agua a su alrededor.

Si está fuera y el ambiente es muy seco, también podremos pulverizarla, o mojar sus hojas cada vez que la reguemos. Pero si vivimos en una isla o cerca de la costa, no será necesario que hagamos nada.

Plagas y enfermedades del pico de loro

La Heliconia psittacorum puede verse atacada por las plagas más comunes, como la araña roja, cochinillas o los pulgones. Pero no hay nada que la tierra de diatomeas (en venta aquí), un insecticida natural, no pueda eliminar. De hecho, solo tienes que rociar la plaga, y luego echar un poco de este producto, cubriendo los parásitos. Al día siguiente (o pocos días después) verás que la planta está mucho mejor. Otros insecticidas igual de buenos son el jabón potásico (en venta aquí) o el aceite de neem (en venta aquí).

En cuanto a las enfermedades, si se riega en exceso, o si se cultiva en una maceta con un plato debajo el cual permanece lleno de agua constantemente, las raíces se pudren. Por eso, hay que escurrir el plato después de cada riego, además de plantarla en una maceta con agujeros en su base. Si vemos que tiene manchas blancas o grises, ya sea en el tallo y/o en las hojas, la trataremos con fungicida como el aliette (en venta aquí).

Abonado

La heliconia psittacorum es una planta tropical

Imagen – Flickr/Dinesh Valke

La abonaremos durante todo el año. Si el clima es cálido y sin heladas, le vendrá muy bien un aporte regular de abono para crecer, y si el invierno es frío, ese mismo abono mantendrá sus raíces un poco más calientes de lo que lo estarían si no se abonara.

Por ello, es muy interesante utilizar abonos de rápida eficacia, como el guano (en venta aquí), durante la primavera y el verano, y de liberación lenta como el humus de lombriz (en venta aquí) en invierno.

Multiplicación

La Heliconia psittacorum se multiplica por semillas. ¿Cuándo? Lo ideal es sembrar las semillas en cuanto maduren, es decir, en verano u otoño dependiendo del clima, pero claro, si en tu zona las temperaturas bajan de los 15ºC en invierno (o antes) lo suyo es esperar a la próxima primavera. Mientras tanto, puedes guardarlas en una caja pequeña o bolsita de cartón metida en un lugar seco y oscuro.

Una vez regrese el buen tiempo, entonces has de sembrarlas en una maceta con tierra para semilleros (en venta aquí), en semisombra, y regar de manera que esté la tierra húmeda.

Trasplante

Es conveniente plantarla en una maceta más grande cuando las raíces hayan ocupado el espacio de la actual maceta. Esto pasa más o menos a los 3 años de haberla plantado en ella, aunque puede ser antes si el recipiente en cuestión es pequeño, y/o si el ritmo de crecimiento de la heliconia es más rápido de lo esperado, cosa que pasa cuando el clima es tropical y se riega con frecuencia.

La época es en primavera, o bien después de la floración si el clima es tropical o subtropical. También en esa estación será buen momento para pasarla a tierra, si se quiere.

Rusticidad

La Heliconia psittacorum se puede plantar en grupos

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Soporta hasta los -1ºC una vez es adulta y está aclimatada, pero es mejor que no baje de los 0 grados.

¿Qué te ha parecido la Heliconia psittacorum?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *