Los jacintos son bulbosas que florecen en primavera

Los jacintos se pueden cultivar en el jardín y en macetas. Deben estar en un lugar soleado o parcialmente sombreado, así como tener un suelo drenado y rico en nutrientes. Si este es demasiado pesado, se puede incorporar grava o arena para aflojarlo un poco, algo que evita el encharcamiento al regar, ya que si no se hiciera, esto podría hacer que el bulbo del jacinto se pudra. Además, a la hora de plantar jacintos, siempre debes usar guantes.

Es importante saber que los jacintos son ligeramente tóxicos para los humanos especialmente para los niños y animales ya que contienen una sustancia llamada ácido oxálico que pueden irritar la piel y provocar reacciones alérgicas. La parte tóxica es el bulbo y los síntomas van desde irritación en la piel, vómitos, diarrea hasta complicación más severas. Por ello, no se pueden consumir, pero sí que se usan para decorar.

Cuándo plantar

El momento ideal para plantar esta planta es la temporada otoñal porque el suelo está todavía lo suficientemente caliente y el bulbo tiene suficiente tiempo durante el invierno para formar nuevas flores y crecer bien en el suelo. Para un crecimiento óptimo de la planta, flores más grandes y los tallos más rectos, debes elegir un lugar que reciba pleno sol. Los bulbos también toleran la sombra parcial. Tienes que cultivarlos en un buen suelo y moderadamente fértil que drene bien.

Si el suelo del jardín es demasiado compacto, se puede incorporar arena fina o grava. También se puede agregar una capa arcilla expandida o fragmentos de cerámica como medida preventiva si la tierra del jardín tiende a encharcarse; y es que los jacintos se pudren en suelos húmedos. Sin embargo, agregar más fertilizante del que se indique en el envase tiene un efecto bastante negativo sobre el crecimiento. Por lo tanto, es preferible confiar en abonos orgánicos, que proporcionan a la planta suficientes nutrientes para la temporada.

Cómo se plantan los jacintos

Los jacintos se plantan en otoño

Los jacintos son flores fragantes y de colores brillantes que pueden crecer en interiores y exteriores durante todo el año. Plantar jacintos al aire libre a finales del otoño, justo antes de la primera helada, es relativamente fácil y similar a plantar otros bulbos. Sin embargo, hacerlo en interiores requiere más tiempo y esfuerzo.

Plantar en el exterior

Al plantar jacintos, los bulbos deben plantarse a una distancia de unos 10 cm. La profundidad de plantación debe ser dos veces más profunda que el diámetro de los bulbos individuales. Tienes que elegir un suelo con un buen drenaje, pues no crecen bien en suelos constantemente húmedos.

  1. Primero has de cavar un pozo de 10 cm de profundidad y a una distancia de 7-8 cm entre sí. Los jacintos necesitarán algo de espacio para crecer y deberán ser lo suficientemente profundos para soportar el frío del invierno.
  2. Luego, cubre el bulbo con tierra. Puedes usar una mezcla de abono orgánico como el guano y tierra para asegurarte de que la tierra tenga los nutrientes necesarios para los jacintos.
  3. Una vez que el agujero esté lleno, presiónalo suavemente para compactar el suelo.
  4. Riega bien los bulbos. Cada uno deberá regarse inmediatamente después ser plantados. Continúa regando hasta que la tierra esté húmeda, pero no empapada.

Plantar en el interior

Para plantar jacintos en interior, has de seguir estos pasos:

  1. Primero, para que los jacintos crezcan en interiores, necesitarás bulbos especiales tratados con calor, que puedes encontrar aquí
    .
  2. Asegúrate de que la maceta tenga agujeros en la parte inferior para el drenaje y evitar que quede agua en el interior. Si no es así, puedes utilizar un taladro y taladrar 5-10 pequeños orificios a unos 2-3 cm de distancia.
  3. Luego, llena una maceta de tamaño mediano con tierra (en venta aquí). Es importante usar tierra especialmente formulada para estas plantas para asegurarse de que tengan los nutrientes que necesitan.
  4. Dejaremos 2-3 cm de espacio en la parte superior de la maceta.
  5. Si se tienen muchos bulbos, lo ideal es plantarlos en macetas separadas, para que tengan suficiente espacio para crecer.

Si estás cultivando jacintos en interiores, no tendrás que preocuparte de que el bulbo se entierre profundamente para protegerlo del frío. Solo colócalo en el suelo de modo que la mitad superior sobresalga de la superficie. Cuando aparezcan los brotes, puedes agregar más tierra para cubrir la parte expuesta del bulbo.

Riega bien cada bulbo después de plantar. Esto les ayudará a hacer crecer sus primeras raíces en el suelo. Continúa regando hasta que no salga más agua de los agujeros en el fondo de la maceta. Después, colócalo en un lugar fresco y oscuro durante 10 semanas. Alrededor de este tiempo, los bulbos crecerán sus raíces en el suelo y comenzarán a elevarse hacia el suelo.

Cuidados

Los jacintos se plantan en maceta o suelo

Cuando empiezan a crecer, los jacintos necesitan mucha humedad y nutrientes. Por lo tanto, hay que regarlos suficientemente y con regularidad. Esto es especialmente cierto en tiempo seco durante la fase de crecimiento. Esta es la única manera de que el bulbo obtenga suficientes nutrientes del suelo. En lugares con suelo bien drenado y seco en verano, los bulbos de jacinto pueden permanecer en el suelo todo el año.

En invierno es conveniente cubrir su ubicación con matorrales u hojas. En lugares adecuados, los jacintos volverán a florecer todos los años, pero sus inflorescencias se reducirán con el tiempo. Lo que parece un signo de la edad es todo lo contrario: las plantas vuelven a su forma natural de crecimiento. Si prefieres tener grandes inflorescencias, puedes contrarrestar el encogimiento de las flores: para ello, saca los bulbos de la tierra en cuanto el follaje se haya secado. Después de limpiarlos, guárdalos en un lugar fresco, seco y oscuro hasta la siguiente temporada de plantación.

Deseche los jacintos en macetas después de que termine la floración. Los jacintos en interiores suelen florecer una sola vez. Si no planeas moverlos al exterior, puedes guardar la maceta y la tierra para el próximo ciclo del jacinto, pero ten en cuenta que es posible que debas agregar un poco de abono a la tierra para reemplazar algunos nutrientes.

Los jacintos florecen de marzo a abril. Después de la floración, la planta se fertiliza una vez y se eliminan tanto las hojas muertas como los racimos de flores marchitas junto con sus tallos. Sin embargo, las hojas solo deben retirarse cuando estén realmente marchitas, porque las hojas de un jacinto son su almacén de agua y nutrientes para el año siguiente. En cuanto al invierno, estas flores son fáciles de cuidar porque son completamente resistentes a las heladas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *