cuando se podan los almendros para crecer

El almendro es uno de los árboles frutales más queridos: su increíble resistencia a la sequía y sus bellísimas flores que lo cubren casi por completo, además de sus deliciosos frutos, lo convierten en un frutal que prácticamente todos los que viven en un clima más o menos cálido, aprovechan para plantar uno… o varios. Si bien es un árbol que apenas requiere mantenimiento una vez que se ha establecido (algo que conseguirá en tan sólo un año), de vez en cuando hay recortarle las ramas: no sólo para que se vea más bonito, sino también para que nos sea mucho más fácil alcanzar sus deliciosas almendras. Descubre cuándo se podan los almendros.

En este artículo vamos a contarte cuándo se podan los almendros y cómo debes hacerlo.

Características principales del almendro

poda del almendro

El almendro, cuyo nombre científico es Prunus dulcis, es uno de los árboles frutales que mejor crecen en tierra calcárea, arcillosa. Alcanza una altura de unos 5m, aunque puede ser más alto si se le deja crecer a su aire. En cultivo normalmente se mantienen con una altura de 4m, pues así el jardinero o jardinera se puede asegurar de que podrá recoger todas las almendras del árbol. Pero, ¿cuándo se podan los almendros?

Bien, como es un árbol de hoja caduca, lo cual quiere decir que se queda sin ellas en otoño hasta primavera, es muy recomendable podarlo por esos meses, excepto en pleno invierno, preferentemente después de que todas sus hojas hayan caído, o antes de que reanude su crecimiento. Sin embargo, hay un problema: el clima.

Como seguramente hayas notado ya, el clima está cambiando. Los inviernos cada vez son más cortos, los veranos parece que se ‘juntan’ con el otoño… En fin. Todo esto influye directamente en las plantas: en su crecimiento, en su reposo,… Así que, ¿cómo puedo saber cuál es el mejor momento para podar un almendro?

Bueno, la teoría la sabemos: en otoño o finales de invierno. Pero a veces podas en febrero (si estás en el Hemisferio Norte) porque ya empiezan a aparecer las flores y viene una ola de frío al cabo de una semana, dañando la planta (no de gravedad). ¿Qué hacer en estos casos? Por el momento, te aconsejo que podes enseguida que sus hojas se hayan caído o, si quieres esperar, hazlo en primavera, después de que haya pasado el riesgo de heladas. Puede que así te veas obligado a podar en marzo, pero así al menos el almendro no sufrirá importantes daños.

Cuándo se podan los almendros

cuando se podan los almendros

Sabemos que cada tipo de árbol presentadas características concretas que debemos tener en cuenta para poder sacar el máximo partido a la producción del fruto. Estas condiciones son las que hacen que el almendro será un árbol muy producido en España y existan especialistas de cultivo y poda que han ido perfeccionando las técnicas para poder aumentar la producción. El saber cuándo se podan los almendros es de vital importancia en todo el proceso del cultivo de la almendra. Dependiendo del tipo de poda y es y se ha elegido bien o no la época del año para hacerlo se pueden optimizar más la producción y ver árboles sanos y ricos en almendras.

La poda es necesaria en todos los casos ya que no es sólo una necesidad desde el punto de vista de la producción, sino que también es una actividad beneficiosa para la salud de estos árboles. Y es que cuando se podan los almendros se elimina las ramificaciones excesivas y se corrige la dirección el crecimiento de las ramas para ofrecer una nueva oportunidad de crecer de un modo equilibrado.

La mejora en la calidad y cantidad de producción es una consecuencia directa del buen estado de los almendros. Vamos a ver cuáles son los diferentes tipos de poda que tiene el almendro.

Tipos de poda

formacion del almendro

Básicamente existen 4 tipos de poda que se emplean en el almendro. Cada una de ellas tiene un objetivo diferente y se realizan en una época del año diferente. Vamos a ver cuáles son los diferentes tipos de poda y cuándo se podan los almendros.

Cuándo se podan los almendros: poda de formación

Es aquella que se realiza cuando el árbol es joven y se quiere que tome una forma en concreto para crecer de manera equilibrada. Gracias a esta poda luego se puede recoger las almendras con más facilidad. Es preciso controlar bien el crecimiento durante los primeros años para que ese enfoque correctamente. Más o menos son las 4 primeras temporadas las que hay que llevar a cabo este tipo de poda para ir ayudando al árbol a tener una estructura consistente y tener ramas sanas.

Poda de fructificación

Una vez han pasado las 4 primeras temporadas, el árbol necesita ir cambiando. Cada año hay que eliminarlos chupones, prolongaciones y retirar las ramas muertas o débiles para que puedan seguir creciendo como fuerza el resto de ramas sanas. Hay que tener cuidado para mantener el equilibrio de todo el árbol. El objetivo principal es poder alargar la productividad y que las ramas no sufran.

Poda de restauración

Es aquella que intenta recuperar la fortaleza del almendro. Sabemos que con el paso del tiempo el almendro va perdiendo fuerza y sus ramas van envejeciendo. Con la poda de restauración se intenta reiniciar el ciclo de producción y aumentar la generación de almendras de calidad. Esta poda es más empleada para aquellos árboles enfermos o sanos que ya están en una época de envejecimiento. Si el árbol posee ramas demasiado gruesas y ya están en declive hay que hacer una poda muy agresiva. El problema de este tipo de poda tan agresiva es que el árbol pueda acabar muriendo.

Poda en verde

Este tipo de poda se realiza después del proceso de floración y la recogida del fruto. Normalmente se suelen clarear los brotes y se elimina la mayoría de los nuevos brotes para no permitir una ramificación excesiva.

Cuándo se podan los almendros: épocas

Vamos a ver cuáles la mejor época del año para saber cuándo se podan los almendros. Hay que aprovechar los momentos en los que el almendro no está en crecimiento vegetativo ni proceso de floración para llevar a cabo la poda. Sabemos que la época descanso del almendro coincide con el principio del otoño o el final del invierno. De esta forma, el agricultor se encarga de que el almendro no sufra heladas que puedan perjudicarle.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuándo se podan los almendros y cómo hacerlo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *