cuando plantar margaritas en el jardin

Las margaritas son unas flores muy comunes pero a la vez muy bonitas que quedan de maravilla en todo tipo de jardines, pero no todos saben cuándo plantar margaritas. Durante la primavera y el verano se ponen preciosas, al abrir sus pétalos. Además, su cultivo es muy sencillo, tanto que sólo tendrás que regarlas de vez en cuando para evitar que se sequen.

Así que, ¿a qué estás esperando para conseguir algunos ejemplares? A continuación te explicamos cuándo plantar margaritas en tu jardín para que puedas disfrutarlas durante varias temporadas.

Características principales

cuidados de las margaritas

La margarita es una planta que puede llegar a alcanzar grandes tamaños siempre cuando sus condiciones de crecimiento y desarrollo sean las idóneas. Los tallos suelen ser pinos pero bastante largos. Las hojas de la margarita tienen una larga longitud y los bordes son dentados. Tiene un color verde en un tono más oscuro. Sus flores son regulares en cuanto a tamaño y tienen en el centro una parte de color amarillo. Los pétalos pueden ser de color blanco o amarillo.

Son plantas a las que se le deben proporcionar ciertos cuidados aunque sea una planta bastante común si queremos que tenga una bonita floración. La época de floración es durante la primavera o al inicio de invierno. Todo dependerá de la variedad que tengamos y del clima de nuestra zona.

Cuándo plantar margaritas: cuidados

flores de petalos blancos

Vamos a ver cuáles son los diferentes cuidados que necesitan las margaritas para poder desarrollarse en buenas condiciones. Lo primero de todo es la iluminación. Las flores de las margaritas requieren de una iluminación apropiada. Es decir, pueden soportar semi sombra, aunque lo más indicado es que tenga varias horas de luz solar al día. Dependiendo de la zona donde vivamos podemos tener climas con mayor humedad ambiental. En estos casos hay que reducir la cantidad de riego y aumentar las horas de sol al día.

Se pueden sembrar tanto en exteriores como en interiores. Para sembrarla en interiores necesitaremos de una maceta y un sustrato que pueda garantizarle los nutrientes necesarios para su desarrollo. Lo más normal es que se plantee en el jardín en conjunto como las plantas de fondo. Son muy buenas creciendo y tapizado el suelo. En cuanto al riego, necesita un riego regular con un agua que contenga minerales. Es recomendable que en dicha agua llevé específicamente sales de magnesio y calcio.

Una vez hemos sembrado la semilla, se pueden obtener flores entre los meses de junio y julio, dependiendo de las temperaturas. Suele ser una planta que se adapta a bastante bien a diversas condiciones ambientales. Sin embargo, uno de los aspectos a tener en cuenta para mantener bien a las margaritas es el drenaje del suelo. Cuando hablamos de drenaje de un suelo nos estamos refiriendo a la capacidad del mismo para poder absorber el agua de riego o de lluvia. Este tipo de suelos no puede llegar a encharcase puesto que las margaritas no soportarían y morirían.

Si la cultivamos en interiores debe recibir por lo menos unas 4 horas de sol al día. La ubicación también es importante. Se debe colocar cerca de una ventana donde tenga la máxima iluminación posible. Sí son varias plantas podemos darte una recomendación especial. Y es que se deben separar unas de otras por lo menos 15 centímetros para que puedan oxigenar se apropiadamente. También pueden llegar a competir por lo recursos si están muy juntas unas de otras.

Cuándo plantar margaritas

cuando plantar margaritas

El mejor momento para plantar margaritas es cuando las temperaturas, tanto mínimas como máximas, comienzan a subir de los 15ºC. Esto significa que es a finales de invierno o comienzos de primavera cuando podremos comprar algunas plantas en los viveros, tiendas de jardinería o en los mercados y podremos decidir dónde queremos que estén.

En este sentido, es importante que no les falte luz, ya que de lo contrario no producirán flores o éstas no tendrán un buen desarrollo. Por eso, si tenemos un hueco donde les pueda dar el sol de manera directa durante todo el día o la mayor parte de él, conseguiremos que crezcan estupendamente bien.

Las margaritas pueden crecer sin problemas en todo tipo de suelos, incluyendo a los calcáreos, pero si el que tenemos tiene mucha tendencia a compactarse es muy recomendable hacer un agujero de unos 50cm x 50cm y mezclar la tierra con un 30% de perlita con el fin de mejorar el drenaje. De este modo, las raíces podrán enraizar de una manera más rápida y sencilla que si no hiciéramos nada.

Si les damos un riego cada 2 o 3 días nuestras preciosas plantas tendrán un excelente crecimiento y desarrollo, lo que servirá para que produzcan una buena cantidad de preciosas flores durante toda la temporada.

Cómo hacer la poda

Aunque parezca una planta bastante común y que no requiere ningún tipo de cuidados o mantenimiento, es recomendable realizar una poda a dichas plantas. La poda es el procedimiento mediante el cual recordamos un árbol o arbusto para que pueda incrementarse el número de flores y frutos que puede dar. Esto hace que podar sea una práctica común tanto en la agricultura como la jardinería. En lo que se refiere a la poda de las margaritas es una de las tareas de mantenimiento más necesarias para que pueda crecer bien.

Vamos a ver cuáles son las diferentes pautas a tener en cuenta para llevar a cabo la poda de las margaritas:

  • Poda para tener más tallos y hojas: cuando nuestras flores llegan a tener una altura de 10-15 centímetros, es conveniente podar los huevos crecimientos. Esto sirve para que la planta pueda producir nuevos tallos en los nodos de las hojas.
  • Poda para alargar el tiempo de la flor: se trata de un tipo de poda que ayuda a alargar el tiempo de floración, por lo que podremos disfrutar más tiempo de la belleza de dichas flores. Para ello, se procede a retirar las flores más viejas y que se empiezan a marchitar. Con ello conseguimos que la planta se vea forzada a producir nuevas flores para reemplazar a las más viejas.
  • Poda para cuando haya dejado de florear: se trata de una poda de mantenimiento. Se hace cuando la margarita tiene una altura de 10-15 centímetros con relación al suelo. Esta poda ayuda a prolongar la floración hasta ha iniciado otoño.
  • Poda de otoño: es la que se realizará cuando la margarita tiene una altura de unos 10 centímetros y se debe a mi lado mantillo de hojas secas o pactar para protegerla de las bajas temperaturas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuándo plantar margaritas y todo lo relacionado con ello.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *