El romero es un arbusto que florece en primavera

El romero es una planta que se suele incluir en el diseño de jardines y terrazas que tienen un estilo mediterráneo: soporta muy bien el impacto del sol, y además no requiere mucha agua para mantenerse con vida. Tampoco es una que suela sufrir el ataque de plagas; de hecho, ella actúa como repelente de las más comunes, como mosquitos, moscas blancas, pulgas y orugas.

Pero aunque no sean especialmente grandes, sus flores pueden ayudar a embellecer más la zona en la que esté, hasta el punto de que se echan en falta cuando no brotan. Por estos motivos, hay quien se pregunta cuándo florece el romero, y qué se puede hacer para que las produzca.

¿Cómo es la flor del romero?

El romero florece en primavera

El romero es una planta arbustiva cuyo nombre científico es Salvia rosmarinus (antes era Rosmarinus officinalis). Es natural de la región mediterránea, donde crece desde los 0 hasta los 1500 metros sobre el nivel del mar. Una de sus principales características es que produce flores pequeñas pero muy numerosas, de 5 milímetros de largo, y de un color que va desde el blanco hasta el violeta, pasando por el rosa.

Poseen una corola bilabiada formada por una única pieza, y dos estambres con forma encorvada que sobresalen de la corola. Además, son axilares, lo cual quiere decir que brotan desde la axila misma de las hojas; aromáticas y melíferas. Para la polinización dependen de los insectos, como las abejas, las cuales se alimentan del néctar con el que hacen miel.

¿Cuándo florece?

Esta es una planta que florece varias veces al año, pero sin duda su época de mayor esplendor coincide con finales del invierno/principios de primavera. Cuando son muchas las plantas que permanecen en reposo, este arbusto nos puede alegrar un poco el día mientras esperamos a que el calor de primavera despida al invierno.

Asimismo, hay que decir que suponen un alivio para muchos insectos, como las abejas, ya que ellas se alimentan del polen de sus flores. Aunque, como decíamos arriba, también son interesantes para nosotros, puesto que su miel tiene un sabor exquisito.

¿Qué significa que florezca el romero?

Como es una planta que se lleva cultivando desde hace mucho tiempo, ha dado pie a una serie de creencias y/o mitos. Por ejemplo, no recuerdo ningún día de Todos los Santos (1 de noviembre) sin pasar por algunas casas mallorquinas y no ver dos o tres ramas de romero colgadas boca abajo en la puerta de entrada. ¿Por qué?

Bueno, muchos creen que el romero simboliza la inmortalidad. De hecho, en otras partes de Europa era costumbre tener una rama, y mejor si tenía flores, de esta planta mientras se celebraba el funeral de un ser querido. Incluso si viajamos un poco más atrás en la historia, cuando los antiguos egipcios eran gobernados por faraones y las pirámides estaban espléndidas, veremos que ellos cogían unas cuantas ramitas, las troceaban, y luego las ponían a las manos de sus difuntos.

En una época un poco más reciente, en el siglo XIX, era común tener hojas y/o flores de romero debajo de la cama. Y te preguntarás, ¿qué tiene de beneficioso eso? Pues bien: como sabemos, dormir bien es muy importante para el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo. Por eso, en una época en la que no se disponía de los medicamentos que hay ahora, el hecho de sufrir insomnio o pesadillas era un problema muy, muy serio. Para tratar de solucionarlo, hay quien recurría a esta práctica, ya que pensaban que así podrían dormir tranquilos.

Otro dato interesante es que el romero siempre se ha asociado con cosas buenas: felicidad, buena suerte, sinceridad. En Inglaterra era habitual llevar una rama en la chaqueta, a la vista de todos, cada vez que se iba a trabajar a una empresa. Era algo que se veía con muy buenos ojos, puesto que era una manera de decir que se quería que el negocio funcionase correctamente y que tuviera éxito.

¿Qué hacer para que florezca el romero?

La flor del romero es axilar

Las flores son bonitas, pero ¿qué hay que hacer para broten? Lo más importante es asegurarse de que la planta está siendo bien cuidada. A menudo cometemos el error de regarla demasiado, o de ponerla en una zona en la que no termina de sentirse a gusto, y claro, no florece. Entonces, ¿cuáles son los cuidados que debemos darle? Los siguientes:

  • Ubicación: hay que poner a nuestro romero en una zona donde le dé el sol de manera directa. Por ello, es importante que esté en el exterior.
  • Tierra:
    • Jardín: la tierra tiene que ser ligera, alcalina y fértil.
    • Maceta: es recomendable mezclar sustrato de cultivo universal con un 30% de perlita (en venta aquí). Incluso antes de nada podemos añadir una capa de unos dos centímetros de grosor de arlita para mejorar el drenaje (en venta aquí).
  • Riego: en general, escaso. Hay que regar un par de veces por semana en verano, y menos el resto del año.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta finales del verano es aconsejable abonarlo con abonos naturales, como el compost por ejemplo.
  • Trasplante: independientemente de si necesita una maceta más grande o de si se quiere plantar en el jardín, hay que hacerlo en primavera, cuando haya enraizado bien y las raíces asomen por los agujeros de la maceta.
  • Rusticidad: el romero resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Espero que te haya sido de utilidad para saber cuándo florece el romero, y qué debes hacer para que cada año produzca sus flores.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *