enfermedades del boj

El boj, también conocido por su nombre científico, Buxus sempervirens (o solo Buxus), es un arbusto muy popular, sobre todo en la zona de Europa, África y Asia. La características más representativa de este es que es muy moldeable, y se pueden llegar a formar figuras con él. Sin embargo, no está exento de padecer enfermedades del boj.

Si quieres conocer cuáles son las habituales y cómo remediar el problema, aquí te presentamos una guía con las enfermedades del boj más comunes para que puedas estar atento a tu planta y actuar antes de que sea demasiado tarde.

Qué es el boj

Qué es el boj

El boj es un arbusto que puede llegar a alcanzar los 12 metros de altura (aunque no es lo más habitual). Se caracteriza por tener un tallo muy ramificado y cubierto de una corteza que, con el paso de los años, va cambio de fina a quebradiza y entre marrón y gris en los ejemplares más viejos.

Sus hojas pueden ser de distinto tipo: elípticas, lanceoladas u ovadas, pero todas ellas son de color verde oscuro en el haz y verde claro en el envés. Estas miden unos 30mm y terminan en una pequeña curva en el borde.

Echa flores, que aparecerán en primavera, muy pequeñas, y que no huelen, pero sí están repletas de néctar. Tras ellas, aparecerá el fruto, que serán bolitas marrones o grises de 1cm de largo, que llevan en su interior muchas semillas.

Las enfermedades del boj más comunes

Las enfermedades del boj más comunes

A continuación te presentamos las enfermedades del boj más habituales, esas que son más probables que padezca en algún momento de su larga vida.

Podredumbre de la raíz

Una de las primeras enfermedades del boj que vamos a comentarte es esta. Se trata de un problema que hará que el boj empiece a decolorar las hojas y, lentamente, pero sin parar, la planta se va marchitando hasta que muere finalmente.

Esta enfermedad está causada por un hongo, el Phytophthora cinnamomi, y cuando ocurre esto, si está en una maceta puedes intentar sacarla de ella, cambiarle toda la tierra y aplicar un tratamiento contra los hongos. Sin embargo, los expertos saben que es muy difícil salvar a la planta.

De hecho, recomiendan que, si pasa, lo mejor es arrancarla antes de que vaya a afectar a otros arbustos.

Chancro

Podríamos decir que esta es la enfermedad del boj más grave que existe y perjudica no solo cuando la padece, sino también a lo largo de su vida, ya que hará que crezca menos y tendrá menos vigor también. Aparece en los meses de primavera, pero en invierno ya puede estar infectada.

Los signos de que el boj padece esta enfermedad son: hojas volviéndose amarillas, algunas incluso pegándose sobre las ramas, y con pústulas rosas; ramas con pústulas rosas.

Todo esto es producido por un hongo, el Pseudometria rousseliana, y la única solución en estos casos es cortar todas las ramas que estén afectadas, siempre por debajo de donde empiecen a verse los síntomas, y quemarlas de inmediato. Lo mismo hay que hacer con las hojas caídas, independiente de que haya signos de la enfermedad del boj o no. También se recomienda, en invierno, aplicar productos ricos en cobre para prevenir la aparición de este hongo.

Roya

La roya es una enfermedad que afecta a muchísimas plantas, y en el caso del boj no iba a ser menos. Se caracteriza por ser provocada por el hongo Puccinia buxu. Entre los síntomas que pueden alertarte del problema está el ver muchos puntitos negros en las hojas y ramas del arbusto.

Para remediarlo, en el caso de los boj debes aplicar una mezcla de azufre, zineb, maneb y mancozeb, así como similares, ya que son los más efectivos. Ahora bien, la planta necesitará un tiempo para recuperarse.

Moteado de las hojas

Provocado por el hongo Mycosphaerelia patouillardi, el signo evidente de que lo padece es, sin duda, que el boj empieza a hacer que las hojas se vuelvan más opacas, con unas manchas blancas sobre ellas y, dentro de estas, puntos negros.

Es importante que, si eso pasa, se corten esas ramas y se quemen para intentar que no se extienda sobre otros bojes.

La Volutella buxi

Nos referimos con ello a que el boj se seca, irremediablemente. Verás cómo tu boj empieza a ponerse amarillo y, en algunas zonas, parecerá como si se hubiera secado. En algunos ejemplares también puede aparecer un polvo rosa en la zona de las hojas, sobre todo en las épocas de lluvia.

Para luchar con este hongo lo mejor es eliminar todas las zonas secas o amarillentas, así como las hojas que se hayan caído al suelo y quemarlas de inmediato. Además, deberás aplicar productos fúngicos y dos actuaciones más:

  • Regarlo sin que se moje el follaje
  • Fumigar en primavera cada dos semanas para darle menos oportunidad al hongo de aparecer (o reaparecer).

Macrophoma candellei

Esta enfermedad provoca que el boj tenga un aspecto seco, a pesar de que puede ser muy joven. Notarás que algo no anda bien si ves en el dorso de las hojas unos puntitos negros, porque esa es una clara señal del hongo.

Normalmente no aparece en los bojes que están bien cuidados, sino en aquellos más débiles, bien porque tienen carencias o excesos en los cuidados o porque han sufrido otras enfermedades del boj o plagas.

Para eliminarlo habrá que cortar las partes más afectadas, así como retirar las hojas que pueda haber en el suelo y quemarlas. Asimismo, hay que aplicar una mezcla antifúngica para ayudarle a erradicarla por completo.

Las otras enfermedades del boj: las plagas

Las otras enfermedades del boj: las plagas

Además de las enfermedades más comunes que hemos visto del boj, no puedes olvidarte de las plagas, que también son enfermedades, pero no las causan los hongos, sino otros. Las más comunes son:

  • Cochinillas.
  • Arañuela.
  • Mosquito del boj.
  • Nematodos.
  • Meleta.

En general, hay que luchar tanto con las enfermedades del boj como con las plagas lo más rápido que se pueda, de ahí que la prevención sea muy importante porque prevendrá la aparición de los problemas (y en caso de que surjan, podrían ser más fáciles de tratar al tener la planta más sana).

¿Has tenido algún problema con un boj? ¿Alguna de estas enfermedades u otras?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *