flores de la violeta de los Alpes

Como os he contado en alguna otra oportunidad, la Violeta de los Alpes o Cyclamen persicum es una planta que me encanta y disfruto verla crecer. Es noble y resistente, con la extraña virtud de que es una de las pocas plantas cuyas flores permanecen en pie durante la temporada fría. Tener una violeta de los Alpes durante todo el año es algo complicado. Si bien la temperatura óptima para esta planta es entre 15 y 20 grados centígrados, tiene una gran tolerancia al frío y los ejemplares más resistentes incluso pueden regalar pequeñas flores aún si crecen en la nieve. Por eso es que su nombre está asociado al clima montañoso de los Alpes.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber para poder mantener tu violeta de los Alpes durante todo el año.

Características principales

violeta de los alpes durante todo el año

Para aprender y saber cómo mantener la violeta de los Alpes durante todo el año debemos conocer muy bien sus características. Su floración comienza a principios de primavera cuando las condiciones climáticas se vuelven algo más favorables. Gracias a que las temperaturas suben pueden comenzar los meses de floración. Las flores se pueden presentar de color blanco y algunas tonalidades de color rosa llegando hasta el violeta intenso. A esta planta se le conoce también por sus características aromáticas. Hay que tener en cuenta que el tamaño promedio suele ser de unos 30-40 centímetros de longitud.

Entre otra de las características que tiene la violeta de los Alpes encontramos a sus hojas que comienzan a aparecer de la tapa de otoño. Tienen una figura redondeada que simula la forma de un corazón. Sus bordes son lisos y ligeramente en dentados. Para poder sembrar la violeta de los Alpes tenemos que obtener las semillas. Son fáciles de adquirir en cualquier tienda especializada en jardinería o se pueden obtener de una planta sea ya la tienes previamente.

Para poder obtener los mejores resultados no podemos sembrar dichas semillas en cualquier momento del año. Hay que esperar concretamente a la temporada de otoño. Las semillas pueden crecer en mejores condiciones cuando las temperaturas rondan entre los 13-17 grados. Otra de las consideraciones que se recomienda en cuanto al cuidado de las semillas es que deben ubicarse en bajo la sombra evitando toda luz del sol de forma directa. Una vez hemos sembrado las semillas, debemos conocer cuáles son los cuidados que se necesita para tener la violeta de los Alpes durante todo el año.

Cuidados de la la violeta de los Alpes

cuidar la violeta de los alpes durante todo el año

Vamos a dividir los diferentes cuidados que hacen falta para poder tener la violeta de los Alpes durante todo el año por partes:

Temperatura y riego

La temperatura es uno de los factores fundamentales para que la violenta de los Alpes pueda crecer en buenas condiciones. Se establece como un rango de temperaturas óptimo para esta planta entre los 15 y 20 grados. De esta forma, aunque esta planta tenga cierta tolerancia climas fríos, es una de las pocas que puede llegar a tolerar la nieve y aun así florecer. Su nombre común está asociado a las condiciones climáticas que la planta suele habitar.

En cuanto al riego, hay que tener en cuenta cuando las condiciones ambientales cambian para modificar el patrón de riego. La planta se desarrolla mediante bulbos y es la única forma para poder garantizar la vitalidad de la planta. Hay que regar los bulbos llenando por completo el suelo. Lo ideal es evitar el contacto directo del agua con el bulbo. Lo más recomendable es ubicar la planta en un tiesto y colocar agua en la base de la maceta para que pueda ir utilizando el agua que necesita.

Iluminación y poda

Otro de los cuidados recomendables es que tenga una buena iluminación. Se debe evitar que reciba de manera directa los rayos de sol. Y es que los rayos de sol directo pueden llegar a dañar a las hojas y flores. Si esta cultivada en jardines domésticos es necesario colocarla en un lugar donde tenga bastante luz pero sin que lleguen los rayos de sol de forma directa.

Una de las tareas de mantenimiento más exigentes para la violeta de los Alpes de es la poda. Es uno de los factores fundamentales para poder tener la violeta de los Alpes durante todo el año. Hay que saber cuándo hay que quitar las flores y hojas marchitas. Aquellas que estén en mal estado o en viejas hay que quitarlas. Para poder quitar las partes muertas de forma correcta hay que arrancar cada pieza justo en el punto de inserción ubicado en el bulbo.

Violeta de los Alpes durante todo el año: qué hay que saber

cyclamen persicum

Para tener esta planta creo que es necesario conocer algunas de sus características pues de otra forma podéis caer en cierta ansiedad cuando, llegada la temporada estival, la planta parece caer en la desgracia.

No es eso, simplemente se trata de un período de descanso que podríamos asociar a un estado de hibernación. Una de las características más sobresalientes de esta especies es que permanece en estado durmiente durante la estación cálida y seca para luego brotar cuando comienzan los días más fríos y lluviosos.

Mi Violeta de los Alpes por el momento luce muy bonita sobre la mesa de mi terraza pero dentro de un tiempo tendré que preservarla del calor extremo de verano. Lo mejor en estos casos es apelar a un recurso muy sencillo:
simplemente, dar vuelta la maceta pues como hablamos de una planta bulbosa puede permanecer con vida pero en estado latente durante la estación cálida. En ese período, ni siquiera hace falta regarla, tan sólo ubicarla en un lugar protegido del sol aunque al aire libre y darla vuelta. Un truco muy sencillo que ayudará a su preservación.

Otro dato curioso de la Violeta de los Alpes es que puedes saber cuándo se trata de un ejemplar nuevo con sólo mirar sus flores pues a medida que pasa el tiempo las flores tienden a ser más pequeñas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo mantener la violeta de los Alpes durante todo el año.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *