Diseña tu jardín con un programa gratuito

Cuando hablamos de diseño de jardines es importante que encontremos un método que nos permita aprovechar al máximo, no solo el terreno que tenemos en casa o en el lugar donde queremos tener el jardín, sino también crear un efecto de ampliación, utilizando y manejando de manera correcta algunos elementos y accesorios que forman parte del jardín.

Es importante que tratemos de integrar las paredes, las plantas, los arbustos, en fin, todo lo que influye en el conjunto del jardín para poder generar espacios interconectados e interrelacionados. El propósito del diseño de jardines es crear un multiespacio, que sirva no solo para nuestra recreación y admiración, sino también para reposar y descansar. De igual manera es importante que el jardín que diseñemos exprese nuestra personalidad y la de cada uno de los miembros de nuestra familia.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de diseñar el jardín?

Pero, entonces, ¿qué método podemos elegir para el diseño de nuestro jardín? Existen diferentes métodos con los que podemos trabajar, cada uno de ellos depende del terreno y de los accesorios que tengamos a la mano o aquellos que queramos utilizar. Sin embargo, cualquier método que elijamos debe cumplir con las siguientes reglas:

  • Primero que todo, el jardín debe combinar con las líneas rectas que están alrededor del mismo, y los ángulos que delimitan el lugar.
  • También debemos hacer que los árboles y los arbustos formen parte de este diseño, mientras que el prado o césped debe convertirse en un elemento fundamental y protagonista del jardín.
  • Y por último recuerda que mientras mayor espacio tengas, mayor debe ser la cantidad de árboles y/o palmeras que debes plantar en el jardín.

En pocas palabras, lo más importante al momento de realizar el diseño del jardín, es observar detenidamente el espacio y el sitio donde lo vamos a construir, las características del suelo, los vientos, y la luz y la sombra con la que cuenta. Por lo tanto, el diseño deberá tener un equilibrio entre lo que queremos realizar, y las características del espacio.

¿Cómo diseñar un jardín paso a paso?

Hay muchas plantas que puedes tener en tu jardín

Diseñar un jardín es una experiencia que puede ser muy gratificante. Ver cómo se revitaliza un terreno que durante meses, puede que años, ha estado »abandonado» y/o sin plantas, es muy bonito. Pero esto no es algo que se pueda hacer a la ligera; es decir: para conseguir que haya armonía en el lugar es necesario que se decida qué estilo se le va a dar.

Estilos de jardines

Hay muchísimos: mediterráneo, japonés, francés,… Todos ellos tienen sus propias características, adaptadas a las condiciones del clima y del terreno de sus países de origen. Por ejemplo:

  • Jardín mediterráneo: en él se incluyen plantas que resisten muy bien la sequía, como la lavanda, el romero o el laurel. Asimismo, no pueden faltar los rincones de sombra, proporcionados a menudo por árboles como los acebuches, olivos o incluso cítricos como el naranjo. Más información.
  • Jardín japonés: es un tipo de jardín muy especial, en el que la cultura tradicional del país se une al diseño de los jardines. Cascadas, fuentes, caminos o senderos bordeados con arbustos como arces japoneses, camelias, azaleas, entre otros, son elementos clave de él. Más información.
  • Jardín francés: en él predomina el orden y el control. Las figuras geométricas son una parte esencial, de modo que los caminos, y las plantas que les dan vida han de tener una forma definida. Y hablando de plantas, se incluyen las que son típicamente mediterráneas como el ciprés común, pero también encontrarás frutales como los cítricos y rosales. Más información.
  • Jardín inglés: es el que intenta »incluirse» en la naturaleza del lugar. Es uno en el que no verás elementos artificiales como fuentes o cascadas, solo plantas autóctonas. Más información.

Si se da el caso de que no te convence ningún estilo, siempre puedes crear el tuyo propio. Es lo que yo hice y estoy encantada con el resultado. Eso sí, infórmate bien de las dimensiones que llegan a tener las plantas cuando terminen de crecer y si son capaces de resistir el clima de tu zona, ya que así podrás elegir las especies correctamente.

Ahora que sabes qué estilo le quieres dar, es momento de hacer el borrador. A partir de aquí, el trabajo resultará más sencillo.

Borrador

Hay muchos estilos de jardines

Yo te recomiendo usar cualquier programa gratuito que te mencionamos en este artículo, ya que de esta manera vas a hacerte una idea mucho más clara de cómo se verá tu jardín una vez terminado. Por ejemplo, con SketchUp, te será muy sencillo diseñarlo ya que incluye una galería con muchos objetos listos para usar en tu diseño.

En el borrador se suele incluir lo siguiente:

  • Las distintas zonas que quieres que tenga el jardín: la zona de relax, césped, piscina, rincones de sombra y de sol, rocalla, etc.
  • Árboles y palmeras en sitios muy concretos: al ser las plantas de mayor tamaño que habrá, debes de reservarles áreas donde puedan crecer con normalidad.
  • Arbustos: con ellos puedes crear bonitos setos que te servirán para delimitar caminos, y/o todo el solar por ejemplo.
  • Plantas vivaces y de temporada: lo ideal es combinarlas informándose de en qué época florecen. Así tendrás la oportunidad de tener flores por mucho más tiempo.
  • Plantas de sombra: helechos, cintas, hostas, y demás, darán un toque exótico a esos rincones donde no llega la luz.

Elección de las plantas

Antes de nada, has de saber que lo ideal es que una vez que plantes las plantas en el suelo, no debes de cambiarlas de sitio nunca. ¿Por qué? Porque ninguna planta está físicamente preparada para soportar el trasplante. Algunas lo soportan mejor que otras, pero no es algo que esté en su código genético, porque en cuanto la semilla germina en un sitio es ahí donde crecerá. Por este motivo, la elección de las especies debe ser algo que se haga con premeditación, pensando muy bien dónde vamos a ponerlas, y si van a vivir bien en nuestra zona.

Por ello, aquí tienes un listado con algunas de ellas:

  • Plantas para un jardín mediterráneo: laurel, acebuche, olivo, lavanda, romero, tomillo, datilera, etc. Cualquier planta que resista la sequía y las heladas débiles (hasta los -7ºC) servirá.
  • Plantas para un jardín tropical (húmedo): plataneras, estrelitzias, ensetes, helechos como el Blechnum o Asplenium, palmeras como la Areca, Dypsis, Cyrtostachys, Adonidia o Roystonea, etc.
  • Plantas para un jardín con heladas y nevadas: muchísimos árboles como los robles, castaños, Aesculus, arces; trepadoras como la glicinia o los rosales trepadores; coníferas como las secuoyas o las píceas, etc.

Preparación del terreno

El terreno se ha de preparar antes de plantar las plantas

La tierra ha de estar lista antes de recibir a las plantas. Para ello, has de pasar el motocultor o removerla con una azada para romper la primera capa y dejar al descubierto las piedras que pueda haber justo debajo. Estas se han de quitar, aunque puedes guardarlas y utilizarlas más adelante si quieres, ya que con ellas puedes crear rincones muy bonitos, como una rocalla.

Aparte de la extracción de las piedras, has de abonar el suelo. Echa una capa de unos diez centímetros de mantillo, estiércol o humus de lombriz, y mézclalo con la tierra ayudándote con un rastrillo. Así lo dejarás nivelado, pero ten presente que no hace falta que esté perfecto: si a ti te gusta como queda, estará bien.

También es interesante colocar una malla antihierbas en aquellas zonas donde vayas a cultivar plantas de huerto o crear un bonito parterre. De este modo, no tendrás que preocuparte por las malas hierbas.

(OPCIONAL) Instalación del sistema de riego

Si vas a querer instalar un sistema de riego, por ejemplo para regar la zona destinada a huerto, ahora es el momento ideal para hacerlo. Hay de varios tipos: manguera, regadera, goteo. Lo más recomendable es que si vives en una zona donde llueve poco y/o si tienes que hidratar muchas plantas utilices el goteo, puesto que de esta manera ahorrarás mucha agua.

Pero si la zona a regar es pequeña y además suele llover con frecuencia, una manguera o una regadera seguramente te resulte más útil. De todas formas, si no te termina de convencer el que pongas, siempre estás a tiempo de cambiarlo.

Plantación de las plantas

Y por fin llegamos al paso que llevábamos tiempo esperando llegar: el de plantar las plantas. Cogeremos una, y haremos el agujero de plantación donde queremos que esté, asegurándonos de que va a recibir la luz o la sombra que necesita. Este agujero tiene que ser lo suficientemente grande para que quepa sin problemas como mínimo, pero te recomiendo que sea de un tamaño mayor para que las raíces se encuentren la tierra más ligera, algo que les ayudará a enraizar mejor.

Durante la primavera será el momento más idóneo, pero si tenemos plantas caducifolias se pueden plantar en otoño cuando se hayan quedado sin hojas, o a finales del invierno antes de que broten.

Cuando estén todas plantadas, solo quedará cuidar el jardín, y disfrutarlo.

Fotos de mi jardín

Para finalizar, te adjunto una serie de imágenes de mi jardín. Me gusta mucho combinar, así que tengo plantas originarias de muchas partes del mundo. Por ello, cuando lo visitas te puede dar la impresión de que está basado en el diseño del jardín tropical, pues hay varias plantas con hojas grandes y anchas, pero enseguida te topas con especies de climas templados, lo cual te despista. Y es que no tiene un estilo definido realmente:

Entrada a un jardín

Las adelfas (Nerium oleander) dan la bienvenida. A su lado tienen Cycas revoluta, y al fondo se ven palmeras. Estas son de mis plantas favoritas, así que desde el primer momento quise que fuesen ellas las protagonistas. La pequeña que se ve es un Sabal, y puede llegar a medir 10 metros una vez adulta.

La selección de plantas se ha de hacer con cuidado

Este rincón es el más tropical que tengo: al fondo a la izquierda hay un Ensete ventricosum ‘Maurelli’, a su lado una Euphorbia grantii ‘Rubra’, rosales y una Strelitzia augusta. También, en la esquina inferior izquierda se ven algunas bronelias.

Las palmeras son esenciales en un jardín tropical

Seguimos con las palmeras. Se distinguen dos Syagrus (el de la izquierda es un Syagrus coronata, y el de la izquierda Syagrus romanzoffiana). En primer plano, a la derecha, se ven un Pseudobombax ellipticum, un árbol caducifolio que puede medir hasta 12 metros, y a la izquierda un Prunus cerasifera pissardi, también de hoja caduca.

Hay muchos tipos de estilos de jardines

Esta es otra imagen tomada del mismo lugar de antes, pero desde otro punto. Así, se muestran algunas palmeras más: Phoenix roebellini abajo, Washingtonia filibusta a su lado, algunas Chamaedoreas a la izquierda, un Sabal causarium a la derecha. También se dejan ver algunos arbustos, como el Hibiscus rosa-sinensis que el cual tiene delante dos residentes gatunos del jardín, o un pequeño Pittosporum tobira justo delante de la Euphorbia grantii.

¿Qué te parece?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *